Una experiencia increíble contada por uno de sus protagonistas

Una experiencia increíble contada por uno de sus protagonistas

Rob Kelvey es uno de los socorristas voluntarios de la Royal National Lifeboat Institution, a la que pertenece desde hace tres años. Por primera vez en su vida de socorrista se ha visto en el centro de un evento excepcional, sobre todo por el número de víctimas atendidas.

Un total de 85 personas que participaban en un evento benéfico de natación, organizado en aguas de Southwold (Inglaterra), se encontraron a merced de la alta marea. ¡El equipo de Rob logró poner a salvo a 58!

E.L.: ¿Cuáles son normalmente las condiciones del mar en esta zona de Suffolk?

Rob Kelvey: El Mar del Norte, como todos los mares, puede ser peligroso en cualquier momento del año. Normalmente si las personas que se sumergen no disponen del equipamiento adecuado (chaquetas salvavidas, radio y todo lo necesario en caso de emergencia) están expuestas a un riesgo. Rara vez las aguas en el norte de Europa son «cálidas» y, por tanto, ponen a prueba la energía vital del individuo y su capacidad de resistencia al cansancio, se sabe…

E.L.: ¿Quién informó a la tripulación de que un centenar de personas se encontraban mar adentro, a merced de la alta marea y de las aguas heladas?

Rob Kelvey: Dadas las condiciones del agua ese día, según nuestras observaciones y la información que teníamos, nos dimos cuenta enseguida de que algunos nadadores podrían estar en peligro, incluso de muerte. Por la mañana temprano habíamos hecho prácticas antes de dirigirnos a contemplar el comienzo de la competición en el área norte del muelle. Nuestro nivel de preocupación aumentó cuando la barca principal de los organizadores del evento volcó y nosotros éramos la única fuerza de socorro en escena y disponible para seguir el evento. El retraso en comenzar el evento significaba que se tenía intención de hacer salir a los nadadores con marea baja. Decidimos, por tanto, quedarnos por la zona en caso de que  fueran necesarias tareas de rescate.

E.L.: ¿Cuántos socorristas participaron en la operación?

Rob Kelvey: Al principio los socorristas cualificados en escena eran solo los de nuestro barco, con tres personas a bordo: Paul Barker, Simon Callaghan y yo. Contábamos con los nuevos guardias costeros de la RNLI, 3 personas en su segundo día de servicio. Cuando la situación se convirtió en una emergencia, se unió el helicóptero militar de la RAF’s  Search and Rescue (especializado en rescates). Se unieron, además, los botes salvavidas RNLI de Lowestoft y Aldeburgh, paramédicos, Policía y Guardia Costera. No sé decir con exactitud cuántas personas éramos.

E.L.: ¿Qué vehículos se utilizaron en las operaciones de socorro?

Rob Kelvey: Nuestro barco de rescate Atlantic 75, el Leslie Tranmer y parte de la flota de socorro RNLI que navega por la costa. Por lo que respecta a nuestro barco, fue su última semana de servicio en la estación principal puesto que fue sustituida por la nueva nave Atlantic 85. Aldeburgh envió su barco costero D-class, mientras que Lowestoft envió el Tyne class.

E.L.: ¿Cuántos náufragos se ponían a salvo cada vez?

Rob Kelvey: Nuestra capacidad es de 23 personas, dimos el máximo ese día y logramos poner a salvo a todos.

E.L.: ¿Temió que pudiese suceder algo todavía peor?

Rob Kelvey: Había muchos brazos alzados y se oían los gritos de quienes pedían ayuda. Obviamente, estábamos preocupados por la seguridad de esas personas. Era difícil mantener la calma y al mismo tiempo intervenir en el menor tiempo posible para poner a todos a salvo.

E.L.: ¿Hubo que reanimar a alguien o usar instrumentos de socorro especiales?

Rob Kelvey: Afortunadamente todos los náufragos se mantuvieron lúcidos y conscientes mientras los llevábamos a la barca. Me preocupé por cuatro personas que, una vez conducidas al punto de encuentro en la playa, fueron estabilizadas con mantas y calentadas antes de que la situación empeorase.

E.L.: ¿Cuánto duraron en total las operaciones?

Rob Kelvey: No puedo decirlo con exactitud… Alrededor de 3 o 4 horas en total.

E.L: ¿Cuál es la anécdota más curiosa y dramática que podría contar a nuestros lectores?

Rob Kelvey: Como los náufragos fueron rescatados en aguas profundas, el único modo de acercarlos a la orilla era ayudándolos a nadar hasta llegar a 20 metros de la playa. No era posible acercarse mucho debido a la espuma y algunos obstáculos bajo el agua. Dado que algunos náufragos estaban exhaustos y ateridos, fui elegido para saltar al agua para rescatarlos y eventualmente «atarlos» a mí para que no se hundieran. Había una persona en concreto que se encontraba en grandes apuros y necesitaba una especial atención médica. Fue vital que ambos, tanto la señora como yo mismo, compartiéramos el mismo trabajo, somos profesores. Conseguí mantener su atención pidiéndole que me hablara de sus estudiantes y que aprendiera una lección de la experiencia que estaba viviendo en ese momento para poder contársela una vez terminada. No olvidaré jamás su mirada unas horas más tarde en la ambulancia; sonrió al reconocerme. Me di cuenta enseguida de que se encontraba bien y me quedé tranquilo.

E.L.: ¿Fue esta una experiencia increíble en su vida como socorrista?

Rob Kelvey: ¡Desde luego! Encontrarme 58 personas en apuros y más tarde 58 personas ¡sanas y salvas!, ¿hay algo mejor?

E.L.: ¿Considera que este episodio le ha cambiado la vida?

Rob Kevley: Somos una ciudad pequeña, por lo que es importante que las personas que viven aquí sean las que sostengan los servicios locales; de otra forma, no seríamos una comunidad. Estoy seguro de que unirse a la tripulación del barco de salvamento de RNLI significa echar una mano a Southwold. ¡No me he arrepentido nunca de esta elección y estoy orgulloso de estar al lado de todos aquellos que mejoran la calidad de vida en un lugar tan especial para mí!

E.L.: ¡Gracias por todo, Rob!

About The Author

Emergency Live

Emergency Live es el único magacín multilingüe dedicado a los trabajadores de primeros auxilios y urgencias. Como tal, representa un canal privilegiado para informar de forma rápida y económica a un gran número de usuarios de interés para las empresas que operan en el sector. Por ejemplo, todas las empresas involucradas en mayor o menor medida en la preparación de vehículos especiales: desde productores de vehículos hasta empresas encargadas de su transformación, pasando por todos los proveedores de instrumentos de auxilio y rescate.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*