Inmigración, prostitución, drogas y esclavitud en un centro de refugiados en Italia

Es una consulta del L'espresso, la publicación semanal en la que el periodista “empotrado”, Fabrizio Gatti, subraya hoy un gran problema en el tercer sector italiano

Imágenes que llegan de CARA di Borgo Mezzanone, vicino Foggia háganos saber la gravedad del problema. Allí, los inmigrantes llegados del Mediterráneo se convierten en “números” del grupo de cooperativas rojas y blancas que componen el grupo “Sisifo” y el grupo “Senis Hospes”.

Mantener a las personas de 636 (incluso si el reportero afirma que son aún más) llenas de animales dentro del tercer centro de los solicitantes de asilo italianos, hace que las cooperativas ganen euros de 14.000 por día.

El diario de Fabrizio Gatti es un duro golpe para el tercer sector. Describe claramente cómo, para aumentar los beneficios debido a 15 millones de euros ganados por la licitación, (más otras ganancias especiales), el campamento se convirtió en algo peor que las barriadas ilegales, que, en la provincia de Foggia, también proporcionaron (y proporcionaron ahora mismo) esclavos para los campos de tomate.
Por lo tanto, el grupo de personas que han sido llevadas al CARA son utilizadas por “gánsteres nigerianos para vender a las niñas”, proporcionar “trabajadores ilegales” para la agricultura y recolectar perros de bandeja. Y quién sabe qué más.

La consulta está en italiano y puede encontrarla aquí: L'espresso

 

Puede que también te guste