Obligación de mejorar las bases de ambulancias en Pontevedra y Marín

0

La Inspección de Trabajo se ha pronunciado ya sobre las denuncias presentadas por el comité de empresa de Transa acerca de las condiciones en las que se encuentran las bases del servicio de ambulancias del 061 en Pontevedra, Marín y Bueu. El dictamen de la inspección avala las quejas de los trabajadores y concede a la empresa 20 días para resolver las deficiencias detectadas o incluso cambiar la ubicación de las sedes.

Esta resolución llega cuando el conflicto laboral que se prolonga desde finales del año pasado está en vías de resolución. El anterior propietario de Transa, Benito Mirazo, vendió la empresa a mediados de marzo a Ambulancias del Salnés, un cambio que ha propiciado una vía de entendimiento entre los trabajadores y los nuevos propietarios. El pasado jueves las dos partes mantuvieron una nueva reunión en la que los responsables de la compañía solicitaron más tiempo para subsanar las deficiencias detectadas. El presidente del comité de empresa, Alfonso Boullosa, se mostró comprensivo con esa petición y a la vista de la “buena predisposición” de la parte empresarial adelantó que los trabajadores no pondrán impedimentos.

 

READMORE AT FarodeVigo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.