Salud y Seguridad

Dermatitis atópica: síntomas y diagnóstico

La dermatitis atópica (DA) es una dermatitis pruriginosa de curso crónico-recurrente. Representa un aspecto de un cuadro más complejo denominado 'atopia', una condición constitucional caracterizada por una respuesta exagerada a diversos estímulos ambientales a nivel de piel y mucosas, con presencia de asma, rinitis alérgica, conjuntivitis y dermatitis atópica.

Suele afectar a pacientes que, además de tener antecedentes familiares y personales de atopia, presentan valores elevados de IgE (anticuerpos asociados a reacciones alérgicas).

¿Cuántas personas sufren de dermatitis atópica?

La dermatitis atópica afecta al 2-5 % de la población general.

Afecta principalmente a niños, con una prevalencia del 10-20 % en edad pediátrica.

La incidencia es máxima en los primeros años de vida: el 60 % de los casos aparecen en los dos primeros años de vida y el 85 % de los casos a los 5 años.

El inicio antes de los 2 meses y en la adolescencia o la edad adulta es más raro.

En alrededor del 60% de los casos, la EA ya no está presente en la pubertad, aunque en más del 50% de los casos puede haber recurrencias en la edad adulta. Los factores que indican una posible persistencia de la dermatitis atópica son:

  • una forma severa que comienza dentro de los 2 meses de vida;
  • la presencia de asma bronquial y rinoconjuntivitis alérgica
  • antecedentes familiares de EA.

¿Qué puede causar la dermatitis atópica?

La EA es una enfermedad determinada genéticamente con una patogenia multifactorial, en la que los factores genéticos se asocian con factores ambientales (alérgenos alimentarios e inhalantes, infecciones).

Los alérgenos alimentarios son el desencadenante principal de las exacerbaciones de la DA en los niños, mientras que los alérgenos inhalados lo son en los adultos.

En presencia de atopia respiratoria, los alérgenos transportados por el aire pueden ser desencadenantes relevantes; Se ha destacado un posible papel en las exacerbaciones de la EA por pólenes, ácaros y epitelios animales.

Varios genes están involucrados, principalmente relacionados con proteínas estructurales de la epidermis y la inmunidad.

El gen más implicado es el de la filagrina, una proteína crucial para la integridad de la barrera cutánea, lo que aumenta la permeabilidad de la piel.

La alteración de la barrera cutánea provoca una mayor penetración de irritantes y alérgenos a través de la piel, con la consiguiente estimulación del sistema inmunitario y la aparición del cuadro inflamatorio típico de la enfermedad, caracterizado por una distribución de las lesiones que varía según la edad.

¿Cómo se manifiesta y cuáles son los síntomas?

Una característica peculiar de la dermatitis atópica es la diferente distribución de las lesiones según la edad.

En los dos primeros años de vida cursa con lesiones eczematosas (eritematosa-vesicular-crustosas) en la cara y las superficies extensoras de las extremidades.

Más tarde compromete simétricamente los pliegues de los codos y las rodillas (es típica la afectación de la cavidad poplítea).

En niños mayores y adultos predominan la liquenificación (la piel está engrosada y seca, con surcos y cuadrados bien visibles) y las fisuras.

El síntoma principal es el picor, que es un síntoma constante, a veces muy intenso, que provoca agitación y alteraciones del sueño en los niños.

Otras manifestaciones incluyen sequedad de la piel (xerosis), queratosis pilare (piel “áspera” a nivel de las zonas pilosas) y pitiriasis alba (manchas blanquecinas, ligeramente descamativas, localizadas principalmente en la cara y los brazos, a menudo confundidas con lesiones fúngicas o vitíligo) .

¿Cómo se diagnostica la dermatitis atópica?

El diagnóstico de dermatitis atópica se basa en la presencia de criterios diagnósticos mayores que incluyen:

  • picazón
  • Aspecto y distribución de las lesiones eccematosas según la edad.
  • curso crónico-recurrente
  • antecedentes personales y/o familiares de atopia.

Los criterios de diagnóstico menores incluyen:

  • xerosis
  • queratosis pilar
  • pitiriasis alba
  • niveles elevados de IgE en suero
  • dermatitis del párpado
  • intolerancias alimentarias.

En el diagnóstico de la EA, deben excluirse otras condiciones que pueden simular el cuadro de la piel, como la dermatitis de contacto, la sarna (debido al picor elevado y las lesiones por rascado asociadas), la psoriasis, la ictiosis, la tiña corporal y la dermatitis seborreica (en los lactantes).

¿Cuáles son las posibles complicaciones?

El defecto en la barrera e inmunidad de la piel hace que la piel de los sujetos atópicos sea particularmente susceptible a las infecciones.

Las bacterianas, principalmente de estafilococos o estreptococos, afectan las áreas excoriadas y se presentan con un aumento del exudado.

Las infecciones víricas más frecuentes son el herpes simple, con posible diseminación y la erupción variceliforme de Kaposi (erupción diseminada de lesiones vesículo-pustulosas acompañada de fiebre, malestar general y linfadenopatía).

La integridad alterada de la piel es responsable del aumento de la sensibilidad de la piel y de una mayor tendencia a la irritación.

La dermatitis irritativa y alérgica de las manos a menudo puede complicar el cuadro de la piel hasta el punto de la incapacidad laboral.

También es importante el impacto en la calidad de vida, especialmente debido a la picazón constante y las lesiones asociadas, a menudo incapacitantes.

El picor asociado con la DA suele ser de tal magnitud que la calidad de vida se ve afectada por la pérdida de sueño, la dificultad para concentrarse y el deterioro de las relaciones sociales.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

Dermatitis por Estrés: Causas, Síntomas y Remedios

Celulitis infecciosa: ¿qué es? Diagnostico y tratamiento

Dermatitis de contacto: causas y síntomas

Enfermedades de la piel: ¿Cómo tratar la psoriasis?

Pitiriasis Alba: Qué Es, Cómo Se Manifiesta Y Cuál Es El Tratamiento

Dermatitis atópica: tratamiento y cura

Psoriasis, una enfermedad que afecta tanto a la mente como a la piel

Dermatitis alérgica de contacto y dermatitis atópica: las diferencias

Reacciones adversas a medicamentos: qué son y cómo manejar los efectos adversos

Síntomas y remedios de la rinitis alérgica

Conjuntivitis Alérgica: Causas, Síntomas Y Prevención

Qué es y cómo leer la prueba del parche de alergia

Eccema o dermatitis por frío: esto es lo que debe hacer

La psoriasis, una enfermedad de la piel que no envejece

Manifestaciones clínicas de la dermatitis atópica

Dermatomiositis: qué es y cómo tratarla

Fuente:

Páginas médicas

Publicaciones Recientes

Síntomas, causas y tratamiento de la dacriocistitis

Hablemos de la dacriocistitis: las vías lagrimales son el sistema de drenaje de las lágrimas producidas por…

Hace horas 11

¿Qué es la aspartato aminotransferasa y por qué se mide?

La aspartato aminotransferasa es una enzima que se encuentra particularmente en el hígado, el corazón, los músculos, el cerebro y los riñones.

Hace horas 12

Trastornos del comportamiento y psiquiátricos: cómo intervenir en primeros auxilios y emergencias

Los trastornos del comportamiento y psiquiátricos son la quinta emergencia más común a la que responden los profesionales de EMS,…

Hace horas 12

Electrocardiograma dinámico completo según Holter: ¿qué es?

El electrocardiograma dinámico completo según Holter es una prueba indolora y no invasiva que permite…

Hace horas 14

Ansiedad por separación: síntomas y tratamiento

La principal característica del trastorno de ansiedad por separación es la excesiva ansiedad que manifiesta el niño…

Hace horas 17

Atelectasia: síntomas y causas de áreas pulmonares colapsadas

El término atelectasia se refiere al colapso de una o más áreas del pulmón...

Hace horas 18