Síndrome del intestino irritable: qué comer y qué evitar

Síndrome del intestino irritable: con la llegada de la primavera, y el cambio de estaciones en general, muchas personas se quejan de dolores y molestias abdominales

A menudo asociado con estreñimiento o diarrea o ambos, el síndrome del intestino irritable parece estallar durante el cambio de estación

¿Qué hacer y cómo regular tu dieta?

¿Qué es el síndrome del intestino irritable?

El síndrome del intestino irritable es una enfermedad inflamatoria crónica del intestino que afecta a más del 10% de la población, especialmente a las mujeres, con una mayor prevalencia entre los 20 y los 50 años.

Se caracteriza por malestar o dolor abdominal, asociado a alteración de la función intestinal y acompañado de hinchazón o distensión abdominal.

Síndrome del intestino irritable: ¿qué comer y qué evitar?

Cabe precisar que la estrategia terapéutica del síndrome del intestino irritable, precisamente porque muchas veces se desconoce la causa, se basa principalmente en el tratamiento de los síntomas referidos por el paciente.

Las causas del trastorno son múltiples y no se puede identificar un desencadenante único en un paciente individual.

En general, es recomendable beber al menos dos litros de agua corriente al día, sobre todo si se está estreñido, para evitar los gases que aumentan la sensación de hinchazón y meteorismo.

Lo ideal es beber el agua entre comidas.

En cuanto a la dieta, la dieta “baja en FODMAP” (Fermentable Oligo-saccharides, Disaccharides, Mono-saccharides and Polyols) puede ayudar a limitar los síntomas: esta dieta consiste en reducir – o eliminar – azúcares de difícil digestión, como oligosacáridos, monosacáridos y todas aquellas sustancias que pueden aumentar la retención de agua en el intestino.

En general, se deben evitar los alimentos que aumentan la fermentación, como la leche de vaca, el yogur, las legumbres, las alcachofas, los espárragos, las setas, las manzanas, los melocotones, los albaricoques, las cerezas, la sandía, los pistachos y la cerveza.

Se recomiendan pescados, carnes, arroz, quinoa, huevos y tofu, plátanos, fresas, zanahorias, patatas, tomates, calabacines, berenjenas y quesos maduros.

Sin embargo, cada paciente tiene su propia tolerancia individual a los alimentos, por lo que lo mejor es confiar en el consejo del gastroenterólogo y dietista para recibir las recomendaciones dietéticas más adecuadas.

Por último, no olvides hacer ejercicio regularmente, que también es bueno para la salud intestinal.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

Enfermedad de Crohn: qué es y cómo tratarla

La tasa de mortalidad por cirugía intestinal en Gales es más alta de lo esperado

Síndrome del intestino irritable (SII): una afección benigna que debe mantenerse bajo control

Colitis y síndrome del intestino irritable: ¿cuál es la diferencia y cómo distinguirlos?

Síndrome del Intestino Irritable: Los Síntomas con los que se Puede Manifestar

Enfermedad inflamatoria intestinal crónica: síntomas y tratamiento para la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa

¿Enfermedad de Crohn o síndrome del intestino irritable?

Fuente:

Humanitas

Puede que también te guste