Hidratación: también esencial para los ojos

Es bien sabido que beber es importante, y que la hidratación en general es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo

Lo que quizás no sea tan conocido es que el ojo también necesita mantenerse hidratado: el ojo mismo está formado por tejidos, como la córnea y el vítreo, que son más del 90 % agua.

En caso de reducción del contenido de líquidos corporales, esta concentración puede variar.

Hidratación insuficiente: algunas causas

Bajo ciertas condiciones, los ojos están bajo estrés, lo que puede conducir a una hidratación inadecuada.

Por ejemplo, en verano el calor provoca una sudoración excesiva, el aire se seca con el uso de acondicionadores de aire o deshumidificadores, por lo que perdemos líquidos con mayor facilidad.

También en verano hay más casos de desprendimiento de retina: una deshidratación severa puede provocar la contracción del vítreo, la gelatina que se encuentra en la parte delantera de la retina y detrás del cristalino.

A medida que se adhiere a la retina, es probable que el vítreo, al contraerse, ejerza una tracción que puede inducir rupturas retinianas que posteriormente conducen al desprendimiento de retina.

En invierno, el uso de radiadores, la baja humedad y el viento seco pueden contribuir a la deshidratación del cuerpo, sobre todo si se bebe poca agua.

Hidratación insuficiente: los síntomas más comunes

Las personas que sufren de hidratación ocular insuficiente a menudo muestran síntomas que pueden incluir:

- ojos irritados;

– sensación de fatiga en los ojos;

– irritación típica de los ojos secos;

– fotofobia.

Síndrome del ojo seco

Si hay una reducción en el contenido de líquido en el cuerpo, esta concentración puede variar, afectando la salud ocular.

Una hidratación insuficiente puede conducir al agotamiento de líquidos, con una producción reducida de lágrimas y, por lo tanto, al síndrome del ojo seco.

¿Hidratación inadecuada? Esto es lo que debe hacer

El primer consejo es beber al menos un litro y medio de agua al día.

También es importante mantener siempre el ambiente húmedo y, si es necesario, lubricar el ojo con sustitutos de lágrimas, que también pueden ayudar a prevenir la inflamación.

Finalmente, lo más importante es consultar a un oftalmólogo, quien podrá prescribir el mejor tratamiento, una vez realizado el diagnóstico correcto.

Hidratación ocular: qué beber y qué evitar

En general, para mantener los ojos correctamente hidratados, se deben evitar todas las bebidas y bebidas azucaradas, ya que absorben líquidos para diluir los azúcares.

El agua mineral se reemplaza mejor por agua baja en minerales, que puede complementar las necesidades de líquidos más rápidamente.

El consumo de agua debe ser constante, un vaso de agua a la vez, varias veces al día.

En cuanto a la alimentación, recuerda que los alimentos ricos en grasas, sal y especias requieren más agua de lo normal para su digestión.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

Cambios de color en la orina: cuándo consultar a un médico

El color de la orina: ¿Qué nos dice la orina sobre nuestra salud?

¿Qué es la deshidratación?

Verano y altas temperaturas: deshidratación en paramédicos y socorristas

Primeros auxilios para la deshidratación: saber responder a una situación no necesariamente relacionada con el calor

Fuente:

Humanitas

Puede que también te guste