Argentina: cada vez más gente aprende primeros auxilios

0

El interés por la capacitación en temas de primeros auxilios ha sido potenciado por la sucesión de muertes de algunos deportistas y famosos.

La diferencia entre la vida y la muerte puede deberse a tener una máquina cerca, o al menos una persona entrenada en emergencias, pues así se puede obligar al corazón a seguir bombeando.

Con esta perspectiva, este año se duplicó la cantidad de personas que hacen cursos de primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar (RCP). Incluso en las empresas que comercializan desfibriladores aseguran que sus ventas crecieron notablemente con respecto al año pasado.

La prevención y el miedo a sufrir un episodio potencian el mercado. Por ejemplo, cuando sufre muerte súbita un famoso, crece el interés en los desfibriladores.

La semana pasada un joven de 26 años murió haciendo crossfit en un gimnasio de Recoleta. Este hecho desencadenó el debate: si hubiera tenido acceso inmediato al desfibrilador, tal vez habría podido salvarse…

Las estadísticas del Ministerio de Salud y la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) resaltan la importancia de la “cardioprotección”. En Argentina hay 30 mil casos de muerte súbita al año, de los cuáles arriban con vida al hospital sólo el 5%.

Muchas personas podrían salvar su vida si tuvieran un desfibrilador en los primeros 5 minutos de la urgencia. Pero las ambulancias demoran al menos 15 minutos, lo cual deja menos chances al paciente de resistir luego de la fibrilación ventricular, pues se pierde un 10% de chances de sobrevivir por cada minuto perdido.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.