La falta de sueño causa aumento de peso, susceptibilidad a la diabetes.

La apnea del sueño es un trastorno en el que las vías respiratorias se bloquean y causan interrupciones consecutivas a la inhalación durante varios segundos, generalmente la lengua impide el paso del aire y es necesario roncar para despertarse y respirar nuevamente; Sin embargo, esto no significa que todas las personas que roncan sufren este trastorno.
Es probable que una persona con factores de riesgo de apnea y diabetes desarrolle la afección, porque el trastorno del sueño causa cambios metabólicos al aumentar la resistencia a la insulina, dijeron los especialistas en neurología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Rossana Huerta Albarran.
El especialista también mencionó que la falta de sueño causa aumento de peso porque el cerebro envía señales que generan un aumento del apetito y la necesidad de consumir carbohidratos, esto eleva los niveles de colesterol debido a los cambios metabólicos que genera el cuerpo. Si a eso se agrega que las personas obesas son propensas a la diabetes, la apnea juega un papel fundamental.
Este trastorno del sueño no solo puede causar diabetes, también es responsable del aumento de colesterol, triglicéridos e hipertensión.
Las personas con esta afección -sugirió el especialista- deben ir a una clínica del sueño para obtener un diagnóstico correcto de la enfermedad o prevenir su desarrollo.
Agregó que el uso de la tecnología es un desencadenante para causar insomnio. "Las personas, en lugar de dormir, cuando ya están acostadas en la cama, toman el teléfono celular o la computadora, lo que hace que el cerebro pierda la necesidad de dormir porque reacciona a la luz".
Se ha dicho muchas veces que dormir ocho horas es apropiado; Sin embargo, Rafael Santana, médico especialista en la Clínica de trastornos del sueño de la UNAM, dice que no hay un número fijo de horas de sueño, depende de la edad y las necesidades del cuerpo, por ejemplo, un bebé duerme hasta 16 horas al día, pero para un adulto puede ser suficiente cuatro o cinco horas. Lo que importa es la calidad del sueño.
Se recomienda medir la cantidad de horas que hacen que uno se sienta descansado y respetar ese tiempo, porque lo que hacemos es dormir como último recurso, solo si tenemos el tiempo, y la teta no debería ser así, el sueño es esencial para realizar nuestras actividades, agregó Rafael Santana.
El sueño nos ayuda a estar alertas, a tener buen humor, a perder la siesta durante el día y a evitar desarrollar enfermedades causadas por la falta de sueño.

más información

Los comentarios están cerrados.