Desactivar entre los socorristas: ¿cómo manejar el sentimiento de culpa?

La culpa es un sentimiento humano que hay que analizar y saber gestionar. Para un profesional de la salud o un socorrista de emergencia, sentirse culpable podría ser peligroso para la salud física y mental, y también para los pacientes. ¿Cuál es el papel de la defusión?

También entre los socorristas y los trabajadores de la salud, “la culpa tiene una función. Está ahí para hacerle saber que ha hecho algo que siente que está mal para que pueda decidir hacer mejores cosas en el futuro. Lo que necesitas es la señal, y no dejes que la emoción se apodere de tu vida. Una vez que acepta esto, puede seguir adelante y continuar haciendo cosas buenas y estar satisfecho con su vida ". (Richard Bandler y Owen Fitzpatrick)

Los sentimientos que pueden percibir un socorrista y un trabajador de la salud son diferentes según su personalidad: “víctima” obligada a aceptar turnos masacradores, porque el rumbo de la estructura “depende de mí”; cediendo al chantaje psicológico del paciente (incluso inconscientemente), porque su salvación “depende de mí”.

DEJAR DE ESTAR CONDICIONADO POR LA CULPA, ¿CÓMO HACERLO?

Romper esta dinámica ligada al condicionamiento de la culpa no es un camino fácil, pero es posible. Las realidades a las que se enfrentan los socorristas suelen ser muy difíciles desde un punto de vista emocional.

Un ejemplo entre todos es la recuperación de las víctimas en las grandes emergencias, cuya vista es particularmente difícil, especialmente cuando se trata de niños. Estas intervenciones tienen un fuerte impacto emocional en el trabajador de la salud, quien puede experimentar una gama infinita de emociones que van desde la tristeza hasta la culpa por el sentimiento de haber fallado en la misión.

A menudo, la manifestación de estas emociones se experimenta como poco profesional, los primeros en responder están, de hecho, en una condición paradójica que es "funcionar de manera saludable" en una condición en la que todos los demás pueden "funcionar de manera anormal" (Di Iorio, 2011).

Al respecto, Mitchell y Everly (1996) hablan de incidente crítico definiéndolo como “cualquier situación a la que se enfrenta el personal de emergencias sanitarias, capaz de producir un estrés emocional inusualmente elevado capaz de interferir con las habilidades del operador frente a la escena del incidente. evento e incluso después ”.

LA CULPA, UN RIESGO REAL PARA LOS PERSONAL SANITARIO Y LOS PRIMEROS RESPONDER

Es un riesgo real para las personas que a menudo están en contacto con accidentes, tragedias, muertes, lesiones y pueden causar problemas familiares, pérdida de un trabajo y un gran sufrimiento individual.

No es casualidad que la petición más frecuente de los trabajadores sanitarios y socorristas sea la necesidad de expresar lo que han sentido y sentido, para poder deshacerse de las intensas emociones vividas: dolor, miedo, sentimiento de impotencia, culpa, desorientación , por temor a no poder hacer frente a la situación, tanto por fatiga física como mental.

Feeling impotencia, or culpa está fuertemente ligado a una experiencia de poca efectividad del tratamiento por las repetidas muertes de pacientes, acompañada también de una experiencia del fracaso de su rol profesional, además de miedo y ansiedad.

Estos son los problemas e incomodidades más comunes que manifiestan los trabajadores sanitarios y los socorristas de turno.

DIFUSIÓN CONTRA LA CULPA EN PRIMEROS RESPONDEDORES: ¿EN QUÉ CONSISTE Y QUÉ VENTAJAS PUEDE TRAER?

La técnica más utilizada por un Consejero Profesional de Salud es la de desactivar: actividades orientadas a la expresión y la primera elaboración de experiencias emocionales, pero también a la valorización de los recursos personales y profesionales para afrontar los problemas más impactantes.

El objetivo es ayudar a los operadores antes de que puedan generar agotamiento o trastornos emocionales. (Young, B. et al., 2002)

distender puede considerarse un "Primeros auxilios emocionales“. Con la desactivación se intenta brindar apoyo a través de la escucha activa y el compartir una experiencia común para contrarrestar el aislamiento psicológico, mitigar la culpa, la ansiedad, el desamparo y fomentar un sentimiento de mayor control, tiene una función de contención que partiendo de un nivel cognitivo hacia atrás con las enseñanzas de los operadores sobre técnicas de manejo del estrés.

La importancia de un camino individual y grupal con un Consejero de salud profesional radica en la prevención del abuso de sustancias: el uso de sustancias puede ser una forma de evitar los malos recuerdos, relajarse cuando hay tensión emocional, socializar a pesar de los sentimientos de aislamiento o inseguridad, disfrutar de las actividades a pesar de los sentimientos de insensibilidad o vacío emocional, dormir sin pesadillas o problemas de insomnio.

En la enseñanza de técnicas de relajación: para aumentar la disposición, la energía y la claridad en la toma de decisiones y como una forma de cargarse con regularidad. Contribuyendo a la creación de grupos de autoayuda de supervivientes: que también pueden surgir de forma espontánea, pero a los que se les puede dar consejos y conocimientos especializados.

Brindar asesoramiento a los líderes de equipo y a los profesionales sobre las reacciones al estrés y las estrategias para manejarlas. Facilitar la cohesión del grupo y el apoyo de los compañeros. Brinde oportunidades para la apertura emocional.

Artículo de Letizia Ciabattoni

LEER EL ARTÍCULO ITALIANO

Referencias

Rita Di Iorio, Daniele Biondo, Psicosoccorso, Dall'incidente stradale al terremoto, EDIZIONI Magi, 2011

Maria Teresa Fenoglio “Le emozioni dei soccorritori” en Rivista di Psicologia dell'Emergenza e dell'assistenza umanitaria, n. 4/2010 pág. 47

Orazio De Maria, “Corso Qualificativo per Operatori di Supporto Psicologico in Emergenza” en Notiziario della Marina, Luglio - Agosto 2012, pag. 53

Young, B. (y col.) (2002). L'Assistenza Psicologica nelle Emergenze, Erickson, Trento

 

FUENTE

PNL E 'LIBERTA'

Los comentarios están cerrados.