Taquipnea: significado y patologías asociadas al aumento de la frecuencia de los actos respiratorios

La taquipnea o polipnea es una condición médica caracterizada por un aumento en la frecuencia de las respiraciones. En un adulto sano, el número de respiraciones por minuto es generalmente de 16: en el caso de la taquipnea, puede llegar a 40-60 por minuto.

La taquipnea suele ir acompañada de un aumento de la frecuencia cardíaca y una sensación de fatiga y falta de aire.

La causa fisiológica que puede estar asociada con la taquipnea es el esfuerzo físico.

Las causas patológicas incluyen afecciones tan diversas como acidosis metabólica, embolia, sepsis, infarto pulmonar e intoxicación por monóxido de carbono.

Esta condición debe distinguirse de la hiperpnea, que no solo aumenta la frecuencia de la respiración sino que también aumenta la profundidad de la respiración, lo que resulta en una mayor ventilación pulmonar.

¿Qué enfermedades se pueden asociar con la taquipnea?

Las siguientes enfermedades pueden estar asociadas con la taquipnea:

  • Acidosis metabólica
  • Embolia
  • Embolia pulmonar
  • Fibrosis quística
  • Infarto pulmonar
  • Intoxicación por monóxido de carbono
  • Neumonía
  • Sepsis
  • Shock séptico
  • Úlcera duodenal

Tenga en cuenta que esta lista no es exhaustiva y siempre debe consultar a su médico.

¿Cuáles son los remedios para la taquipnea?

Para poder preparar un tratamiento, es importante comprender la causa del trastorno y actuar en consecuencia.

En caso de taquipnea, siempre es recomendable consultar a su médico, quien podrá aconsejarle sobre qué hacer.

¿Cuándo debe consultar a su médico si tiene taquipnea?

Si ya ha sido diagnosticado o tiene riesgo de padecer alguna de las patologías asociadas (ver listado de patologías asociadas).

Lea también:

Ultrasonido: qué es, cuándo y por qué se realiza

Mitos peligrosos sobre la RCP: ya no se respira

Fuente:

Humanitas

Puede que también te guste