Todo el chequeo de las operaciones en ambulancia

0

El rescate y transporte de pacientes enfermos y lesionados se compone de muchísimos pequeños detalles que conductores, técnicos y personal médico llevan a cabo diariamente.

Una presentación que reúna todas estas operaciones inherentes a la actividad de socorro y transporte de personas nos ayuda a mantener frescos nuestros conocimientos y enseña a quien está recién entrando en este mundo la importancia de cada paso.

Lo ideal es comenzar a hacer este chequeo desde cuando se responde al teléfono a una llamada de emergencia, a fin de estar seguros que tenemos todos los detalles necesarios. Esto se demuestra fundamental para la elección del equipo médico necesario.

Será una labor del TUM-B haber preparado con anticipación el material necesario (no sólo médico), pues toda ambulancia debería estar equipada con  al menos un operador TUM-B, aunque si también se recomiendan dos.

En la fase de llegada al lugar del hecho será importante hacer un análisis veloz a fin de determinar si hay riesgos para la seguridad, si se necesitan unidades adicionales, el mecanismo de la lesión o el tipo de enfermedad.

Otras fases no menos importantes serán: la conducción de la ambulancia, la transferencia, el transporte –terrestre o aéreo– y la entrega del paciente al cuerpo médico del centro asistencial. Cada una de ellas encierran otras actividades esenciales a una buena labor.

Encuentra aquí la presentación completa:

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.