Soplos cardíacos: que es y cuando preocuparse

Soplos cardíacos: una afección generalizada que puede ser un 'ruido' fisiológico o una señal de advertencia de una afección cardíaca

Soplos cardíacos es un término acuñado a menudo para describir el ruido que hace la sangre al pasar entre las diversas estructuras, cámaras y válvulas del corazón, impulsada por la contracción del músculo.

Si bien el paso de la sangre normalmente es silencioso, a veces puede volverse más ruidoso.

Sin embargo, los soplos cardíacos no siempre son expresión de patología; de hecho, en la mayoría de los casos se trata de una enfermedad benigna.

Soplos cardíacos: un ruido fisiológico

Un soplo cardíaco no es más que el ruido que escuchas cuando escuchas a tu corazón: es un ruido fisiológico, porque la sangre puede crear turbulencias al pasar por las estructuras del corazón.

En algunas personas, especialmente jóvenes o mujeres delgadas, se puede sentir con mayor intensidad, lo que también puede ocurrir en el caso de fiebre, taquicardia y anemia.

Tener un soplo cardíaco, por lo tanto, no significa que tenga una afección cardíaca, no es una patología.

Es una alarma: en el 80% de los casos es benigno, un ruido armónico que no preocupa, mientras que en el 20% restante de los casos es expresión de patología cardíaca, como la valvulopatía.

¿CARDIOPROTECCIÓN Y REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR? VISITE AHORA EL STAND EMD112 EN LA EXPO DE EMERGENCIA PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN

Las causas de los soplos cardíacos.

Cuando se descubre que el soplo es expresión de una patología cardíaca, es necesario realizar investigaciones para descubrir el origen. Pueden estar involucradas varias patologías:

  • cardiopatía congénita, es decir, malformaciones del corazón que han estado presentes desde el nacimiento (como defectos interauriculares, defectos interventriculares, conducto botallo persistente);
  • enfermedad cardíaca adquirida, en adultos, como prolapso de la válvula mitral o, particularmente en los ancianos, estenosis de la válvula aórtica. En este caso, el ruido percibido es muy característico y reconocible, un soplo áspero que se produce cuando la sangre tiene que pasar por una válvula parcialmente cerrada o calcificada;
  • insuficiencia cardíaca, una afección de la enfermedad del ventrículo izquierdo que puede provocar insuficiencia de la válvula mitral o tricúspide.

Diagnóstico de soplos cardíacos.

Cada válvula produce un soplo específico; en el pasado, los soplos cardíacos se estudiaban con mucho cuidado desde el punto de vista de los semióticos, lo que conducía a un diagnóstico por auscultación del corazón.

A partir del soplo percibido se pudo entender el tipo de valvulopatía que padecía el paciente y el grado de gravedad.

Hoy en día, este método ha sido sustituido por la herramienta de diagnóstico que mejor permite comprender la cardiopatía a partir de la cual se genera el soplo: la ecocardiografía.

En comparación con años anteriores, la capacidad de escuchar soplos entre los médicos se ha perdido un poco: en el pasado, un estudiante de medicina estudiaba los soplos en casetes de audio y, por lo tanto, se capacitaba para reconocerlos.

Hoy en día, el instrumental médico ha evolucionado y el origen de los soplos se diagnostica mediante un examen ecográfico, donde es posible ver de inmediato el movimiento de la válvula y la contracción / dilatación del ventrículo.

Este examen utiliza ultrasonido, por lo que no es peligroso y no es una fuente de radiación.

Hay varios tipos:

  • Ecocardiografía transtorácica: el examen más simple, en dos dimensiones;
  • Ecocardiografía 3D;
  • Ecocardiografía transesofágica, el examen más profundo para visualizar mejor el movimiento de las válvulas '.

Los síntomas

Los síntomas están presentes si el soplo cardíaco es la expresión de una patología.

Puede suceder que los pacientes que han estado asintomáticos hasta ahora de repente tengan dificultad para respirar y experimenten un soplo importante que no estaba presente antes.

Esto puede ocurrir en el caso de una ruptura del cordón de la válvula mitral.

En el caso de los pacientes que padecen estenosis aórtica, en cambio, es típico que no haya síntomas hasta que, generalmente a partir de los 70-80 años, se produce un soplo, que es una expresión de una válvula calcificada que se está cerrando. .

En este caso, es importante hacer un diagnóstico antes de que ocurran eventos clínicos graves, como insuficiencia cardíaca o accidente cerebrovascular.

EQUIPO DE ECG? VISITA EL STAND DE ZOLL EN LA EXPO DE EMERGENCIA

Soplos cardíacos en niños

En el caso de niños o adolescentes, el primer diagnóstico de soplo cardíaco puede ser realizado directamente por el médico de cabecera o durante las visitas deportivas.

Los soplos cardíacos patológicos, resultantes de una cardiopatía congénita, se diagnostican y, si es necesario, se tratan unos meses / años después del nacimiento.

La elección de la terapia

Además de permitir un diagnóstico preciso, identificando la valvulopatía y su grado de gravedad, la ecocardiografía ayuda a elegir la terapia más adecuada para el paciente, ya sea quirúrgica o farmacológica.

Hoy en día, sin embargo, gracias a los avances en cardiología intervencionista, existe otra opción terapéutica: la sustitución de una válvula aórtica enferma por TAVI percutánea no invasiva, o la reparación de las válvulas mitral y tricúspide con un clip.

Sin embargo, es fundamental vigilar la evolución de los soplos a lo largo del tiempo, que puede variar en función de la evolución de la patología valvular.

Lea también:

Pediatría, en el Bambino Gesù El primer trasplante de corazón con donante Covid + y receptor negativo

Amiloidosis cardíaca, nuevas posibilidades de tratamiento: un libro de Sant'Anna Di Pisa las explica

Prevención cardiovascular secundaria: la aspirina cardiovascular es el primer salvavidas

Fuente:

GDS

Puede que también te guste