Sarcoma de Kaposi: un tumor muy raro

Desde características clínicas hasta estrategias de tratamiento, esto es lo que necesita saber sobre el sarcoma de Kaposi

¿Qué es el sarcoma de Kaposi?

Sarcoma de Kaposi (KS) es un tumor raro relacionado con el virus del herpes humano 8 (HHV-8), también conocido como herpesvirus asociado al sarcoma de Kaposi (KSHV). Este tipo de tumor puede presentarse de diversas formas: clásica, endémica, iatrogénica y epidémica, muchas veces asociada al VIH. Aunque se manifiesta principalmente en la piel, el SK también puede afectar los revestimientos húmedos y las partes internas del cuerpo, como el estómago y el tracto respiratorio. En situaciones VIH positivas, el SK suele ser uno de los tumores más comunes encontrados..

Síntomas y diagnóstico

El sarcoma de Kaposi puede presentarse con muchos síntomas. El síntoma principal está representado por crecimientos cutáneos. Estos crecimientos son gruesos y pueden ser de color rojo, marrón o morado. Pueden comenzar planos pero pueden convertirse en bultos dolorosos. También pueden aparecer algunos crecimientos en la boca. Si la enfermedad se propaga, puede provocar otros problemas como dolor, malestar, pérdida de peso y dificultades respiratorias. Para determinar si una persona tiene sarcoma de Kaposi, los médicos examinan los crecimientos cutáneos. Es posible que tomen un pequeño trozo para estudiarlo bajo un microscopio. También le realizarán una prueba de VIH, ya que este virus aumenta el riesgo. Exploraciones como la ecografía y la tomografía computarizada ayudan a ver si el tumor se ha diseminado dentro del cuerpo.

Tratamiento del sarcoma de Kaposi

El tratamiento de la enfermedad varía mucho. Depende del tipo y estadio de la enfermedad.. A veces, si el SK está solo en la piel, se utilizan tratamientos locales como cirugía o radiación. Sin embargo, en casos graves o cuando el sistema inmunológico del paciente está débil, como en pacientes VIH positivos, se utilizan medicamentos antivirales y antitumorales. La esperanza de vida de los pacientes puede variar mucho. Oscila entre el 70% y el 90% en los primeros años después del descubrimiento, dependiendo del tipo de enfermedad y del tratamiento administrado.

Prevención y perspectivas de futuro

En el pasado 25 años, Los tratamientos mejorados contra el VIH han ayudado a reducir el número de sarcoma de Kaposi. (KS) casos. Sin embargo, las personas con VIH todavía tienen un mayor riesgo de contraer SK en comparación con las que no tienen VIH. El manejo del SK requiere la colaboración de un equipo diverso de médicos. Este equipo debe incluir médicos de la piel (dermatólogos), oncólogos (oncólogos), médicos de enfermedades infecciosas (infectiólogos) y otros expertos. El tratamiento y la atención de seguimiento de cada persona deben personalizarse específicamente.

Fuentes

Quizás te interese