Terapia de oxígeno-ozono: ¿para qué patologías está indicada?

La terapia de oxígeno-ozono utiliza una mezcla gaseosa de oxígeno y ozono: tiene una acción antiinflamatoria y analgésica. Aquí es cuando se indica

Hay más de 1200 artículos científicos publicados internacionalmente sobre la utilidad de la terapia de oxígeno-ozono en medicina humana y veterinaria.

Pero, ¿en qué consiste este tratamiento y en qué casos está indicado?

Ozonoterapia con oxígeno: ¿qué es?

La oxigenoterapia con ozono es un tratamiento médico que utiliza una mezcla gaseosa de oxígeno y ozono (también llamado ozono médico) en la que el ozono está presente en concentraciones 30 veces inferiores a las del uso industrial.

Esta prodigiosa mezcla tiene efectos sobre el metabolismo; tiene efectos biológicos tanto para aplicaciones locales (desinfectante y de tipo trófico sobre úlceras cutáneas de diversa índole) como para aplicaciones sistémicas.

Se utiliza con éxito en ciertas enfermedades bacterianas y virales (por ejemplo, hepatitis crónica, herpes, citomegalovirus, mononucleosis, virus del papiloma), síndrome de fatiga crónica y fibromialgia.

¿Cómo se practica la oxigenoterapia con ozono?

Las vías de administración son

  • local: indicado en el tratamiento de úlceras por estasis venosa y úlceras por presión y en celulitis;
  • sistémico: la mezcla se inyecta por vía intramuscular, subcutánea, intramuscular, por infiltración en sitios dolorosos.

Se utiliza en afecciones reumáticas y como activador circulatorio (aumenta la resistencia al esfuerzo); tiene acción antiinflamatoria y reduce la viscosidad de la sangre; también facilita la eliminación de catabolitos celulares.

Tiene una acción analgésica y descontracturante: mejora la microcirculación, reduce la inflamación y la espasticidad.

Mejora el ritmo sueño-vigilia.

No interfiere con otros tratamientos.

En las enfermedades reumáticas se produce un estado de inflamación silente crónica de bajo grado e interviene la oxigenoterapia con ozono a varios niveles con acción inmunomoduladora (útil también en la fibromialgia).

¿Cuándo está indicada la oxigenoterapia con ozono?

En resumen, la terapia de oxígeno-ozono se utiliza con éxito en las siguientes enfermedades

  • trastornos circulatorios (arterial y venoso), esclerosis cerebral, maculopatía retiniana relacionada con la edad
  • trastornos reumáticos (artritis, artrosis, osteoporosis)
  • enfermedades virales y de inmunodeficiencia
  • síndromes alérgicos
  • hepatitis crónica
  • enfermedades del sistema nervioso: enfermedades neurodegenerativas, neuritis, dolores de cabeza
  • en hernias discales y protuberancias (cervicales y lumbares)
  • en arteriopatías periféricas y cerebrales (incluyendo síndromes post-isquémicos).

Los protocolos de tratamiento son los establecidos por la SIOOT (Sociedad Italiana de Ozonoterapia) y aprobados por el Ministerio de Salud.

La ozonoterapia aumenta las defensas inmunitarias y recientemente se ha utilizado con buenos resultados en el síndrome post Covid-19 (conocido como Long-Covid).

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

O.Therapy: qué es, cómo funciona y para qué enfermedades está indicada

Terapia de oxígeno-ozono en el tratamiento de la fibromialgia

Oxígeno hiperbárico en el proceso de curación de heridas

Terapia de oxígeno-ozono, una nueva frontera en el tratamiento de la artrosis de rodilla

Tratamiento del dolor con terapia de oxígeno y ozono: alguna información útil

Fuente:

Páginas médicas

Puede que también te guste