Salud y Seguridad

Regla ABC, ABCD y ABCDE en medicina de urgencias: lo que debe hacer el socorrista

La “regla ABC” o simplemente “ABC” en medicina indica una técnica mnemotécnica que recuerda a los reanimadores en general (no solo a los médicos) las tres fases esenciales y salvadoras en la evaluación y tratamiento del paciente, especialmente si está inconsciente, en el fases preliminares del Soporte Vital Básico

El acrónimo ABC es, de hecho, un acrónimo de tres términos en inglés:

  • vía aérea: vía aérea;
  • respiración: aliento;
  • circulación: circulación.

La permeabilidad de las vías respiratorias (es decir, el hecho de que las vías respiratorias estén libres de obstrucciones que puedan impedir el flujo de aire), la presencia de respiración y la presencia de circulación sanguínea son, de hecho, tres componentes vitales para la supervivencia del paciente.

La regla ABC es especialmente útil para recordar al socorrista las prioridades para estabilizar al paciente.

Por lo tanto, la permeabilidad de las vías respiratorias, la presencia de respiración y la circulación deben verificarse y, si es necesario, restablecerse en este orden preciso, de lo contrario, las maniobras posteriores serán menos efectivas.

En términos simples, el rescatista que proporciona primeros auxilios a un paciente debe:

  • Primero verifique que las vías respiratorias estén despejadas (particularmente si el paciente está inconsciente);
  • Luego verifique si la víctima está respirando;
  • luego verifique la circulación, por ejemplo, el pulso radial o carotídeo.

La fórmula 'clásica' de la regla ABC está dirigida principalmente a los socorristas en general, es decir, a aquellos que no son personal médico.

La fórmula ABC, como la AVPU escala y la maniobra GAS, debe ser conocida por todos y enseñada desde la escuela primaria.

Para los profesionales (médicos, enfermeros y paramédicos) se han ideado fórmulas más complejas, denominadas ABCD y ABCDE, que son las más utilizadas en el ámbito sanitario por socorristas, enfermeros y médicos.

En algunos casos se utilizan fórmulas aún más completas, como ABCDEF o ABCDEFG o ABCDEFGH o ABCDEFGHI.

ABC es más 'importante' que el dispositivo de extracción KED

En caso de accidente de tráfico con accidentado en el vehículo, lo primero que se debe hacer es comprobar las vías respiratorias, la respiración y la circulación, y sólo entonces se le puede colocar al accidentado un cuello abrazadera y KED (a menos que la situación requiera una extracción rápida, por ejemplo, si no hay llamas intensas en el vehículo).

Antes del ABC: seguridad y estado de conciencia

Lo primero que se debe hacer tras comprobar si la víctima se encuentra en un lugar seguro en una emergencia médica es comprobar el estado de conciencia del paciente: si está consciente, se evita el riesgo de parada respiratoria y cardiaca.

Para comprobar si la víctima está consciente o no, simplemente acérquese a ella desde el lado hacia el que dirige su mirada; nunca llame a la persona porque si hay un traumatismo en la columna cervical el movimiento brusco de la cabeza podría incluso ser fatal.

Si la víctima responde es recomendable presentarse e indagar sobre su estado de salud; si reacciona pero no puede hablar, pídale un apretón de manos al rescatista. Si no hay respuesta, se debe aplicar un estímulo doloroso a la víctima, típicamente un pellizco en el párpado superior.

La víctima puede reaccionar tratando de escapar del dolor pero permanecer en un estado casi dormido, sin responder ni abrir los ojos: en este caso la persona está inconsciente pero tanto la respiración como la actividad cardíaca están presentes.

Para evaluar el estado de conciencia se puede utilizar la escala AVPU.

Antes de ABC: posición de seguridad

En ausencia de cualquier reacción, y por lo tanto de inconsciencia, el cuerpo del paciente debe colocarse en decúbito supino (boca arriba) sobre una superficie rígida, preferiblemente en el piso; la cabeza y las extremidades deben estar alineadas con el cuerpo.

Para ello, muchas veces es necesario mover a la víctima y hacer que realice diversos movimientos musculares, que deben realizarse con precaución y sólo si es de vital necesidad, en caso de traumatismo o sospecha de traumatismo.

En algunos casos es necesario colocar a la persona en posición lateral de seguridad.

Se debe tener mucho cuidado en el manejo del cuerpo en caso de cabeza, cuello y espinal lesiones de la médula: en caso de lesiones en estas áreas, mover al paciente solo puede empeorar la situación y causar daños irreversibles en el cerebro y/o la médula espinal (por ejemplo, parálisis total del cuerpo si la lesión es a nivel cervical).

En tales casos, a menos que sepa lo que está haciendo, es mejor dejar a la víctima en la posición en la que se encuentra (a menos, por supuesto, que se encuentre en un entorno totalmente inseguro, como una sala en llamas).

El tórax debe estar descubierto y se deben quitar las ataduras, ya que pueden obstruir las vías respiratorias.

La ropa a menudo se corta con un par de tijeras (las llamadas tijeras de Robin) para ahorrar tiempo.

La “A” del ABC: permeabilidad de la vía aérea en el paciente inconsciente

El mayor peligro para una persona inconsciente es la obstrucción de las vías respiratorias: la propia lengua, debido a la pérdida de tono de los músculos, puede caer hacia atrás e impedir la respiración.

La primera maniobra a realizar es una modesta extensión de la cabeza: se coloca una mano en la frente y dos dedos debajo de la protuberancia del mentón, llevando la cabeza hacia atrás levantando el mentón.

La maniobra de extensión lleva el cuello más allá de su extensión normal: la acción, si bien no tiene por qué ser violenta, debe ser efectiva.

En caso de sospecha de trauma cervical, la maniobra debe evitarse como cualquier otro movimiento del paciente: en este caso, de hecho, solo debe realizarse si es absolutamente necesario (en el caso de un paciente en paro respiratorio, por ejemplo), y sólo debe ser parcial, para evitar incluso daños muy graves e irreversibles a la columna vertebral y por tanto a la médula espinal.

Los socorristas y los servicios de emergencia utilizan dispositivos como cánulas orofaríngeas o maniobras delicadas como la subluxación de la mandíbula o la intubación para mantener abiertas las vías respiratorias.

A continuación, se debe inspeccionar la cavidad oral utilizando la "maniobra de bolsa" que se realiza girando el índice y el pulgar juntos.

Si hay objetos presentes que obstruyen las vías respiratorias (por ejemplo, dentaduras postizas), deben retirarse con la mano o con pinzas, teniendo cuidado de no empujar más el cuerpo extraño.

Si hay agua u otro líquido presente, como en el caso de ahogamiento, emesis o sangrado, la cabeza de la víctima debe inclinarse hacia un lado para permitir que escape el líquido.

Si se sospecha traumatismo, se debe rotar todo el cuerpo con la ayuda de varias personas para mantener la columna en el eje.

Las herramientas útiles para limpiar líquidos pueden ser pañuelos o toallitas, o mejor aún, un portátil unidad de succión.

“A” Permeabilidad de la vía aérea en el paciente consciente

Si el paciente está consciente, los signos de obstrucción de las vías respiratorias pueden ser movimientos torácicos asimétricos, dificultad para respirar, lesión en la garganta, ruidos respiratorios y cianosis.

La “B” del ABC: Respiración en el paciente inconsciente

Después de la fase de permeabilidad de las vías respiratorias, es necesario comprobar si la víctima respira.

Para verificar la respiración en el inconsciente, puede usar la "maniobra GAS", que significa "mirar, escuchar, sentir".

Esto implica 'mirar' al tórax, es decir, comprobar durante 2 o 3 segundos si el tórax se está expandiendo.

Hay que tener cuidado de no confundir los jadeos y gorgoteos que se emiten en caso de parada cardiaca (respiración agónica) con la respiración normal, por lo que es recomendable considerar la ausencia de respiración si la víctima no respira con normalidad.

Si no hay signos respiratorios, será necesario administrar respiración artificial por vía oral o con la ayuda de protectores. equipo (máscara de bolsillo, pantalla facial, etc.) o, para los rescatistas, un globo autoexpandible (AMBU).

Si hay respiración, también se debe anotar si la frecuencia respiratoria es normal, aumentada o disminuida.

“B” Respiración en el paciente consciente

Si el paciente está consciente, no es necesario verificar la respiración, pero se debe realizar el OPACS (Observar, Palpar, Escuchar, Contar, Saturación).

El OPACS se usa principalmente para verificar la 'calidad' de la respiración (que ciertamente está presente si el sujeto está consciente), mientras que el GAS se usa principalmente para verificar si el sujeto inconsciente está respirando o no.

A continuación, el socorrista deberá evaluar si el tórax se expande correctamente, sentir si hay deformidades mediante una ligera palpación del tórax, escuchar los ruidos respiratorios (estertores, silbidos…), contar la frecuencia respiratoria y medir la saturación con un aparato llamado un medidor de saturación.

También debe tener en cuenta si la frecuencia respiratoria es normal, aumentada o disminuida.

“C” en ABC: Circulación en el paciente inconsciente

Compruebe si hay pulso carotídeo (cuello) o radial.

Si no hay respiración ni latidos, comuníquese inmediatamente con el número de emergencias y avise que se trata de un paciente en paro cardiopulmonar y comience la RCP lo antes posible.

En algunas formulaciones, C ha tomado el significado de Compresión, refiriéndose a la necesidad vital de realizar inmediatamente un masaje cardíaco (parte de la reanimación cardiopulmonar) en caso de disnea.

En el caso de un paciente traumatizado, antes de evaluar la presencia y la calidad de la circulación, es necesario prestar atención a las hemorragias importantes: la pérdida abundante de sangre es peligrosa para el paciente y haría inútil cualquier intento de reanimación.

Circulación “C” en el paciente consciente

Si el paciente está consciente, el pulso a evaluar será preferentemente el radial, ya que la búsqueda de la carótida puede causar mayor preocupación a la víctima.

En este caso, la valoración del pulso no será para comprobar la presencia de pulso (que se puede dar por descontado dado que el paciente está consciente) sino principalmente para valorar su frecuencia (bradicardia o taquicardia), regularidad y calidad (“plena ” o “débil/flexible”).

Soporte avanzado de reanimación cardiovascular

El soporte vital cardiovascular avanzado (ACLS, por sus siglas en inglés) es un conjunto de procedimientos médicos, pautas y protocolos adoptados por el personal médico, de enfermería y paramédico para prevenir o tratar el paro cardíaco o mejorar el resultado en situaciones de retorno a la circulación espontánea (ROSC).

La variable 'D' en ABCD: Discapacidad

La letra D indica la necesidad de establecer el estado neurológico del paciente: los reanimadores utilizan la escala sencilla y directa AVPU, mientras que los médicos y enfermeras utilizan la Escala de Coma de Glasgow (también llamado GCS).

El acrónimo AVPU significa Alerta, Verbal, Dolor, Insensible. Alerta significa paciente consciente y lúcido; verbal significa un paciente semiconsciente que reacciona a los estímulos vocales con susurros o caricias; dolor significa un paciente que reacciona solo a estímulos dolorosos; insensible significa un paciente inconsciente que no responde a ningún tipo de estímulo.

A medida que pasa de A (alerta) a U (no responde), el estado de gravedad aumenta.

¿RADIO DE SALVADORES EN EL MUNDO? VISITE LA CABINA DE RADIO DE EMS EN LA EXPO DE EMERGENCIA

Desfibrilador “D”

Según otras fórmulas, la letra D es un recordatorio de que desfibrilación es necesario en caso de paro cardíaco: los signos de fibrilación sin pulso (FV) o taquicardia ventricular (TV) serán los mismos que los de un paro cardíaco.

Los rescatistas experimentados usarán un desfibrilador semiautomático, mientras que los profesionales de la salud capacitados usarán uno manual.

Aunque la fibrilación y la taquicardia ventricular representan el 80-90 % de todos los casos de paro cardíaco[1] y la FV es la principal causa de muerte (75-80 %[2]), es importante evaluar correctamente cuándo es realmente necesaria la desfibrilación; los desfibriladores semiautomáticos no permiten la descarga si el paciente no tiene FV o TV sin pulso (debido a otras arritmias o asistolia), mientras que la desfibrilación manual, que es prerrogativa de los profesionales de la salud capacitados, puede forzarse después de leer el ECG.

“D” Otros significados

La letra D también se puede utilizar como recordatorio:

Definición de ritmo cardiaco: si el paciente no está en fibrilación ventricular ni en taquicardia (y por tanto no está desfibrilado), mediante la lectura del ECG se debe identificar el ritmo que provocó la parada cardiaca (posible asistolia o actividad eléctrica sin pulso).

Fármacos: tratamiento farmacológico del paciente, típicamente a través de un acceso venoso (procedimiento médico/de enfermería).

¿FORMACIÓN EN PRIMEROS AUXILIOS? VISITE EL STAND DE DMC DINAS MEDICAL CONSULTANTS EN EMERGENCIA EXPO

Exposición “E”

Una vez estabilizadas las funciones vitales, se realiza un análisis más profundo de la situación, preguntando al paciente (o familiares, si no son fiables o capaces de responder) si tiene alergias u otras enfermedades, si está bajo medicación y si alguna vez han tenido eventos similares.

Para recordar mnemotécnicamente todas las preguntas anamnésicas que deben hacerse en los momentos a menudo frenéticos del rescate, los rescatistas suelen utilizar el acrónimo AMPIA o el acrónimo SAMPLE.

Especialmente en el caso de eventos traumáticos, por lo tanto, es necesario verificar si el paciente ha sufrido lesiones más o menos graves, incluso en áreas del cuerpo que no son visibles de inmediato.

Se debe desvestir al paciente (cortando la ropa si es necesario) y se debe realizar una valoración de pies a cabeza, comprobando si existen fracturas, heridas o sangrados menores u ocultos (hematomas).

Tras la valoración de pies a cabeza se cubre al paciente con una manta isotérmica para evitar una posible hipotermia.

¿COLLARINES CERVICALES, KEDS Y AYUDAS PARA LA INMOVILIZACIÓN DEL PACIENTE? VISITE EL STAND DE SPENCER EN LA EXPO DE EMERGENCIA

“E” Otros significados

La letra E al final de las letras anteriores (ABCDE) también puede ser un recordatorio:

  • Electrocardiograma (ECG): seguimiento del paciente.
  • Medio ambiente: Solo en este momento el socorrista puede estar preocupado por fenómenos ambientales menores, como el frío o las precipitaciones.
  • Escape de aire: Compruebe si hay heridas en el pecho que hayan perforado los pulmones y puedan provocar un colapso pulmonar.

“F” Varios significados

La letra F al final de las letras precedentes (ABCDEF) puede significar:

Feto (en países de habla inglesa fundus): si la paciente es mujer, hay que saber si está embarazada o no, y en caso afirmativo en qué mes de gestación.

Familia (en Francia): los rescatistas deben recordar ayudar a los miembros de la familia tanto como sea posible, ya que pueden brindar información de salud importante para la atención posterior, como informar alergias o terapias en curso.

Líquidos: comprobar si hay pérdida de líquidos (sangre, líquido cefalorraquídeo, etc.).

Pasos finales: contactar con el centro que va a recibir al paciente crítico.

“G” Varios significados

La letra G al final de las letras precedentes (ABCDEFG) puede significar:

Azúcar en la sangre: recuerda a los médicos y enfermeras que controlen los niveles de azúcar en la sangre.

¡Ve rápido! (¡Vaya rápido!): en este punto, el paciente debe ser transportado lo más rápido posible a un centro de atención (sala de emergencias o DEA).

H e I Varios significados

H e I al final de lo anterior (ABCDEFGHI) pueden significar

Hipotermia: prevención de la congelación del paciente mediante el uso de una manta isotérmica.

Cuidados intensivos post reanimación: proporcionar cuidados intensivos después de la reanimación para ayudar al paciente crítico.

variantes

AcBC…: una c minúscula inmediatamente después de la fase de las vías respiratorias es un recordatorio para prestar especial atención a la columna vertebral.

DR ABC… o SR ABC…: D, S y R al principio recuerdan

Peligro o Seguridad: el socorrista nunca debe ponerse en peligro a sí mismo ni a los demás, pudiendo tener que alertar a los servicios de salvamento especializados (bomberos, salvamento en montaña).

Respuesta: primero verifique el estado de conciencia del paciente llamando en voz alta.

DRs ABC…: en caso de pérdida del conocimiento gritar pidiendo ayuda.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

Qué debe contener un botiquín de primeros auxilios pediátrico

¿Funciona realmente la posición de recuperación en primeros auxilios?

¿Es peligroso ponerse o quitarse un collarín cervical?

Inmovilización espinal, collares cervicales y extracción de automóviles: más daño que bien. Es tiempo de un cambio

Collarines cervicales: ¿dispositivo de 1 pieza o de 2 piezas?

Desafío Mundial de Rescate, Desafío de Extricación por Equipos. Tablas espinales y collares cervicales que salvan vidas

Diferencia entre el globo AMBU y el balón de respiración de emergencia: ventajas y desventajas de dos dispositivos esenciales

Collarín Cervical En Pacientes Traumatizados En Urgencias: Cuándo Utilizarlo, Por Qué Es Importante

Dispositivo de extracción KED para extracción de traumatismos: qué es y cómo usarlo

Fuente:

Medicina en línea

Publicaciones Recientes

Inicio del Congreso CAA: principales temas ambulancia y emergencia

Hoy comienza el Caa Congress 2022, el congreso australiano dedicado a la industria de las ambulancias. Aquí…

Hace horas 5

Ansiedad, malestar e ira: ¿por qué pueden aumentar con el calor del verano?

En las últimas semanas, las temperaturas están muy por encima de los promedios estacionales y han superado fácilmente los 40 grados...

Chiwi TV APK

¿Qué son los elementos quirúrgicos retenidos? Una visión general del otro lado de la sala de operaciones

Elementos quirúrgicos retenidos (RSI), a veces denominados cuerpos extraños retenidos u objetos extraños retenidos...

Hace 2 días

Terapia infrarroja para el dolor: ¿en qué consiste?

Las radiaciones infrarrojas son ondas electromagnéticas de baja frecuencia capaces de transmitir calor, y por esta característica…

Hace 2 días

Miocardiopatía ventricular derecha alcohólica y arritmogénica

"Cardiomiopatía" es un término general para la enfermedad primaria del músculo cardíaco (miocardio)

Hace 2 días

Síndrome de fasciculaciones benignas y cólicos: causas, síntomas, tratamiento

El síndrome de fasciculaciones benignas (a menudo abreviado como 'SFB', en inglés 'benign fasciculation syndrome') y el…

Hace 2 días