Cálculo urinario pediátrico: qué es, cómo tratarlo

Cálculo urinario pediátrico: consiste en la formación de cálculos en las vías urinarias. El pronóstico es bueno si la enfermedad se diagnostica a tiempo.

El cálculo urinario o urolitiasis es la formación de cálculos en las vías urinarias

A diferencia de los adultos, la localización de los cálculos es predominantemente renal y la tasa de recaídas es cinco veces mayor, ya que se asocia con mayor frecuencia a trastornos metabólicos como la cistinuria o la oxaluria y otras enfermedades genéticas.

En los últimos años, la incidencia de calculosis renal-ureteral en niños ha aumentado alrededor de un 20%, probablemente debido a los diferentes hábitos alimentarios y al aumento de la obesidad.

SALUD INFANTIL: MÁS INFORMACIÓN SOBRE MEDICHILD VISITANDO EL STAND EN LA EXPO DE EMERGENCIA

¿Qué causa el cálculo urinario?

Un cálculo es una masa dura que se desarrolla a partir de cristales que se originan en la orina y crecen dentro de los túbulos renales (estructuras intrarrenales).

La mayoría de los cálculos se forman a partir de oxalato de calcio y fosfato de calcio. Más raramente están formados por cistina (cistinuria) o ácido úrico.

En muchos casos la enfermedad se presenta como un problema aislado, pero en casos menos frecuentes -alrededor del 1-2%- puede ser causada por enfermedades malformativas de las vías urinarias.

Cálculos urinarios en niños: ¿cuáles son los síntomas?

En comparación con los adultos, los síntomas con los que se puede manifestar la enfermedad son diferentes y suelen estar relacionados con la edad del niño.

En algunos casos el diagnóstico es ocasional, por ejemplo tras una ecografía de abdomen realizada por otras indicaciones como dolor abdominal recurrente, sospecha de infecciones urinarias o simplemente tras una ecografía de control.

En otras situaciones el único síntoma es la presencia de sangre más o menos abundante en la orina: la llamada hematuria.

En niños mayores el síntoma suele ser más claro y se manifiesta con lo que se conoce como cólico renal-ureteral: un dolor agudo en el costado que se irradia hacia la ingle, muy intenso, puede estar asociado a náuseas, vómitos y malestar general.

¿Cómo se diagnostica?

El reconocimiento de los síntomas es el primer paso hacia el diagnóstico;

La ecografía renal y vesical es la herramienta diagnóstica de primera elección, a veces sugerida perspicazmente por el cuidador principal;

La radiografía directa del abdomen con una preparación intestinal adecuada puede representar el siguiente paso; lo indica el especialista en urología;

La tomografía computarizada del aparato urinario sin medio de contraste representa la valoración más completa y se realiza siempre por indicación del especialista urólogo, especialmente en los casos de litiasis compleja evaluada previamente por ecografía (litiasis múltiples o que comprometen gran parte de la vía excretora de el riñón, sospecha de cálculos ureterales no visualizados por ecografía o radiografía directa de abdomen).

¿Cómo se trata la enfermedad de cálculos urinarios en los niños?

En casos de cálculos pequeños (microlitiasis), incluso múltiples (2-3 mm), se recomienda un control cuidadoso, prescripción de terapia médica con suplementos de citrato de potasio y mucha hidratación.

En los casos en que se requiera un tratamiento más intensivo, la elección de la técnica adecuada para el tratamiento de los cálculos depende de la composición y tamaño de los mismos, su ubicación y la anatomía de las vías urinarias.

Litotricia extracorpórea por ondas de choque (ESWL)

Esto está indicado en ciertos casos con piedras individuales de aproximadamente 1 cm de tamaño.

Implica el uso de un dispositivo que genera ondas de choque acústicas de alta energía y las enfoca en la piedra, que luego se rompe.

Los pequeños fragmentos se excretan con la orina.

Ureterolitotomía endoscópica (RIRS: Cirugía intrarrenal retrógrada)

Es el más indicado para cálculos presentes en el uréter lumbar y pélvico con cálculos no mayores de 2 cm en niños mayores de 2-3 años.

Primero se introduce una sonda endoscópica llamada “ureterorenoscopio” en la uretra, luego en la vejiga y luego por el uréter hasta el cálculo.

La piedra se tritura con un láser especial y los fragmentos se recogen y extraen utilizando "canastas" especiales.

La técnica requiere instrumentos delicados y considerable destreza manual y experiencia. Con la llegada de los ureteroscopios flexibles, la técnica ha alcanzado un nuevo nivel de excelencia.

Nefrolitotomía percutánea (PCNL: PerCutaneous NephroLithotomy)

La nefrolitotomía percutánea (NLPC) es el mejor procedimiento de tratamiento para ciertas formas de cálculos renales, especialmente para formas de moho y múltiples (cálculos de cistina, cálculos de moho del grupo del cáliz inferior o con un diámetro de 2 a 3 cm).

¿Cómo se puede prevenir la urolitiasis?

La prevención está indicada principalmente en niños con antecedentes familiares de primer grado (madre, padre, hermanos, abuelos).

Sobre todo, se procura dar a los padres y al pediatra general las indicaciones correctas en cuanto a la ingesta adecuada de agua, una dieta hiposódica, normocalórica y normoproteica a prescribir a partir del destete.

Pronóstico de la urolitiasis:

En los casos en que existe un diagnóstico precoz de la enfermedad, el pronóstico es favorable.

En los casos en los que el diagnóstico se realiza de forma tardía por ausencia de síntomas y la enfermedad provoca una obstrucción de la vía excretora con padecimiento renal, el pronóstico puede ser severo, incluso con pérdida funcional grave del riñón.

Afortunadamente, estos casos son muy raros.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

Pediatría / Fiebre Recurrente: Hablemos de Enfermedades Autoinflamatorias

Transporte de órganos, la primera "ambulancia con drones" europea debuta en Turín: transportará riñones

¿Qué es la pancreatitis y cuáles son los síntomas?

Cálculos renales: cómo se forman y cómo evitarlos

Fuente:

el niño Jesús

Puede que también te guste