Sanidad andaluza en tribunales por el contrato de las ambulancias

Sanidad andaluza en tribunales por el contrato de las ambulancias

(ABC) – A mediados de julio, el Servicio Andaluz de Salud SAS concedió a Ambulancias Tenorio el contrato para el transporte de enfermos en la provincia de Sevilla, que durante una década podrìa traducirse en unos ingresos de 236mln de euros.

Una de las empresas excluidas del megacontrato de ambulancias convocado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) en la provincia de Sevilla, ADEA, que compareció al certamen con SSG, ha decidido presentar una denuncia por prevaricación contra este organismo de la Junta, según aseguró a ABC un portavoz de aquella firma, al considerar que se produjo un cúmulo de irregularidades en la concesión del servicio, del que finalmente resultó ganador la compañía Ambulancias Tenorio. El polémico concurso fue ayer objeto de debate en el Parlamento a raíz de una interpelación del PP a la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

A mediados de julio el SAS falló a favor de Ambulancias Tenorio el contrato para el transporte de enfermos en la provincia de Sevilla, que con sucesivas prórrogas durante una década podría traducirse en unos ingresos de 236 millones de euros. La decisión dejó fuera a Transporte Sanitario Integral de Sevilla (TSIS), formada por ADEA y SSG, que interpusieron los correspondientes recursos de impugnación y de reposición por vía administrativa, con un desenlace que aún no se ha producido.

En cualquier caso, ADEA ha decidido dar un paso más y según señaló ayer a ABC un portavoz de la empresa sus abogados están ultimando una denuncia por un delito de presunta prevaricación, al entender que la decisión del SAS estuvo plagada de irregularidades, todas ellas encaminadas a un presunto trato de favor a la compañía de Ambulancias Tenorio, como fue aceptar como válidos vehículos que no reúnen las condiciones requeridas.

Estas circunstancias centraron ayer el debate protagonizado en el Parlamento por la consejera de Salud y el diputado del PP Rafael Salas, quien aseguró que sobre este «megacontrato» penden una serie de denuncias «privadas y públicas», que exigen «explicaciones al más alto nivel y la máxima transparencia».

La consejera, en una primera intervención, garantizó que el concurso se había realizado con estricto cumplimiento de la ley y «respetando absolutamente los procedimientos y los plazos establecidos». Igualmente, afirmó que Ambulancias Tenorio había formado una unión temporal de empresas (UTE) con una de las excluidas, ADEA, extremo que fue tajantemente desmentido a ABC por el portavoz de esta última.

Según Sánchez Rubio, todas las sesiones de la mesa de contratación se celebraron con carácter público, y se fueron comunicando los resultados de las valoraciones, por lo que «en todo momento» se salvaguardaron los derechos de los licitadores, al tiempo que se respetó por parte del SAS «la igualdad de trato». Finalmente se remitió a los recursos que aún no se han dictaminado para subrayar que si en un momento determinado se produjo algún defecto de forma, se actuará en consecuencia.

Rafael Salas, a continuación, puso en solfa la respuesta de la consejera y manifestó que no se trata de un procedimiento común, porque lo que se ha hecho es otorgar «un monopolio», a partir de una actuación que está plagada «de incertidumbres».

En este sentido, preguntó Salas si es normal que se adjudique el contrato a la empresa que presentó la oferta más cara, por importe de 1,2 millones de euros. A una de las empresas, añadió, no se le puntúa en la flota de ambulancias la tarjeta de transporte porque carece de las mismas, obviándose que no se pueden obtener, por imperativo legal, antes del fallo del certamen. Y también preguntó por qué se puntuó una documentación «solicitada a posteriori» que no está prevista en el pliego de licitación, y si se puede garantizar que todos los vehículos de la empresa ganadora cumplen con la normativa vigente.

Y especialmente, Rafael Salas aludió a un «tráfico de coincidencias», en referencia a una manifestación del sindicato UGT, que meses antes de que se celebrara el concurso admitió en una nota pública que estaba haciendo gestiones con la Consejería, con el distrito central de Sevilla, las gerencias de los hospitales y «por supuesto con los compañeros del PSOE de Sevilla» para que Ambulancias Tenorio se hiciera con el contrato. «Eso es muy grave» y dirigiéndose a la consejera le preguntó si eso se va a investigar.

Y otra coincidencia, apuntó, es que la empresa adjudicataria comprara 90 ambulancias con un riesgo de tres millones de euros «días antes del concurso» y antes de conocerse el pliego de condiciones.

La consejera, a modo de conclusión, indicó que hay que diferenciar entre el SAS, las mesas de contratación y las mesas técnicas, donde hay total «independencia, y yo respondo por la gestión del SAS». Sobre la alusión a UGT, Sánchez Rubio reclamó Rafael Salas que le pida explicaciones al sindicato.

 

Tenorio compró 90 ambulancias días antes de convocarse el concurso del SAS

About The Author

Emergency Live

Emergency Live es el único magacín multilingüe dedicado a los trabajadores de primeros auxilios y urgencias. Como tal, representa un canal privilegiado para informar de forma rápida y económica a un gran número de usuarios de interés para las empresas que operan en el sector. Por ejemplo, todas las empresas involucradas en mayor o menor medida en la preparación de vehículos especiales: desde productores de vehículos hasta empresas encargadas de su transformación, pasando por todos los proveedores de instrumentos de auxilio y rescate.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*