El informe verbal entre médicos de emergencia y paramédicos.

Rachel Waldron, MD y Diane M. Sixsmith, MD, MPH

Introducción - Mantener la seguridad del paciente durante la transición de la atención prehospitalaria al departamento de emergencias (DE) depende de la comunicación efectiva de traspaso entre los proveedores. Intentamos determinar el conocimiento de los médicos de emergencia (EP) sobre la atención brindada por los paramédicos en términos de procedimientos y medicamentos, y si el uso de un informe verbal mejoró la precisión del médico.

Métodos - Realizamos una encuesta de observación en la fase 2 de una muestra de conveniencia de EP en un ED urbano y académico. En este gran servicio de urgencias, los paramédicos no tienen contacto directo con los médicos para pacientes no críticos, y en su lugar le dan su informe a la enfermera de clasificación. En la Fase 1, los paramédicos solo informaron verbalmente a la enfermera de triaje. En la Fase 2, un asistente de investigación (RA) estacionado en triaje escuchó este informe y luego lo repitió textualmente a los EP que cuidaban al paciente. Luego, la RA consultó a los EP 90 minutos más tarde sobre los procedimientos y medicamentos prehospitalarios de sus pacientes. Comparamos la precisión de estos métodos de informes 2.

Resultados - Se completaron 163 encuestas en la Fase 1 y 116 en la Fase 2. El informe oral no tuvo ningún efecto en la conciencia del EP de que el paciente había sido traído por ambulancia (86% en la Fase 1 y 85% en la Fase 2.) El informe oral sí mejoró el conocimiento del PE de los procedimientos prehospitalarios, del 16% en la Fase 1 al 45% en la Fase 2, OR = 4.28 (2.5–7.5). Los PE pudieron identificar correctamente todos los medicamentos orales en el 18% de los casos de Fase 1 y el 47% de los casos de Fase 2, y todos los medicamentos intravenosos en el 42% de los casos de Fase 1 y el 50% de los casos de Fase 2. El informe verbal condujo a una mejora leve en el conocimiento del médico sobre los medicamentos orales administrados, OR = 4.0 (1.09–14.5), y ninguna mejora en el conocimiento del médico sobre los medicamentos intravenosos administrados, OR = 1.33 (0.15–11.35). Utilizando una puntuación compuesta de procedimientos más medicamentos orales más medicamentos intravenosos, los médicos tenían las tres categorías correctas en el 15% de los casos de Fase 1 y 39% de los de Fase 2 (p <0.0001).

Conclusiones - Los EP en nuestro servicio de urgencias desconocían muchos procedimientos y medicamentos prehospitalarios, independientemente del método utilizado para proporcionar esta información. La adición de un informe verbal de traspaso resultó en una modesta mejora en la precisión general.

LEER MÁS SOBRE NCBI

Los comentarios están cerrados.