¿Enfermedad de Crohn o síndrome del intestino irritable?

Conocida inicialmente como “enfermedad de Crohn”, lo que ahora llamamos más correctamente enfermedad de Crohn, para enfatizar que no es una enfermedad contagiosa, típicamente ocurre en individuos que tienen, debido a una predisposición genética, una respuesta inmune anormal a las bacterias presentes en el intestino

Este proceso da lugar a la generación de úlceras, que a su vez conducen a la aparición de síntomas específicos.

El diagnóstico de la enfermedad de Crohn, por este motivo, nunca puede ser precoz desde el punto de vista biológico, pues se produce cuando el paciente ya presenta estos síntomas debido a un daño intestinal ya en curso.

Enfermedad de Crohn o colon irritable: ¿cuáles son los síntomas?

La enfermedad de Crohn tiene ciertos síntomas similares al síndrome del intestino irritable, que, sin embargo, no está causado por un proceso inflamatorio franco.

Por este motivo es importante derivar siempre al médico de cabecera, oa centros de referencia que puedan realizar una serie de procedimientos diagnósticos útiles para diferenciar ambas patologías.

En la enfermedad de Crohn en particular, pueden presentarse síntomas como fiebre o diarrea nocturna, típicos de las enfermedades inflamatorias, pero están ausentes en el síndrome del intestino irritable.

Si se sospecha la enfermedad de Crohn, el especialista prescribirá pruebas diagnósticas como análisis de sangre, pruebas de heces y pruebas instrumentales, incluida una colonoscopia.

Previamente a determinados exámenes es necesario realizar purgas para preparar el colon para una correcta visualización, pero hoy en día existen varias purgas de bajo volumen, por lo que solo se necesita un litro de solución para lograr el efecto deseado.

Tratamiento para la enfermedad de Crohn

Una vez caracterizada la enfermedad, se debe iniciar el tratamiento de manera oportuna, de lo contrario, a medida que la enfermedad avanza, existe el riesgo de desarrollar daño intestinal que solo se puede resolver con cirugía.

Los tratamientos más eficaces son los fármacos biológicos de última generación.

Se trata de anticuerpos monoclonales que se administran mediante inyecciones subcutáneas o infusiones intravenosas y permiten neutralizar específicamente las sustancias producidas por la inflamación.

Si estas terapias tienen éxito, el paciente puede volver a hacer una vida perfectamente normal manteniendo el tratamiento en el tiempo.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

Enfermedad de Crohn: qué es y cómo tratarla

La tasa de mortalidad por cirugía intestinal en Gales es más alta de lo esperado

Síndrome del intestino irritable (SII): una afección benigna que debe mantenerse bajo control

Colitis y síndrome del intestino irritable: ¿cuál es la diferencia y cómo distinguirlos?

Síndrome del Intestino Irritable: Los Síntomas con los que se Puede Manifestar

Enfermedad inflamatoria intestinal crónica: síntomas y tratamiento para la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa

Fuente:

Humanitas

Puede que también te guste