Sobrevivir a un terremoto: la teoría del triángulo de la vida

Sobrevivir a un terremoto: la teoría del triángulo de la vida

Informamos del testimonio de Doug Copp, jefe del equipo americano internacional de salvamento (ARTI) y experto de Naciones Unidas en la Atenuación de Catástrofes (UNX051 – UNIENET). Desde 1958 ha trabajado en los desastres más grandes del mundo. A continuación sus palabras, con las que propone una nueva teoría de supervivencia en caso de terremoto.

 

«Dicho en pocas palabras, cuando los edificios se derrumban, el peso de los techos que se desploman sobre objetos y muebles en el interior los aplasta, dejando un espacio o vacío a su lado. Este espacio es lo que yo llamo «el triángulo de la vida». Cuanto más grande es el objeto, cuanto más fuerte, menos se compacta. Cuanto menos se compacta el objeto, más grande es el vacío a su lado y mayor la probabilidad de que la persona que utiliza este vacío para su propia seguridad no resulte herida.

Quien simplemente se agacha, se pone en cuclillas y se repara debajo de algo cuando los edificios se derrumban, resulta aplastado y casi siempre muerto. Siempre, sin excepción. Las personas que buscan reparo debajo de objetos tales como escritorios o automóviles, son aplastadas.

Gatos, perros y niños pequeños se ovillan espontáneamente en posición fetal. Vosotros deberíais hacer lo mismo en caso de terremoto. Es un instinto natural de supervivencia. Podéis sobrevivir en un pequeño espacio vacío. Permaneced cerca de un sofá, de un objeto voluminoso, que se comprima un poco pero que deje un espacio a su lado.

Los edificios de madera son el tipo de construcción más segura en la que os podéis encontrar durante un terremoto. El motivo es simple: la madera es flexible y se mueve junto a la fuerza del terremoto. Si el edificio de madera se derrumba, se crean grandes espacios vacíos de supervivencia. Además, el edificio de madera tiene menos peso concentrado que puede desplomarse.

Si os encontráis en la cama por la noche y tiene lugar un terremoto, simplemente bajad de la cama, sin meteros debajo y permaneced al lado. Un vacío de seguridad existirá alrededor de la cama. Los hoteles pueden obtener un mayor índice de supervivencia en caso de terremoto, simplemente poniendo un aviso detrás de la puerta de cada habitación que indique a los ocupantes que deben tirarse al suelo cerca de la base de la cama durante una sacudida telúrica.

Si tiene lugar un terremoto mientras estáis viendo la televisión y no podéis escapar fácilmente saliendo por una puerta o ventana, tumbaos en el suelo y recogeos en posición fetal cerca de un sofá o de una butaca grande (o un objeto de grandes dimensiones que esté bien sujeto al suelo).

 

No vayáis nunca por las escaleras, que tienen un “momento de frecuencia” distinto (tiemblan en momentos distintos respecto a la parte principal del edificio). Las escaleras y el resto del edificio  baten continuamente el uno contra el otro, hasta que la estructura de las escaleras cede. Las personas que van por las escaleras antes de que se derrumben, pierden la vida en los peldaños. Aunque el inmueble no se derrumbe, manteneos alejados de las escaleras. Las escaleras son la parte del edificio que más se daña. Aunque las escaleras no se desplomen con el terremoto, podrían hacerlo más tarde, cuando se encuentren con sobrecarga debido a las personas que huyen. Su seguridad debería controlarse siempre, incluso cuando el resto del edificio no presente daños.

 

Permaneced cerca de las paredes externas de los edificios. Es mucho mejor estar cerca de la parte exterior de un edificio que de la interior. Cuanto más al interior os encontréis respecto del perímetro del edificio mayores serán las posibilidades de que vuestra vía de escape esté bloqueada.

Las personas en vehículos son aplastadas cuando las carreteras que pasan por encima (puentes y pasos elevados) caen debido a los terremotos y aplastan sus vehículos, que es lo que ocurrió con las vigas que se encontraban en los puntos de paso de la autovía Nimitz. Las víctimas del terremoto de San Francisco se quedaron todas dentro de sus vehículos. Murieron todos. Podrían haber sobrevivido fácilmente saliendo y poniéndose en cuclillas o tumbándose al lado del vehículo. Todos los automóviles aplastados tuvieron vacíos de 1.5 m de altura aproximadamente a su lado, exceptuando los vehículos sobre los que cayeron directamente vigas de carga.

He descubierto, mientras rastreaba en una redacción periodística y otros edificios dentro de los que había mucho papel, que éste no se compacta. Se han encontrado grandes vacíos en torno a pilas de papel».

 

Este es el informe detallado de la entrevista a Doug Copp, a quien agradecemos el tiempo que nos ha concedido y su disponibilidad.

About The Author

Emergency Live

Emergency Live es el único magacín multilingüe dedicado a los trabajadores de primeros auxilios y urgencias. Como tal, representa un canal privilegiado para informar de forma rápida y económica a un gran número de usuarios de interés para las empresas que operan en el sector. Por ejemplo, todas las empresas involucradas en mayor o menor medida en la preparación de vehículos especiales: desde productores de vehículos hasta empresas encargadas de su transformación, pasando por todos los proveedores de instrumentos de auxilio y rescate.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*