Chicago: una noche de llamas y terror

Chicago: una noche de llamas y terror

Apagar las llamas supuso un auténtico reto para las autoridades de la época y cuando se descubrió la causa principal del fuego, una cierta consternación abatió a la opinión pública.  Parece ser que el incendio fue provocado por una vaca que coceó inadvertidamente una linterna que fue a estrellarse contra la pared de madera de uno de los establos; las llamas se propagaron con gran velocidad debido a que la mayor parte de los edificios de la época habían sido construidos en madera. 

El incendio desencadenó el pánico en la ciudad, hasta tal punto que la gente aterrorizada intentó de todas las formas posibles pasar al otro lado de la metrópolis, el menos afectado. Se habla de una confusión infernal que duró tres días, comparando la potencia del incendio  con otro episodio histórico que inquietó a los habitantes de Moscú en 1812.

De los 300.000 habitantes de Chicago, 90.000 perdieron su casa, se destruyeron cerca de 120 km de carretera y alrededor de 190 km de acera. Además, 17.500 edificios resultaron completamente devastados por las llamas, alcanzando en daños materiales un total de ¡222 millones de dólares!

Chicago fue inmediatamente reconstruida tras el incendio, convirtiéndose así en una de las ciudades más importantes de Estados Unidos: popular y floreciente; pero sin olvidar jamás aquel importante y a la vez dramático pedazo de historia. 

About The Author

Emergency Live

Emergency Live es el único magacín multilingüe dedicado a los trabajadores de primeros auxilios y urgencias. Como tal, representa un canal privilegiado para informar de forma rápida y económica a un gran número de usuarios de interés para las empresas que operan en el sector. Por ejemplo, todas las empresas involucradas en mayor o menor medida en la preparación de vehículos especiales: desde productores de vehículos hasta empresas encargadas de su transformación, pasando por todos los proveedores de instrumentos de auxilio y rescate.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*