Lucha mundial contra las enfermedades tropicales: 777 millones de dólares prometidos en la COP28

Compromiso financiero significativo para abordar los desafíos de salud relacionados con el clima

Movilización de fondos en la COP28

Durante los COP28 de las Naciones Unidas cumbre celebrada en Dubai, la Emiratos Árabes Unidos y varias organizaciones caritativas anunció una financiación total de 777 millones de dólares para la erradicación de enfermedades tropicales desatendidas Se espera que aumente con el calentamiento global. Estas enfermedades, incluidas la ceguera de los ríos y la enfermedad del sueño endémicas de África, se propagan a través de gusanos y moscas parásitos y es probable que proliferen en un mundo más cálido. Esta financiación tiene como objetivo combatir el empeoramiento de estas afecciones y proporcionar soluciones de tratamiento y prevención más eficaces.

Riesgos para la salud relacionados con el clima

Enfermedades tropicales no son la única preocupación en relación con cambio climático. Otros riesgos para la salud asociados con el clima, como desnutrición, malaria, diarrea y estrés por calor, empeorarán con el aumento de las temperaturas globales. Estos problemas son particularmente graves en países en desarrollo, donde los riesgos para la salud relacionados con el clima son extremadamente altos. El Banco Mundial ha iniciado un programa para explorar posibles medidas de apoyo a la salud pública en estos países, subrayando la urgencia de una intervención coordinada y global para mitigar el impacto del cambio climático en la salud humana.

Compromiso y cooperación internacional

Mas de 120 países han firmado una declaración en la COP28, reconociendo su responsabilidad de mantener a las personas seguras en un mundo en calentamiento. Este compromiso internacional refleja una creciente conciencia de la necesidad de abordar no sólo las causas del cambio climático sino también sus impactos en la salud humana. El acuerdo representa un paso significativo hacia una acción global más decisiva. para combatir los riesgos para la salud derivados del cambio climático. La cooperación internacional en esta área es crucial para garantizar que los recursos y el conocimiento se compartan de manera efectiva para proteger a las comunidades más vulnerables.

Desafíos y Perspectivas de Futuro

A pesar de la generosa financiación prometida, la lucha contra las enfermedades desatendidas Enfermedades tropicales y otros riesgos para la salud relacionados con el clima sigue siendo una tarea de enormes proporciones. Muchas de estas cuestiones requieren un enfoque holístico que vaya más allá de la mera financiación. Fortalecer los sistemas de salud, mejorar el acceso a la atención médica y educar y capacitar a la población local son aspectos críticos a considerar. Además, adaptarse al cambio climático y Estrategias de mitigación deben integrarse en los planes de desarrollo nacionales y regionales. El viaje hacia un futuro más saludable requiere una visión a largo plazo, un compromiso constante y la colaboración entre los gobiernos, las organizaciones internacionales, el sector privado y la sociedad civil.

Fuente

Reuters

Quizás te interese