Alumnos de una escuela rural se intoxicaron por una fumigación desde un avión

Alumnos de una escuela rural se intoxicaron por una fumigación desde un avión

UNO, ARGENTINA – Los alumnos de la escuela rural Nº 44 República Argentina, de Santa Anita (Departamento Uruguay), se intoxicaron este jueves poco después del mediodía cuando una avioneta comenzó a fumigar en un campo aledaño. La directora del establecimiento, Mariela Leiva, hizo la denuncia policial; mientras que desde la seccional Uruguay de Agmer anunciaron que reclamarán a las autoridades la suspensión de las clases para realizar la limpieza correspondiente. Leiva relató a UNO lo sucedido a poco de comenzar las clases este jueves. Dijo que sus alumnos sufrieron vómitos, náuseas, dolor de estómago y otros síntomas que ella también sintió. “Llamé a la Policía y al hospital de Santa Anita, desde donde fueron con una ambulancia para atender a los chicos”, indicó. “Lo que más me aterró fue que mientras la ambulancia estaba en la puerta y el policía estaba subido a la caja de la camioneta haciendo señas desesperado, la avioneta seguía fumigando. Nunca paró. Nos fuimos y seguía”, relató Leiva. Cómo sucedieron los hechos “Me hice presente a la una menos cuarto en el establecimiento, una escuela rural de personal único, a 7 kilómetros de Villa San Marcial y 11 de Santa Anita. Empezamos las actividades y nos dimos cuenta del ruido de una avioneta. No le di importancia pero cuando pasó por tercera vez, salí y vi que estaban fumigando a menos de 100 metros”, reseñó la directora. “En eso cruzó en un tractor un peón rural del campo. Traté de pararlo en buenos términos, para que frenaran todo eso. Pero pasó de largo. De más está decir que la bandera estaba arriba: sabían que había gente en la escuela”, manifestó la docente, quien realizó los pasos previstos para estos casos, comenzando por llamar a la Policía y hacer señas al avión. Cuando regresó al aula ya estaba una nena vomitando. Leiva llamó a su hija, que es médica y trabaja en el hospital de Basavilbaso; le dijo que tratara de tener a los chicos encerrados. Habló luego con la directora del hospital Becher de Santa Anita. A los pocos minutos llegó la ambulancia de esa institución y comenzó a asistir a los chicos. “Como persona, ya no como directora, me aterró que el policía estaba parado en la caja de la camioneta haciéndole señas al avión, la ambulancia en la escuela y el avión seguía fumigando. Siguió hasta que nos fuimos, no paró nunca”, remarcó. En el momento de la fumigación había cinco chicos en la escuela y todos sufrieron al menos algunos de los síntomas típicos de estas intoxicaciones: vómitos, náuseas, dolor en la boca del estómago, enrojecimiento de la vista y la lengua inflamada, con un gusto amargo permanente. Leiva sintió lo mismo. El personal de la Comisaría de Santa Anita informó a la docente que habrían fumigado con un producto insecticida. El campo está arrendado y se realiza allí cultivo de arroz. Desde la Comisión Paren de Fumigar las Escuelas, de Agmer Uruguay, destacaron a la actuación de la directora ante lo sucedido: “Se comunicó enseguida con el sindicato e hizo la denuncia policial”, dijo a UNO Elba Estevez, de esa comisión. “Los chicos se descompusieron y ahora estamos tratando de que se tomen las medidas como se tomaron con el caso la escuela Nº 85 de Arroyo Molino, donde se suspendieron las clases hasta que se lavaron los juegos de jardín”, dijo.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*