Esteatosis hepática: que es y como prevenirla

Esteatosis hepática: un hígado sano es muy importante para el bienestar de nuestro organismo. El hígado, de hecho, es un órgano glandular conectado al sistema digestivo que, con su acción, participa en la digestión de los alimentos que ingerimos. Sus funciones, además, también están asociadas a la defensa del organismo y la eliminación de sustancias nocivas.

La esteatosis hepática no alcohólica, también conocida como “hígado graso”, es una enfermedad hepática bastante común que, según las estimaciones, afecta a más del 40% de la población. La esteatosis puede evolucionar a afecciones más graves, como fibrosis hepática y cirrosis.

¿Qué es la esteatosis hepática?

La esteatosis hepática se caracteriza por una acumulación de grasa, en forma de triglicéridos, en las células del hígado.

Entre las causas de la esteatosis hepática se encuentran la diabetes, el sedentarismo y una dieta alta en calorías.

Las personas que, por tanto, tienen más probabilidades de desarrollar esta enfermedad son las que tienen sobrepeso o un índice de masa corporal superior a 30 y las que llevan un estilo de vida especialmente sedentario.

Los síntomas de la esteatosis hepática.

La esteatosis hepática es una enfermedad que generalmente se manifiesta de forma asintomática y, por tanto, sin que la persona afectada se dé cuenta.

La esteatosis, de hecho, no interrumpe las funciones normales del hígado, pero puede conducir a una fibrosis hepática, es decir, una inflamación del hígado que implica una serie de lesiones que provocan, a su vez, la formación de tejido fibroso.

El tejido fibroso pasa a interferir con el correcto funcionamiento del hígado, provocando, en determinados casos, cirrosis.

Los síntomas que puede experimentar el paciente en esta etapa de la enfermedad son ascitis, anemia, piernas hinchadas, sangrado cutáneo, fatiga e ictericia.

Además, la cirrosis es una enfermedad crónica y degenerativa, que puede dar lugar a tumores hepáticos.

¿Qué pruebas para el diagnóstico de esteatosis hepática?

La patología se sospecha inicialmente con un examen objetivo que tiene en cuenta la circunferencia abdominal del paciente.

También suele estar relacionado con el síndrome metabólico, que implica la concomitancia de al menos tres factores: prediabetes, diabetes, obesidad, hipertensión y exceso de triglicéridos.

En cambio, con respecto a las causas que conducen al desarrollo de la fibrosis, aún no se ha aclarado.

No cabe duda de que existe un componente genético, pero también la dieta es importante en este proceso, especialmente cuando hay un consumo excesivo de alimentos como carnes rojas, embutidos, azúcares industriales y grasas trans y poliinsaturadas.

La naturaleza asintomática de la esteatosis hepática implica que los controles clínicos son las principales herramientas en el campo de la prevención.

Por lo tanto, estamos hablando de análisis de sangre, útiles para evaluar los niveles de enzimas hepáticas, y exámenes realizados por imagen diagnóstica.

Ahora también está disponible el fibroscan, una prueba especial que reconoce la presencia de fibrosis hepática. Finalmente, una visita con un especialista es esencial para evaluar la salud general de su hígado.

Esteatosis hepática: estilo de vida y prevención

Las enfermedades hepáticas se pueden prevenir principalmente evitando el sedentarismo, practicando actividad física regular y siguiendo una dieta equilibrada, rica en proteínas vegetales, cereales integrales, pescados y carnes blancas, baja en carnes rojas y libre de dulces y alcohol.

La dieta mediterránea está especialmente indicada para adelgazar y reducir la cantidad de esteatosis.

No existen medicamentos en el mercado capaces de bloquear el proceso degenerativo de la esteatosis no alcohólica en la fibrosis hepática.

La modificación del estilo de vida es por tanto una intervención fundamental y debe pasar por una mejora de la dieta, la práctica regular de actividad física y la eliminación del alcohol.

Lea también:

Hepatitis aguda y lesión renal debido al consumo de bebidas energéticas: informe de caso

Nueva York, investigadores de Mount Sinai publican un estudio sobre la enfermedad hepática en rescatistas del World Trade Center

Fuente:

Humanitas

Puede que también te guste