Salud y Seguridad

Terapia infrarroja para el dolor: ¿en qué consiste?

Las radiaciones infrarrojas son ondas electromagnéticas de baja frecuencia capaces de transmitir calor, y por esta característica cada vez se utilizan más con fines terapéuticos

Presentes en las prácticas de rehabilitación médica, los rayos infrarrojos son generados por lámparas especiales, generalmente lámparas de filamento de tungsteno con potencias de hasta 1000 vatios, capaces de generar radiación IR en varias longitudes de onda.

El espectro de radiación emitido por las lámparas de tungsteno, en particular, varía entre 40,000 y 3,500 A y, por lo tanto, incluye rayos infrarrojos, visibles y, en menor medida, también ultravioleta; sin embargo, la mayor emisión corresponde a los rayos infrarrojos con una longitud de onda de alrededor de 10,000 A.

El calor que estos rayos transmiten es fácilmente absorbido por el cuerpo, ya que solo penetra en la superficie de la piel y los tejidos, y provoca una vasodilatación beneficiosa así como una estimulación a nivel nervioso y muscular.

El tratamiento con infrarrojos es particularmente adecuado para el tratamiento de trastornos específicos asociados con los sistemas circulatorio, esquelético y muscular.

¿Para qué se utilizan los rayos infrarrojos en la medicina de rehabilitación?

Los infrarrojos se utilizan en rehabilitación, para contrarrestar contracturas y dolores musculares y para preparar el músculo para tratamientos de masaje y fisioterapia.

Esto se debe a que, al dirigirse sobre la zona a tratar, los rayos la calientan en profundidad, lo que provoca una dilatación de los vasos sanguíneos de la zona tratada con un aumento de la circulación sanguínea local y, en consecuencia, una mayor oxigenación de los tejidos. , que se regeneran.

También tiene un efecto estimulante sobre las terminaciones nerviosas, lo que reduce el dolor y relaja los músculos.

Por lo tanto, están indicados para el tratamiento de cuello artrosis cervical y lumbar, contracturas musculares y tratamiento de escaras.

También es útil para resfriados, problemas de oído, nariz y garganta.

¿Cómo se realiza una sesión de infrarrojos?

Los rayos infrarrojos se pueden utilizar para aplicaciones generales o locales; en ambos casos se hace que el paciente se desnude en la zona a tratar y se coloca en una posición adecuada para ser alcanzado por los rayos infrarrojos (sentado o tumbado en la camilla).

En aplicaciones generales, la luz emitida por 4 lámparas infrarrojas, que se colocan a una distancia de 60-80 cm del sujeto, se proyecta sobre el paciente desnudo.

Es importante recordar de inmediato que en determinados sujetos estas aplicaciones pueden producir hipotensión y afectación del sistema cardiovascular.

En aplicaciones locales (las más utilizadas en terapia de rehabilitación), las superficies corporales de 30-40 cm de diámetro suelen tratarse con una sola lámpara de infrarrojos.

Se deben seguir las siguientes reglas al llevar a cabo dichas aplicaciones:

a) La parte a tratar debe estar denudada.

b) La región cefálica debe estar protegida.

c) La lámpara generadora debe colocarse a una distancia de 50 cm del paciente.

d) Los rayos deben ser perpendiculares a la superficie a irradiar.

e) La dosificación se basa en la duración de la irradiación.

¿Cuánto dura una sesión de radiación infrarroja y cuántas sesiones se necesitan?

Obviamente estos varían dependiendo del paciente, la patología a tratar y su extensión/gravedad.

De media, la duración de cada sesión es de 15 minutos pero puede llegar hasta los 30.

Se suelen realizar ciclos de 10 sesiones en total.

Las ventajas de los infrarrojos de un vistazo

1) Mejora de la circulación: gracias al calor que emite la lámpara infrarroja, la circulación mejora considerablemente y esto, se traduce en eficacia contra el dolor muscular y 'afloja' cualquier contracción muscular al instante.

2) Profundidad de acción: penetran en la piel hasta varios centímetros dentro del cuerpo y ninguna crema es capaz de llegar allí. El calor penetrante promueve la curación y el rejuvenecimiento.

3) Oxigenación de los tejidos: la lámpara infrarroja es capaz de mejorar la oxigenación y la hidratación de los tejidos dentro de la piel.

4) Mejora de la cicatrización de heridas: gracias a los rayos infrarrojos y al poder del calor concentrado en una sola zona, es capaz de acelerar la cicatrización de heridas gracias a una mejor oxigenación y circulación.

5) Relaja los músculos: la radiación infrarroja es capaz de relajar cualquier músculo de nuestro cuerpo y calma el sistema nervioso.

6) Acción antiestrés: el calor de la lámpara de infrarrojos, especialmente en los meses más fríos, es capaz de mejorar nuestro estado de ánimo y el estrés parece desaparecer por completo.

Advertencias y precauciones al usar rayos infrarrojos

1) No utilice la lámpara en ninguna zona de la cabeza.

2) La lámpara debe mantenerse a una distancia adecuada de la piel, la cabeza debe estar protegida.

3) No aplique aceites esenciales, lociones ni cremas para la piel antes de usar la lámpara infrarroja.

4) Si piensas broncearte con la lámpara infrarroja, la respuesta es no.

5) Cúbrase los ojos. No mire directamente a la luz emitida por la lámpara.

Rayos IR en un contexto curativo: ¿son seguros?

El uso de rayos IR con fines terapéuticos es cada vez más popular en la actualidad, en parte porque no se conocen contraindicaciones para su uso.

No obstante, siempre es recomendable que los tratamientos sean supervisados ​​por médicos experimentados para evitar intervenciones sumarias y sobreexposiciones que puedan provocar quemaduras en la piel o golpes de calor.

Es importante recordar que la terapia con infrarrojos está contraindicada o al menos no recomendada:

  • En caso de enfermedad cardiovascular grave.
  • En caso de fiebre superior a 38 grados.
  • En caso de varicosis, diabetes, hemofilia, cáncer.
  • En el embarazo, la lactancia y durante el ciclo menstrual.
  • En pacientes menores de 6 años.
  • En pacientes que han tomado alcohol o drogas recientemente.

¿Efectos secundarios?

Se deben principalmente al calor y son eritema, sudoración, hipotensión, golpe de calor y quemaduras.

El eritema infrarrojo aparece durante la irradiación y desaparece inmediatamente después de suspender el tratamiento.

El eritema se genera por la intensa vasodilatación superficial producida por la elevación térmica.

Puede producirse una sudoración más o menos profusa en la zona irradiada debido a la estimulación de las glándulas sudoríparas por la radiación infrarroja.

La hipotensión (disminución de la presión arterial) causada por la vasodilatación puede ocurrir en algunos sujetos si el tratamiento cubre grandes áreas del cuerpo.

Pueden ocurrir episodios lipotímicos durante las aplicaciones generales en sujetos cardiopáticos.

Las quemaduras ocurren si la intensidad de la fuente es considerable y si hay alteraciones de la sensibilidad.

Como ya se mencionó varias veces, la radiación infrarroja nunca debe dirigirse a la cabeza porque existe el peligro de un golpe de calor.

Por estas razones, es aconsejable proteger el cráneo con una prenda para la cabeza cuando se realicen aplicaciones en la columna cervical.

La presencia de un médico experimentado es eficaz para prevenir todos los efectos secundarios.

A diferencia de otros médicos, que aplican la máquina y dejan al sujeto sin cuidado para recibir los rayos infrarrojos, yo, en cambio, permanezco al lado del paciente durante todo el tratamiento, para evitar episodios lipotímicos y quemaduras típicamente causadas por los movimientos del paciente sin cuidado. acercando la zona tratada a la lámpara.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

Epidermólisis ampollosa y cánceres de piel: diagnóstico y tratamiento

SkinNeutrAll®: Jaque mate para sustancias inflamables y que dañan la piel

Oxímetro de perfusión y cicatrización de heridas, el nuevo sensor similar a la piel puede mapear los niveles de oxígeno en sangre

La psoriasis, una enfermedad de la piel que no envejece

Psoriasis: empeora en invierno, pero no es solo el frío el culpable

Psoriasis infantil: qué es, cuáles son los síntomas y cómo tratarla

Tratamientos tópicos para la psoriasis: opciones recomendadas de venta libre y con receta

¿Cuáles son los diferentes tipos de psoriasis?

Fototerapia para el tratamiento de la psoriasis: qué es y cuándo se necesita

Fuente:

Medicina en línea

Publicaciones Recientes

Síndrome del ojo seco: síntomas, causas y remedios

El ojo seco es una condición patológica de la superficie ocular que puede dar lugar a…

Hace horas 3

Síndrome de ovario poliquístico (SOP): cuáles son los síntomas y cómo tratarlo

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) se caracteriza por la presencia de múltiples quistes llenos de líquido en uno...

Hace horas 4

Medicamentos para la presión arterial alta: aquí están las principales categorías

Hablemos de la presión arterial alta. Diuréticos, betabloqueantes, bloqueadores de los canales de calcio, inhibidores de la ECA, angiotensina II…

Hace horas 4

Salmonelosis: síntomas, diagnóstico y tratamiento

La salmonelosis es una de un grupo de enfermedades infecciosas causadas por bacterias pertenecientes a la...

Hace horas 8

Atresia esofágica en lactantes: imanes en lugar de cirugía para reparar el esófago

Una técnica innovadora utilizada por primera vez en Italia para tratar la atresia esofágica en…

Hace horas 8

REAS 2022: Las innovaciones tecnológicas de Sinora en gestión de emergencias

Sinora Srl te espera del 7 al 9 de octubre y en REAS 2022, Centro Fiera…

Hace horas 9