Socorrista de dieciséis años salva a cuatro personas en una tarde en Auckland

0

Un socorrista de dieciséis años salva a cuatro personas en peligro. Sucedió en Hot Water Beach, cerca de Auckland, en Nueva Zelanda. James Lee, socorrista de tan solo 16 años, fue el protagonista de un día perfecto, llevando hasta la orilla a cuatro bañistas en tres intervenciones distintas. La playa, caracterizada por manantiales de agua caliente en la orilla, es muy apreciada por la gente local, a pesar de ser una de las más peligrosas del país: en la estación 2012-2013, se produjeron 79 intervenciones de salvamento marítimo.

«Sigo pensando en aquellas personas, que seguramente se habrían ahogado sin mi intervención» recuerda James, recorriendo los instantes de aquella tarde. En la primera acción de salvamento, el joven ayudó a dos niños de 9 y 11 años, aspirados por las corrientes de los rompeolas: sin el auxilio de ningún instrumento de salvamento, el socorrista tuvo que afrontar el pánico de los niños, trasladados posteriormente a la orilla con la ayuda de algunos surfistas. Tan solo 20 minutos más tarde, otro bañista en peligro, empujado por una fuerte corriente mar adentro: James consigue alanzarlo y salvarlo justo a tiempo para volver al agua y trasladar a la orilla a un veinteañero víctima de la misma corriente. «Apenas llegué a la orilla me di cuenta de que teníamos que cerrar la playa; las condiciones eran demasiado peligrosas. Fue un subidón de adrenalina, fueron momentos indescriptibles».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.