Manejo de la temperatura posterior a la parada en niños

Declaración sobre el manejo de la temperatura en niños después de un paro cardíaco. Noviembre de 2021. Grupo de trabajo de soporte vital pediátrico (PLS) del ILCOR

El grupo de trabajo de soporte vital pediátrico (PLS) de ILCOR desea proporcionar una revisión de la evidencia actualizada y comentarios sobre las recomendaciones para el manejo de la temperatura pediátrica posterior a un paro cardíaco.

Esto sigue el consenso recientemente actualizado sobre la ciencia y las recomendaciones de tratamiento para el manejo de la temperatura en el paro cardíaco en adultos por el grupo de trabajo Advanced LifeSupport (ALS).

DESFIBRILADORES, VISITE EL STAND DE ZOLL EN LA EXPO DE EMERGENCIA

Manejo de la temperatura posterior a la parada en niños: precomendaciones pediátricas anteriores en 2020

El grupo de trabajo de PLS proporcionó las siguientes recomendaciones de tratamiento (1) siguiendo la revisión sistemática encargada por ILCOR por Buick et al (2) que incluyó los dos principales ensayos de control aleatorios (ECA) que utilizan protocolos similares en el OHCA y el IHCA pediátricos. (3, 4)

Sugerimos que para los bebés y niños que permanecen en coma después de ROSC de OHCA y IHCA, se utilice el control de temperatura específico para mantener una temperatura central de 37.5 ° C o menos (recomendación débil, evidencia de certeza moderada).

Sobre la base de 2 ensayos aleatorizados y 8 estudios de cohortes observacionales retrospectivos que proporcionaron datos comparativos sobre el resultado neurológico favorable, la supervivencia y los eventos adversos intrahospitalarios, no hay evidencia concluyente para apoyar o refutar el uso de hipotermia terapéutica (32 ° C a 34 ° C ) en comparación con la normotermia terapéutica (36 ° C a 37.5 ° C) (o una temperatura alternativa) para los niños que logran ROSC pero permanecen en coma después de OHCA o IHCA.

En el CoSTR original (5), el grupo de trabajo de PLS informó una preferencia por el uso de hipotermia inducida de 32 ° C a 34 ° C en lugar del control activo de la temperatura a normotermia de 36 ° C a 37.5 ° C para OHCA.

No hubo datos suficientes sobre pacientes con PCSI para hacer una preferencia en esa población. El grupo de trabajo también señaló que la fiebre es potencialmente dañina y debe evitarse.

¿CARDIOPROTECCIÓN Y REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR? VISITE EL STAND DE EMD112 EN LA EXPO DE EMERGENCIA AHORA PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN

Manejo de la temperatura en niños: búsqueda de literatura pediátrica actualizada

El 7 de septiembre de 2021, el grupo de trabajo de PLS realizó una Actualización de evidencia siguiendo la estrategia de búsqueda original y la pregunta de investigación publicada por Buick et al. (2)

No se identificaron nuevos ECA. Ocho publicaciones adicionales cumplieron los criterios de inclusión; sin embargo, siete fueron análisis secundarios de subgrupos de los datos del ensayo primario del ECA sobre hipotermia terapéutica después de un paro cardíaco pediátrico (THAPCA) para las cohortes OHCA, IHCA o combinadas. (6-12) Se identificó un nuevo estudio de cohorte observacional retrospectivo de Australia que comparaba la hipotermia inducida (<35 ° C) y la normotermia (36-36.5 ° C).

Los datos del análisis secundario THAPCA no mostraron diferencias entre los grupos de temperatura (32-34 versus 36-37.5 ° C) en ninguno de los siguientes subgrupos; ECMO o ECPR, hipotensión post-ROSC, reanimación a tórax abierto, cohorte combinada OH e IH y lesión renal aguda. En el estudio australiano de Magee et al, no hubo diferencia en la supervivencia; sin embargo, después del ajuste de regresión, la hipotermia inducida se asoció con una mejora significativa en dos medidas de calidad de vida relacionadas con la salud (puntuaciones físicas y psicosociales más altas). (13)

El grupo de trabajo no identificó suficientes datos nuevos para proceder a repetir la revisión sistemática completa y el grupo de trabajo ya no deseaba expresar una preferencia.

Recomendaciones del grupo de trabajo de soporte vital avanzado (ALS) y contexto de la revisión de evidencia del grupo de trabajo de PLS en 2021

Las principales recomendaciones de tratamiento del grupo de trabajo de ALS CoSTR, 30 de agosto de 2021, se actualizaron después de una revisión sistemática dirigida por el grupo de trabajo por Granfeldt et al (14) y la publicación del estudio 'TTM2' (15) y se pueden encontrar aquí [https: //costr.ilcor.org/docume…].

Sugieren, en adultos, la prevención activa de la fiebre fijando una temperatura ≤ 37.5 para aquellos pacientes que permanecen en coma después de RCE por reposo cardíaco (recomendación débil, evidencia de certeza baja) y reconocen la incertidumbre de si las subpoblaciones de pacientes con paro cardíaco pueden beneficiarse de la hipotermia dirigida a 32- 34 ° C.

Aunque las recomendaciones del grupo de trabajo de PLS y ALS son similares, es importante destacar que existen diferencias notables entre las poblaciones de paro cardíaco pediátrico y de paro cardíaco en adultos.

En primer lugar, los estudios pediátricos de OHCA a menudo se centran en todas las etiologías de paro cardíaco (etiología predominantemente hipoxémica) en comparación con la mayoría de los estudios en adultos que se centran en una cardiotología primaria.

En segundo lugar, el PCSI pediátrico ocurre predominantemente en las poblaciones ya atendidas en el entorno de cuidados intensivos, mientras que el PCSI para adultos se distribuye casi de manera uniforme en entornos de cuidados intensivos y no intensivos.

En tercer lugar, la mayor parte de la OHCA y la IHCA pediátrica ocurren en el rango de edad pediátrica más joven, y existen suficientes diferencias en la biología del desarrollo y la epidemiología entre adultos y niños para respaldar que los hallazgos y recomendaciones de los estudios de adultos pueden no ser aplicables a la población pediátrica.

Recomendaciones pediátricas en 2021: manejo de la temperatura después de la parada en niños

Las recomendaciones del grupo de trabajo PLS de 2020 para la población pediátrica, por lo tanto, permanecen sin cambios en 2021 con una aclaración menor en la redacción de los objetivos de temperatura:

Sugerimos que para los bebés y niños que permanecen en coma después de ROSC de OHCA o IHCA, se use el control activo de la temperatura para mantener una temperatura central ≤ 37.5 ° C (recomendación débil, evidencia de certeza moderada).

No hay evidencia concluyente para apoyar o refutar el uso de inducidos

hipotermia (32 ° C a 34 ° C) en comparación con el control activo de la temperatura en la termotermia (36 ° C a 37.5 ° C) (o una temperatura alternativa) para los niños que logran ROSC pero permanecen en coma después de OHCA o IHCA.

 

Brechas de conocimiento en pediatría

El grupo de trabajo de PLS reconoce que sigue habiendo incertidumbre acerca de la aplicación del control de la temperatura en el IHCA y el OHCA pediátricos (temperatura objetivo, tiempo, duración, técnica); además, en circunstancias en las que se puede considerar la hipotermia, todavía no hay evidencia para guiar el recalentamiento. Se necesitan con urgencia más investigaciones pediátricas y ensayos clínicos para responder a estas importantes preguntas.

Escritores

BR Scholefield, AM. Guerguerian, J. Tijssen, J. Acworth, R. Aickin, D. Atkins, A. DeCaen, TB. Couto, M. Kleinman, D. Kloeck, G. Nuthall, I. Maconochie, V. Nadkarni, Gene Y. Ong, A. Reis, A. Rodriguez-Nunez, S. Schexnayder, P. Van de Voorde, KC Ng en nombre del Servicio de Pediatría Grupo de Trabajo de Soporte Vital, ILCOR.

Lea también:

Insuficiencia cardíaca e inteligencia artificial: algoritmo de autoaprendizaje para detectar signos invisibles al ECG

Paro cardíaco extrahospitalario (OHCA): "La hipotermia dirigida no reduce las muertes en pacientes en coma"

Referencias

  1. Maconochie IK, Aickin R, Hazinski MF, Atkins DL, Bingham R, Couto TB, et al. Soporte vital pediátrico: Consenso internacional de 2020 sobre ciencia de la reanimación cardiopulmonar y la atención cardiovascular de emergencia con recomendaciones de tratamiento. Resucitación. 2020; 156: A120-a55.
  2. Buick JE, Wallner C, Aickin R, Meaney PA, de Caen A, Maconochie I, et al. Manejo pediátrico de la temperatura después de un paro cardíaco: una revisión sistemática y un metanálisis. Reanimación 2019; 139: 65-75.
  3. Moler FW, Silverstein FS, Holubkov R, Slomine BS, Christensen JR, Nadkarni VM, et al. Hipotermia terapéutica después de un paro cardíaco intrahospitalario en niños. Revista de Medicina de Nueva Inglaterra. 2017; 376 (4): 318-29.
  4. Moler FW, Silverstein FS, Holubkov R, Slomine BS, Christensen JR, Nadkarni VM, et al. Hipotermia terapéutica después de un paro cardíaco extrahospitalario en niños. Revista de Medicina de Nueva Inglaterra. 2015; 372 (20): 1898-908.
  5. Soar J, Maconochie I, Wyckoff MH, Olasveengen TM, Singletary EM, Greif R, et al. 2019 Consenso Internacional sobre Reanimación Cardiopulmonar y Atención Cardiovascular de Emergencia Ciencia con Recomendaciones de Tratamiento: Resumen del Soporte Vital Básico; LifeSupport avanzado; Soporte vital pediátrico; Soporte vital neonatal; Educación, implementación y equipos; y Grupos de trabajo de primeros auxilios. Circulación. 2019; 140 (24): e826-e80.
  6. Cornell TT, Selewski DT, Alten JA, Askenazi D, Fitzgerald JC, Topjian A, et al. Lesión renal aguda después de un paro cardíaco pediátrico fuera del hospital. Resucitación. 2018; 131: 63-8.
  7. Meert KL, Delius R, Slomine BS, Christensen JR, Page K, Holubkov R, et al. Resultados neurológicos y de supervivencia a un año después de la reanimación cardiopulmonar a tórax abierto pediátrica. Annals ofThoracic Surgery. 2019; 107 (5): 1441-6.
  8. Meert KL, Guerguerian AM, Barbaro R, Slomine BS, Christensen JR, Berger J, et al. Reanimación cardiopulmonar extracorpórea: supervivencia a un año y resultado neuroconductual entre bebés y niños con paro cardíaco hospitalario. Medicina de Terapia Intensiva. 2019; 47 (3): 393-402.
  9. Moler FW, Silverstein FS, Nadkarni VM, Meert KL, Shah SH, Slomine B, et al. Paro cardíaco pediátrico extrahospitalario: tiempo para alcanzar la temperatura objetivo y los resultados. Resucitación. 2019; 135: 88-97.
  10. Topjian AA, Telford R, Holubkov R, Nadkarni VM, Berg RA, Dean JM, et al. Asociación de hipotensión posresucitación precoz con supervivencia al alta después del control de temperatura objetivo para el paro cardíaco pediátrico extrahospitalario: análisis secundario de un ensayo clínico aleatorizado. JAMA Pediatrics. 2018; 172 (2): 143-53.
  11. Topjian AA, Telford R, Holubkov R, Nadkarni VM, Berg RA, Dean JM, et al. La asociación de hipotensión post-reanimación precoz con la supervivencia al alta después del control de la temperatura objetivo para el paro cardíaco pediátrico intrahospitalario. Resucitación. 2019; 141: 24-34.
  12. Scholefield BR, Silverstein FS, Telford R, Holubkov R, Slomine BS, Meert KL, et al. Terapicipotermia después de un paro cardíaco pediátrico: ensayos controlados aleatorios agrupados. Reanimación 2018; 133: 101-7.
  13. Magee A, Deschamps R, Delzoppo C, Pan KC, Butt W, Dagan M, et al. Manejo de la temperatura y calidad de vida relacionada con la salud en niños 3 años después de un paro cardíaco. Medicina de cuidados críticos pediátricos. 9000.
  14. Granfeldt A, Holmberg MJ, Nolan JP, Soar J, Andersen LW, International Liaison Committeeon Resuscitation Advanced Life Support Task F. Resucitación. 2021; 167: 160-72.
  15. Dankiewicz J, Cronberg T, Lilja G, Jakobsen JC, Levin H, Ullen S, et al. Hipotermia versus norotermia después de un paro cardíaco extrahospitalario. N Engl J Med. 2021; 384 (24): 2283-94.

Fuente:

ILCOR

Puede que también te guste