¿El paciente se queja de calambres abdominales a los que se pueden asociar patologías?

Los calambres abdominales son dolores que pueden aparecer en la región entre el pecho y la ingle. Si son frecuentes, duran mucho tiempo o se asocian con fiebre.

En otros casos, son síntoma de trastornos menos graves, como la acumulación de gases en el sistema digestivo.

¿Qué enfermedades se pueden asociar con los calambres abdominales?

Las siguientes enfermedades pueden estar asociadas con calambres abdominales:

  • Alergia a la comida
  • Angina abdominal
  • Apendicitis
  • Botulismo
  • Cáncer de colon
  • Enfermedad celíaca
  • Colitis
  • La colitis ulcerosa
  • diverticulitis
  • La endometriosis
  • Fibrosis quística
  • Gastroenteritis
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancias alimentarias
  • Intoxicación por monóxido de carbono
  • Obstrucción intestinal
  • peritonitis
  • Pólipos intestinales
  • Salmonella
  • Síndrome del intestino irritable

Tenga en cuenta que esta no es una lista exhaustiva y que siempre es mejor consultar a su médico si sus síntomas persisten.

¿Cuáles son los remedios para los calambres abdominales?

Si los calambres abdominales aparecen después de las comidas y se localizan en la parte superior del abdomen, puede ser útil tomar antiácidos, mientras que se deben evitar los alimentos muy grasos, los fritos, los derivados del tomate, la cafeína, el alcohol y las bebidas carbonatadas.

Si el dolor está asociado con náuseas o vómitos, evite los alimentos sólidos durante unas horas, beba en pequeños sorbos y reintroduzca los alimentos, comenzando con alimentos como arroz hervido y galletas saladas.

Deben evitarse los productos lácteos.

En general, puede ayudar beber mucho, aumentar la frecuencia de las comidas reduciendo la cantidad, limitar el consumo de alimentos y bebidas que favorezcan la producción de gases, llevar una dieta equilibrada rica en fibra y hacer ejercicio de forma regular.

Con calambres abdominales, ¿cuándo debe consultar a su médico?

Deberías consultar a tu médico

  • si los calambres abdominales persisten durante más de una semana
  • si el dolor no mejora en 24-48 horas
  • si el dolor empeora o se asocia con náuseas o vómitos
  • si los calambres están asociados con ardor al orinar, fiebre, diarrea durante más de 5 días, pérdida prolongada del apetito, sangrado vaginal, pérdida de peso inexplicable, hinchazón que dura más de dos días

Sin embargo, es mejor acudir a la sala de emergencias si:

  • someterse a tratamiento contra el cáncer
  • no puede hacer sus necesidades, especialmente si está vomitando al mismo tiempo
  • hay dolor en el pecho, cuello o hombros
  • el dolor abdominal es repentino y agudo
  • el dolor se concentra entre los omóplatos y se asocia con náuseas
  • tienes dificultad para respirar
  • su barriga es sensible al tacto o apretada y dura, y
  • ha sufrido un traumatismo abdominal
  • estás embarazada

Lea también:

Cólico biliar: cómo reconocerlo y tratarlo

Acumulación de líquido en la cavidad peritoneal: posibles causas y síntomas de la ascitis

Fuente:

Humanitas

Puede que también te guste