España: las ambulancias irregulares sí trabajaban en Urgencias

0

(FARO DE VIGO) – El sindicato CIG estudia denunciar ante los tribunales a BDM, propietaria de las dos ambulancias denunciadas por la Policía Local de Pontevedra por presentar graves problemas técnico-sanitarios, y una de las cuales fue interceptada cuando salió de Meis con un paciente hacia un centro terapéutico de la capital provincial.

La agrupación sindical ha sacado a la luz documentación que según ellos acredita que la empresarealiza servicios de Urgencias para la compañía de seguros médicos Adeslas. Días atrás, la mutua ya descartaba cualquier actuación con respecto a BDM y recalcaban que nunca había realizado servicios de urgencia para ninguno de sus pacientes.

El sindicalista Xabier Aboi desmintió las declaraciones que sostenían desde Adeslas y afirmó que sí se realizan servicios a los centros de Urgencias de distintos centros de la provincia. El representante de CIG-Pontevedra, mostró documentos de partes médicos sellados sobre la actividad de BDM. Durante el 2014 aun realizó servicios, aunque Aboi reconoce que desde que se realizó la citada denuncia de la Policía Local no tienen constancia de que se hayan repetido.

Desde entonces, BDM sí sigue trabajando para Adeslas, pero no con las dos ambulancias denunciadas. Por ello, contrataron recientemente el alquiler de otros vehículos. De hecho, Aboi incluso refiere algún traslado a un centro de rehabilitación realizado con furgonetas o con un vehículo monovolumen particular.

El representante sindical anunció que los servicios jurídicos del sindicato están estudiando la posibilidad de denunciar jurídicamente a la empresa por presuntos delitos contra la salud pública y de falsedad documental, ya que las dos ambulancias que pararon y revisaron aparecían catalogadas como furgonetas para uso particular.

Según denuncian los sindicalistas, las ambulancias tampoco tenían el libro de Inspección Técnico Sanitario y el libro de reclamaciones era una copia que correspondía a otro vehículo. Además, tenían una larga lista de medicamentos y agujas caducados. “Los utensilios y fármacos parecían más propios de un yonki que de una ambulancia”, ironizó Aboi. En ese sentido, mostró contrariedad por la actitud de la Consellería de Sanidade de la Xunta, quien según él no ha actuado para poner freno a estas presuntas anomalías.

 

LEER: FALSAS AMBULANCIAS CONFISCADO EN PONTEVEDRA

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.