Basta con los mitos: 8 remedios caseros que no funcionan

Basta con los mitos: 8 remedios caseros que no funcionan

Desde niños en casa nos han enseñado algunas soluciones caseras para accidentes domésticos o indisposiciones repentinas. Aquí abajo encuentran cuáles son los falsos mitos y la práctica correcta a seguir:

En caso de quemaduras: La respuesta de la abuela ha sido de costumbre aplicar dentífrico en la zona lesionada. Pero atención, se trata de una falsa mejoría perniciosa, pues el dentífrico es abrasivo y por lo tanto agrava la situación. Ni aceite, ni mantequilla, ya que ensucian la herida y empeoran las cicatrices posteriores. Lo mismo sucede con la clara de huevo, pues queda pegada a la piel y dificulta la limpieza de la herida. Es más, con la clara se alimentan las bacterias y facilita las infecciones. ¿Qué hacer? Lo ideal es poner agua fría (no hielo) y cubrir la zona con un pañuelo limpio o mejor, una gasa.En el caso de una quemadura leve, basta un antiinflamatorio tópico. Si hay heridas o ampollas, se debe consultar a un servicio médico.

Para parar la hemorragia nasal: Otra leyenda es echar la cabeza hacia atrás. En este caso, la sangre, en lugar de salir por la nariz, va a la parte posterior de la nariz y hacia la garganta y la boca. Es más, hay que hacer lo contrario, inclinando la cabeza hacia delante presionando la zona lateral del lado de la nariz que sangra, donde termina el hueso y empieza la zona carnosa. Con una presión firme y continua durante diez minutos. Puede ser útil aplicar un poco de frío en la zona, como vasoconstrictor.

En caso de intoxicación se provoca el vómito: así se podría facilitar la eliminación del tóxico, pero no es recomendable. Ante una sustancia ingerida que es corrosiva (lejía, amoniaco, etc.), devolver es contraproducente, pues lesionará la parte alta del tubo digestivo. Si la persona es semiinconsciente se pueden provocar aspiraciones del contenido gástrico hacia las vías respiratorias.

Sujetar a las víctimas de convulsiones: Si se sujeta con fuerza al afectado para evitar los movimientos no controlados de las extremidades, se corre el riesgo de provocar lesiones a quien sufre las convulsiones. Durante la crisis no se debe introducir un objeto en la boca para que no se muerda la lengua, ni administrar medicamentos orales, aunque sean antiepilépticos. ¿Qué hacer? Debemos sujetar con suavidad a la persona evitando que se lesione y amortiguar la cabeza y voltearlo de costado para impedir que, en caso de vómito, éste sea aspirado hacia los pulmones.

En caso de mordedura de serpiente: Desde tiempos remotos la cura es succionar el veneno; en cambio, no hay que tocar demasiado la zona para no provocar lesiones más graves. En la mordedura, además del veneno, se encuentran sustancias que lesionan los tejidos circundantes y así se facilita la propagación del tóxico. Tampoco hay que efectuar cortes y, si se succiona el veneno (medida muy controvertida), debe hacerse con mucho cuidado dado que puede ser peligrosa para quien la realiza, por el riesgo de absorber la toxina. Otra cosa que no se debe hacer son los torniquetes para evitar que el veneno se distribuya, pues esto puede comprometer el riego sanguíneo de la herida y empeorarla. La solución adecuada es presionar de forma suave la herida para que la sangre salga, inmovilizar el miembro afectado para que esté quieto y tranquilo. El ejercicio y la ansiedad aumentan el riego sanguíneo y así el veneno se difunde más rápido. Poner un filete sobre una contusión: su efecto beneficioso se produce sólo por el frío, sin que intervengan los componentes de la carne. Ayuda a aplicar mejor el frío, ya que se adapta mejor a la zona afectada. Orinar sobre la picadura de medusa: nunca se ha demostrado que funcione. En realidad: el agua salada puede sirve para lavar la zona y calmar un poco el escozor. No hay que aplicar agua dulce, pues rompe las células urticariantes y puede provocar una mayor liberación de la toxina. El frío local también atenúa las molestias, pero no se debe aplicarlo directamente. Para desactivar la acción de la toxina se puede usar una solución de vinagre al 50% o amoniaco.

About The Author

Emergency Live

Emergency Live es el único magacín multilingüe dedicado a los trabajadores de primeros auxilios y urgencias. Como tal, representa un canal privilegiado para informar de forma rápida y económica a un gran número de usuarios de interés para las empresas que operan en el sector. Por ejemplo, todas las empresas involucradas en mayor o menor medida en la preparación de vehículos especiales: desde productores de vehículos hasta empresas encargadas de su transformación, pasando por todos los proveedores de instrumentos de auxilio y rescate.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*