Museo de Emergencias, Francia: los orígenes del regimiento de los Sapeurs-Pompiers de París

Los orígenes del regimiento de los Sapeurs-Pompiers de París: la introducción de las bombas manuales Dumouriez en París en 1699 sobre la base de un contrato real sentó las bases de lo que más tarde se convertiría en el Regimiento de Sapeurs-Pompiers de la capital francesa.

En ese momento, las tácticas y tecnologías de extinción de incendios disponibles eran bastante rudimentarias.

Solo gracias a la experiencia y valentía de los trabajadores de la construcción, entre los que se reclutaron los Sapeurs-Pompiers, fue posible llevar a cabo las acciones de salvamento y extinción de incendios.

París: después de la Revolución de 1789, los Sapeurs-Pompiers prestaron espontáneamente un juramento al nuevo régimen

El Directorio, el Consulado y el Imperio hicieron solo algunos cambios en la organización que ahora estaba en declive.

Por tanto, se sintió la necesidad de reformar este organismo, pero la reorganización de 1801, que siguió de cerca a la creación de la Prefectura de Policía de París, no dio los resultados esperados.

El mortal incendio que estalló durante el baile de la embajada de Austria en julio de 1810, durante las celebraciones del matrimonio de Napoleón con María Luisa, recordó al emperador la importancia de un regimiento de bomberos funcional para la capital.

A pesar del coraje y la dedicación de los Bomberos que se apresuraron a apagar el fuego, los bomberos revelaron sus debilidades: retrasos, insuficientes y poco fiables. equipo, personal mal capacitado y administración incompetente.

Precisamente por estas razones se destituyó a los dirigentes de la antigua organización y se suprimió el cuerpo de guardia tal como estaba hasta entonces.

París

Sapeurs-Pompiers: tras este desastre, el emperador reorganizó este servicio público creando el primer cuerpo militar del Cuerpo de Bomberos

Está formado por ingenieros de la Guardia Imperial dedicados a defender del fuego los castillos del imperio.

Querida por el emperador Napoleón I, la creación por decreto imperial del 18 de septiembre de 1811 del Batallón de los Sapeurs-Pompiers de París tuvo características originales e innovadoras, consagrando la transición de la organización civil y municipal a un verdadero cuerpo militar.

Así, y desde su creación, este cuerpo militar ha quedado bajo la autoridad del prefecto de la policía de París, responsable de la seguridad de la capital.

Basado en tres bases típicamente militares (entrenamiento extenso de campo de los agentes, investigación tecnológica e implementación de procedimientos operativos), el Batallón se apropió muy rápidamente de su nuevo estilo y se convirtió, desde fines de la segunda mitad del siglo XIX, en un modelo de organización. del servicio público de extinción de incendios no solo de referencia nacional sino también internacional.

En 1814, el batallón recibió un manual de instrucciones y también se introdujo la práctica de la gimnasia para entrenar rescatistas eficientes y atrevidos.

VEHÍCULOS ESPECIALES PARA BOMBEROS: VISITE EL STAND DE ALLISON EN LA EXPO DE EMERGENCIA

En cuanto al equipamiento, los Sapeurs-Pompiers de París disponían de bombas manuales, barriles, hachas y cuerdas.

En 1830, el teniente coronel Gustave Paulin tomó el mando del Cuerpo e inventó el primer aparato respiratorio autónomo para permitir la intervención en habitaciones donde el humo de otra manera imposibilitaba las operaciones.

Durante la primera mitad del siglo XIX, los doce distritos de París fueron defendidos por una red de cuarteles centrales y pequeños puestos diseñados para reducir distancias y acelerar la llegada de ayuda, que aún se realizaba a pie o a caballo.

El Batallón sufrió algunos cambios durante la primera mitad del siglo XIX pero fue a partir de 19 cuando los Sapeurs-Pompiers de París comenzaron a ver grandes mejoras.

Al absorber los municipios vecinos, de hecho, la capital pasó a incluir 20 distritos, 8 más que antes, y sufrió una profunda transformación.

El cuerpo de bomberos parisino tenía que garantizar la protección de un territorio adicional significativo, sin un aumento notable en el número de oficiales activos.

Luego tuvo lugar una reorganización importante con la creación en los nuevos barrios de muchos nuevos puestos de la ciudad, cada uno compuesto por tres hombres y equipo básico.

En 1866, el Batallón se convirtió oficialmente en Regimiento.

Este cambio también estuvo acompañado de un profundo cambio tecnológico. De hecho, pasó de la tracción por caballos a la tracción mecánica: el regimiento Sapeurs-Pompiers de París estaba equipado con bombas de vapor y luego pasó del motor eléctrico al motor de combustión interna.

Al mismo tiempo, una nueva estrategia de cobertura operativa llevó a la división de la capital en 24 sectores de extinción de incendios, lo que permitió la puesta en común de recursos de extinción de incendios y acortó aún más los tiempos de respuesta.

La más importante de todas estas innovaciones provocadas por los avances tecnológicos fue la primera red de alerta establecida después de 1870, basada en la nueva tecnología telegráfica.

Lea también:

El cuerpo de bomberos del Reino Unido da la alarma por el informe de la ONU sobre el clima

Italia, Galería Histórica Nacional de Bomberos

Fuente:

Brigadas de sapeurs-pompiers de Paris; Federatione National Sapeurs-Pompiers de France;

Enlace:

https://www.pompiersparis.fr/fr/presentation/historique/le-bataillon

http://130ans.blogspot.com/2012/04/la-pompe-bras.html

Puede que también te guste