Salud y Seguridad

Síndrome de fasciculaciones benignas y cólicos: causas, síntomas, tratamiento

El síndrome de fasciculaciones benignas (a menudo abreviado como 'SFB', en inglés 'benign fasciculation syndrome') y la variante del síndrome de calambres-fasciculaciones ('SCF', en inglés 'calambres-fasciculaciones síndrome'), son síndromes crónicos causados ​​por factores que aún no están completamente esclarecidos, caracterizados principalmente por fasciculaciones, es decir, contracciones leves, espontáneas, rápidas y regularmente intermitentes de una o más unidades motoras, sin resultado motor, visibles y percibidas por el sujeto como espasmos o temblores repentinos de una parte de cualquier músculo ( a menudo los de los miembros superiores o inferiores o los del párpado superior del ojo), a veces asociados con calambres, espasmos, en general hiperexcitabilidad neuromuscular periférica con mioclonías, es decir, movimientos espontáneos de los músculos, a veces con dolor leve, rigidez y astenia

A menos que ocurran otros problemas independientes, el síndrome de fasciculaciones benignas generalmente no empeora con el tiempo, excepto en algunos casos en los que puede convertirse en síndrome de calambres y fasciculaciones, también benigno pero con síntomas más graves que el síndrome de fasciculaciones benignas.

El síndrome de fasciculaciones benignas y la variante del síndrome de calambres y fasciculaciones pertenecen al grupo de trastornos de "hiperexcitabilidad de los nervios periféricos".

El síndrome de fasciculaciones benignas a menudo se asocia con el síndrome de fatiga crónica.

Según algunas teorías, al menos el 25% de la población mundial ha experimentado episodios de fasciculaciones al menos una vez en su vida.

El síndrome de fasciculaciones benignas afecta aproximadamente al 3% de la población.

Actualmente se desconoce la causa exacta del síndrome de fasciculaciones benignas.

Quizás su etiología involucre a la neurona motora, los músculos, áreas del cerebro o la unión neuromuscular, o todas estas estructuras simultáneamente.

Se han identificado casos hereditarios.

Las posibles enfermedades o condiciones que podrían causar o favorecer el síndrome de fasciculaciones benignas son:

  • ansiedad;
  • hipopotasemia (deficiencia de magnesio) debida a sudoración por esfuerzo, ansiedad, calor u otras causas;
  • malabsorción de magnesio y calcio (espasmofilia);
  • deficiencia fisiológica de calcio y potasio;
  • hipoglucemia;
  • familiaridad;
  • otros síndromes pertenecientes al grupo de 'hiperexcitabilidad de los nervios periféricos';
  • enfermedad celíaca (hipersensibilidad al gluten);
  • síndrome posinfeccioso;
  • Enfermedades autoinmunes;
  • Síndorme de Guillain-Barré;
  • neuropatías;
  • mielopatías;
  • hipotiroidismo
  • hipertiroidismo;
  • dieta incorrecta;
  • desnutrición por defecto;
  • dieta pobre en vitaminas;
  • la fibromialgia;
  • lupus eritematoso sistémico;
  • sarcoidosis
  • Infección por VIH
  • Enfermedad de Lyme;
  • ingesta excesiva de estimulantes como la cafeína, la coca cola, el humo del cigarrillo o las drogas;
  • alto consumo de azúcar;
  • contracturas por frío y corrientes de aire;
  • ingesta excesiva de ácido fosfórico de refrescos,
  • ansiedad crónica;
  • estrés psicofísico;
  • ataques de pánico;
  • Trastorno de estrés postraumático;
  • intolerancias alimentarias;
  • inflamación neurogénica;
  • insomnio;
  • síndrome del intestino irritable;
  • hipersomnia;
  • cistitis intersticial;
  • síndrome de sensibilidad química múltiple (un síndrome cuya existencia aún no se ha determinado completamente);
  • síndrome de piernas inquietas;
  • depresión;
  • trastorno bipolar maníaco-depresivo;
  • alergias
  • electrosensibilidad (no comprobada por la comunidad científica);
  • vitiligo
  • psoriasis;
  • efectos secundarios de la medicación;
  • síndrome de hiperventilación crónica;
  • desorden obsesivo compulsivo;
  • Infecciones causadas por virus de influenza, virus de Epstein-Barr y Streptococcus pyogenes.

En el 40% de los pacientes, el síndrome de fasciculaciones benignas es idiopático, es decir, no se puede identificar ninguna causa o factor de riesgo para el síndrome.

Los síntomas y signos del síndrome de fasciculaciones benignas son:

  • fasciculaciones musculares;
  • mioquimia;
  • ansiedad;
  • Comezón;
  • incomodidad al tragar alimentos o líquidos.

Además de estos síntomas y signos, el síndrome de calambres y fasciculaciones también incluye

  • parestesias;
  • calambres y espasmos;
  • hiperreflexia (reflejos musculares excesivos);
  • temblor
  • astenia;
  • hipostenia leve;
  • rigidez muscular.

Algunos síntomas también son muy similares al síndrome de fatiga crónica más grave o SFC (cuyo síntoma principal es la astenia) y la fibromialgia (dolor difuso como signo prominente), y otros se caracterizan por hiperexcitabilidad idiopática de los nervios periféricos (por ejemplo, espasmofilia) (o PNH), pero con fasciculaciones como síntoma fundamental.

Muchos pacientes con fibromialgia tienen SFB y alrededor del 70 % de ellos también manifiestan síntomas de SFC.

Algunos pacientes presentan un aumento moderado y leve de la creatina fosfoquinasa (CPK) en sangre, sin llegar a niveles patológicos.

Dado que el síndrome presenta algunos síntomas neurológicos leves, esto suele aumentar la ansiedad de quien lo padece (provocando un empeoramiento temporal de los síntomas), a veces hasta el punto de la hipocondría y la idea de haber contraído una enfermedad de la motoneurona, que en este caso se descarta como el origen (todas las diversas causas de fasciculaciones, como traumatismos, neuropatías, miastenia gravis, carencias, etc., se incluyen en el diagnóstico diferencial), mediante exploración neurológica y eventualmente electromiografía (EMG).

Esta hipocondría también puede convertirse en una grave psiquiátrico problema (esto no significa, sin embargo, que las fasciculaciones no sean reales), dada la similitud superficial de los síntomas de la SFB con los de la fase temprana de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la principal enfermedad de la motoneurona.

Las fasciculaciones pueden pasar en algunos casos, en otros permanecen, pero no degeneran; el síndrome de calambres y fasciculaciones sólo tiene fasciculaciones en común con la ELA (el cansancio inicial es menos evidente, no hay sobre todo una atrofia progresiva por denervación y los descensos de fuerza son transitorios, si es que se producen); tampoco tiene nada en común con la esclerosis múltiple; son enfermedades totalmente diferentes, que involucran diferentes estructuras de las neuronas: los que tienen BFS no tienen alteración de la mielina y las neuronas motoras, y no hay pérdida drástica de peso de los músculos, lo que es evidente en la electromiografía, si se realiza.

La única correlación entre ambas enfermedades son los síntomas aparentemente similares, aunque en la ELA es mucho más evidente el descenso de la fuerza, meses antes de las fasciculaciones.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en la anamnesis, el examen físico y exámenes neurológicos, ortopédicos y otros como electromiografía o resonancia magnética, si es necesario.

A menudo, el diagnóstico de síndrome de calambres y fasciculaciones benignos se alcanza por exclusión de otras patologías que causan los mismos síntomas (ver la siguiente sección).

En términos generales, las pruebas que pueden ser útiles para diagnosticar la causa de las fasciculaciones son:

  • análisis de sangre;
  • Pruebas de laboratorio;
  • resonancia magnética;
  • tomografía computarizada (TC);
  • radiografía
  • mielografía
  • electrocardiograma;
  • ultrasonido con doppler color
  • biopsias;
  • análisis postural;
  • examen vestibular;
  • electromiografía;
  • electroencefalograma;
  • punción lumbar

IMPORTANTE: No todos los exámenes enumerados son siempre necesarios, generalmente la historia, el examen físico, las imágenes y, a veces, la electromiografía son suficientes para llegar a un diagnóstico.

El diagnóstico (y tratamiento) de una condición que causa frecuentes fasciculaciones puede requerir la intervención de varias figuras profesionales, incluyendo un neurólogo, neurocirujano, ortopedista, otorrinolaringólogo, posturólogo, cirujano vascular; radiólogo, hematólogo, cardiólogo, fisioterapeuta y otros.

Diagnóstico diferencial

Algunos síntomas y signos presentes en el síndrome de fasciculaciones benignas y el síndrome de calambres y fasciculaciones también están presentes en otras patologías, que deben ser excluidas por el médico, entre ellas:

  • mielopatías;
  • enfermedad de Lyme con neuroborreliosis;
  • esclerosis múltiple;
  • paramiotonía sódica congénita;
  • neuromiotonía adquirida o síndrome de Isaacs;
  • enfermedades de las neuronas motoras (como la esclerosis lateral amiotrófica);
  • fibromialgia
  • síndrome de fatiga crónica;
  • adicción a las drogas;
  • alcoholismo;
  • efectos secundarios de las drogas;
  • hipotiroidismo
  • hipertiroidismo;
  • alergias
  • deficiencias minerales particulares; enfermedad celíaca y avitaminosis;
  • hiperventilación severa.

¿Cuándo ir al médico?

En términos generales, un único episodio de fasciculación ocurrido durante un período estresante (por ejemplo, en la oficina o en el trabajo) o después de un esfuerzo excesivo y no asociado con otros síntomas, aunque molesto, no debería ser un signo de especial gravedad y no requiere un médico examen: las fasciculaciones benignas involucran pocas fibras musculares y no se acompañan de atrofia muscular y astenia, por lo que son fácilmente 'manejables' por el paciente y muchas veces disminuyen o desaparecen con el reposo psicofísico.

Si, por el contrario, la fasciculación se produce en más de un lugar del cuerpo, a menudo incluso en reposo y se asocia a otros síntomas (p. ej., falta de fuerza, dolor, deficiencias motoras y/o sensoriales), es importante busque consejo médico porque las fasciculaciones 'malignas' podrían ser un indicio de una enfermedad incluso grave.

Terapias

Como a menudo es difícil identificar la supuesta causa o el factor de riesgo detrás del síndrome, no existe un tratamiento específico que lo trate antes.

Sin embargo, existen terapias sintomáticas, utilizadas cuando (rara vez) las fasciculaciones se vuelven tan molestas que conducen a una disminución de la calidad de vida del paciente, por ejemplo, al interferir con el trabajo, si este último requiere la capacidad de concentrarse y tomar decisiones finas y precisas. movimientos

En algunos casos más graves, se pueden utilizar los mismos fármacos utilizados en el temblor esencial (betabloqueantes, anticonvulsivos) o intentar tratar las posibles causas.

A veces, como prueba de alguna conexión con la espasmofilia, puede ser útil la suplementación con sales minerales a gran escala.

Pronóstico

El pronóstico, tanto de la forma más leve como del síndrome de calambres y fasciculaciones, es benigno y generalmente, habiendo alcanzado un pico de síntomas y signos, los síndromes tienden a permanecer estables en el tiempo, sin empeorar ni, sin embargo, mejorar.

En algunos casos, los síndromes pueden tener períodos de remisión.

La condición en sí, aunque molesta, no es dañina a largo plazo y, a menudo, el paciente aprende a vivir con ella e "ignorarla" cuando ocurre.

En ocasiones, en personas ansiosas o con otras enfermedades, puede aumentar la sensación de debilidad y la preocupación de que puedan estar padeciendo una enfermedad grave o neurodegenerativa.

En algunos casos raros puede haber coexistencia o degeneración en fibromialgia o síndrome de fatiga crónica, que son, sin embargo, patologías que se pueden mantener bajo control.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

O.Therapy: qué es, cómo funciona y para qué enfermedades está indicada

Terapia de oxígeno-ozono en el tratamiento de la fibromialgia

Cuando el paciente se queja de dolor en la cadera derecha o izquierda: aquí están las patologías relacionadas

¿Por qué ocurren las fasciculaciones musculares?

Fuente:

Medicina en línea

Publicaciones Recientes

Sintomatología y tratamiento del síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano es una patología caracterizada por el sufrimiento por compresión del nervio mediano como…

Hace 1 hora

Síndrome del ojo seco: síntomas, causas y remedios

El ojo seco es una condición patológica de la superficie ocular que puede dar lugar a…

Hace horas 5

Síndrome de ovario poliquístico (SOP): cuáles son los síntomas y cómo tratarlo

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) se caracteriza por la presencia de múltiples quistes llenos de líquido en uno...

Hace horas 5

Medicamentos para la presión arterial alta: aquí están las principales categorías

Hablemos de la presión arterial alta. Diuréticos, betabloqueantes, bloqueadores de los canales de calcio, inhibidores de la ECA, angiotensina II…

Hace horas 5

Salmonelosis: síntomas, diagnóstico y tratamiento

La salmonelosis es una de un grupo de enfermedades infecciosas causadas por bacterias pertenecientes a la...

Hace horas 9

Atresia esofágica en lactantes: imanes en lugar de cirugía para reparar el esófago

Una técnica innovadora utilizada por primera vez en Italia para tratar la atresia esofágica en…

Hace horas 9