Reconocer la diabetes, un momento clave en la intervención del paciente

La diabetes, o diabetes mellitus, es una afección crónica causada por la incapacidad de un individuo para producir su requerimiento diario de insulina, una hormona del páncreas que regula el nivel de azúcar (glucosa, que es un tipo de combustible para el cuerpo) en la sangre. Esto conduce a una hiperglucemia con graves consecuencias para la salud.

La diabetes se diagnostica cuando los niveles de glucosa en sangre, medidos después de un ayuno de al menos 8 horas, son superiores a 126 mg.

Tipos de diabetes

Básicamente, existen dos tipos de diabetes:

  • Tipo I, que se presenta principalmente en la infancia y la adolescencia y se caracteriza por el hecho de que las células del páncreas que producen insulina son destruidas por el sistema inmunológico;
  • tipo II, mucho más extendido y común, en el que la insulina producida no es suficiente para las necesidades del organismo.

Diabetes gestacional

También existe una situación especial llamada diabetes gestacional.

Durante el embarazo, algunas mujeres pueden experimentar un aumento en los niveles de glucosa en sangre, que generalmente vuelven a la normalidad después del parto.

Los síntomas

La diabetes es una enfermedad que puede permanecer asintomática durante años, por lo que se debe prestar especial atención a sus manifestaciones clínicas.

Los síntomas principales, que son más pronunciados en el tipo I, sin embargo, son

  • la necesidad de orinar con mucha frecuencia (poliuria);
  • la necesidad de beber muchos litros de agua al día (polidipsia);
  • pérdida de peso inexplicable;
  • sensación de gran fatiga;
  • picazón e infecciones frecuentes (especialmente del sistema genitourinario);
  • visión borrosa

Causas de la diabetes

Las causas de la diabetes varían según el tipo:

  • La diabetes tipo I es una enfermedad autoinmune; en este caso, el sistema inmunológico destruye las células pancreáticas responsables de la producción de insulina, por razones que aún no se comprenden completamente;
  • La diabetes tipo II a menudo se asocia con factores como la obesidad y / o la edad avanzada y está determinada por dos anomalías que también pueden ser concomitantes:
  • resistencia a la insulina, es decir, una resistencia de las células a la acción de la insulina;
  • reducción de la producción de insulina por las células pancreáticas.

Riesgos de la diabetes

La diabetes no diagnosticada puede causar daños graves a varios órganos.

Otros problemas incluyen

  • deterioro e insuficiencia renal (nefropatía diabética);
  • daño al ojo y la retina (retinopatía diabética) con riesgo de ceguera;
  • disfunción del sistema nervioso y los nervios periféricos (neuropatía diabética).

Por este motivo, además del diagnóstico precoz, es fundamental que los enfermos se sometan a revisiones médicas periódicas para valorar el funcionamiento de los riñones, sistema cardiovascular, ojos y sistema nervioso en particular, así como visitas al especialista para ajustar la terapia.

Foliar

La enfermedad se puede tratar con dietas personalizadas y terapias dirigidas: el paciente puede volver fácilmente a un estilo de vida normal, que sin duda es más saludable que el que estaba acostumbrado, quizás realizando más actividad física y eligiendo una mejor calidad y cantidad de comida para comer.

Es muy importante, entonces, que el paciente encuentre dentro de sí mismo, con la ayuda del médico especialista, la energía y determinación necesarias para afrontar el problema.

Cómo prevenir la diabetes

En una situación de riesgo, por ejemplo, prediabetes, cuando, es decir, los niveles de glucosa en sangre son ligeramente superiores a los valores normales, la prevención del desarrollo de la enfermedad es posible mediante:

  • dieta correcta
  • actividad física;
  • controles periódicos de glucosa en sangre a través de análisis de sangre simples

Lea también:

Robots implantables y cápsulas magnéticas: la nueva frontera de la infusión de insulina en diabéticos

Diabetes gestacional, qué es y cómo tratarla

Fuente:

GSD

Puede que también te guste