La amenaza de megaincendios en Canarias

Megaincendios forestales: cómo proteger a España de esta amenaza

Los científicos han lanzado un aviso apocalíptico sobre el futuro de los incendios forestales en España, especialmente en Canarias, donde se vislumbra la posibilidad de megaincendios que podrían devastar varias islas a la vez. Esta creciente amenaza plantea la necesidad de cambiar profundamente el modelo territorial y aumentar la conciencia social sobre la importancia de proteger nuestros ecosistemas.

La alarma dada por los profesionales

En un reciente manifiesto, más de 5,000 profesionales canarios, entre forestales, ingenieros agrónomos, veterinarios, agricultores y ganaderos, alertaron de la crítica situación en la que se encuentra Canarias. Este territorio se ha convertido en un polvorín, con el riesgo inminente de megaincendios que podrían afectar a islas densamente pobladas como Gran Canaria, Tenerife y La Palma.

La evolución de esta amenaza es evidente: en agosto de 2019, un incendio de 9,500 hectáreas amenazó directamente la vida y los hogares de más de 9,000 personas en Gran Canaria. Actualmente, un incendio en Tenerife ha quemado casi 15,000 hectáreas y ha puesto en peligro a más de 12,000 personas. Sin embargo, los expertos advierten que lo peor está por llegar si no se toman medidas rápidas y eficaces.

El cartel señala que las condiciones meteorológicas podrían haber sido aún más adversas, con vientos más fuertes y una propagación más rápida. Además, la posibilidad de tener que hacer frente a varios incendios simultáneos, no sólo en Tenerife sino también en otras islas o a nivel estatal, es un escenario plausible que podría desbordar los recursos disponibles.

Incendios forestales: un problema global

Este problema no es exclusivo de las Islas Canarias; experiencias en otros países como Estados Unidos, Canadá e Grecia muestran que el patrón territorial y las condiciones climáticas favorables están creando un cóctel explosivo para incendios forestales a gran escala.

Para afrontar eficazmente esta amenaza, los expertos proponen un cambio de modelo espacial. En lugar de centrarse en añadir más recursos, como helicópteros y aviones, abogan por la creación de paisajes en mosaico, en los que se entrelazan diferentes usos del suelo. Estos paisajes limitan la acumulación de combustible vegetal y promueven la agricultura y la ganadería extensivas como parte de la solución.

No basta con introducir en el paisaje estructuras menos combustibles; Es crucial promover modelos de producción regenerativos que fomenten la biodiversidad y ayuden a los ecosistemas naturales a adaptarse al cambio climático.

El pasado mes de junio se presentó la 'Declaración sobre la Gestión de los Grandes Incendios Forestales en España', firmada por 400 personas e instituciones. Esta declaración enfatiza la necesidad de centrarse en la prevención y gestión del riesgo de incendios más que en su extinción.

Sugiere gestionar al menos el 1 por ciento de la superficie forestal nacional anualmente para preparar el territorio ante la amenaza de grandes incendios forestales. Esto requeriría una inversión significativa, pero es esencial para crear paisajes resilientes y resilientes.

En definitiva, la amenaza de megaincendios en España, especialmente en Canarias, es una realidad cada vez más apremiante. Los científicos han advertido que lo peor está por llegar y que se necesitan cambios profundos en el modelo territorial y medidas preventivas efectivas para proteger nuestros ecosistemas y comunidades de esta creciente amenaza. Corresponde a la sociedad en su conjunto afrontar este desafío y proteger el futuro de nuestro país.

Fuente

El periodico

Quizás te interese