Reemplazo de albúmina en pacientes con sepsis grave o shock séptico

Durante décadas, la albúmina humana se ha administrado a pacientes para proporcionar presión oncótica y volumen intravascular adecuados. Sin embargo, en 1998, un informe de los revisores de albúmina del Grupo Cochrane de Lesiones indicó que la administración de albúmina puede ser potencialmente dañina en pacientes críticos, en comparación con la administración de soluciones cristaloides. Los metanálisis posteriores informaron hallazgos contradictorios.

Para aclarar este problema, se realizó un ensayo aleatorizado doble ciego (estudio de evaluación de fluidos salino versus albúmina [SAFE]), en el que se comparó la solución de albúmina 4% con solución salina normal como reemplazo de líquidos en pacientes críticos, con resultados indicando que la administración de albúmina fue segura. Un análisis de subgrupos predefinido mostró que los pacientes con sepsis severa que recibieron albúmina tenían un riesgo de muerte menor, aunque no significativamente menor, que los que recibieron solución salina normal. Además, un estudio posterior señaló un beneficio potencial de mantener la albúmina sérica a un nivel de más de 30 g por litro en pacientes críticos.

Hay una razón convincente para las posibles ventajas de la administración de albúmina durante la sepsis severa. La albúmina es la principal proteína responsable de la presión osmótica coloidal plasmática; actúa como portador de varios compuestos endógenos y exógenos, con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, y como un eliminador de especies reactivas de oxígeno y nitrógeno y funciona como una molécula tampón para el equilibrio ácido-base. Por lo tanto, realizamos un ensayo aleatorizado y controlado para investigar los efectos de la administración de albúmina y cristaloides, en comparación con los cristaloides solos, con el objetivo de alcanzar un nivel de albúmina sérica de 30 g por litro o más en una población de pacientes con sepsis grave ...

LEER MÁS EN NEJM.COM