¿Deberían los militares participar en la prestación de asistencia humanitaria en zonas de conflicto?

Esta pregunta fue el corazón de un debate coorganizado por el CICR y el Centro de Derecho Militar y de Seguridad (CMSL) en la Universidad Nacional de Australia en Canberra a principios de este mes.

Utilizando argumentos convincentes, filosofía y humor, dos equipos opuestos plantearon una serie de temas estimulantes como parte de la discusión dinámica, que fue moderada por Vincent Bernard, director del Foro de Derecho y Política del CICR con sede en Ginebra.

El equipo afirmativo, argumentando que los militares deberían estar involucrados en la entrega de ayuda, estaba compuesto por Melissa Conley Tyler, Directora Ejecutiva Nacional del Instituto Australiano de Asuntos Internacionales y el Dr. Ned Dobos, Director Regional Asistente de la Sociedad Internacional de Ética Militar, División Asia-Pacífico. Este lado abordó cuestiones como: ¿tienen los militares una mayor tolerancia a los riesgos que los grupos de ayuda civil? ¿Podrían los militares convertirse en defensores de una mayor inversión en ayuda? ¿Son los militares más efectivos en la entrega de asistencia humanitaria en zonas de conflicto?

En el equipo que exploraba el otro lado de la discusión estaban el Dr. Mike Kelly, ex ministro de material de defensa y coronel retirado de la Fuerza de Defensa Australiana, y el profesor Bill Maley del Colegio de Diplomacia de Asia y el Pacífico. Este equipo exploró preguntas como: ¿la participación militar en la ayuda desafía las percepciones de que las organizaciones humanitarias son neutrales? ¿Podrían las líneas borrosas entre las actividades militares, políticas y humanitarias poner en peligro la seguridad de los trabajadores humanitarios? ¿Podrían los militares ser mejores coordinando con grupos de ayuda?

El evento formó parte del CICR. Ciclo de conferencias sobre principios que guían la acción humanitaria, una serie de eventos públicos y reuniones de expertos con el objetivo de fomentar una discusión global sobre la acción humanitaria neutral, imparcial e independiente.

Los comentarios están cerrados.