¿Qué es el TTTS o síndrome de transfusión de gemelo a gemelo?

El TTTS o síndrome de transfusión de gemelo a gemelo es una enfermedad aguda característica de los gemelos que comparten una placenta y se caracteriza por el paso anormal de sangre de un gemelo (donante) al otro (receptor)

Este desequilibrio conduce a un aumento en el volumen de líquido en el gemelo receptor, lo que resulta en un aumento en la cantidad de orina emitida (poliuria).

La poliuria da como resultado un exceso de líquido en el saco amniótico (polidramnios).

Por otro lado, en el saco del gemelo donante se produce una marcada reducción de la cantidad de líquido amniótico hasta su ausencia total (anhidramnios) y cambios circulatorios por la disminución del volumen sanguíneo.

¿Cuáles son las causas del TTTS o síndrome de transfusión de gemelo a gemelo?

En todos los embarazos gemelares con placenta única existe una zona de la placenta, denominada ecuador vascular, donde los vasos sanguíneos placentarios pertenecientes al territorio de un gemelo entran en comunicación con los vasos pertenecientes al territorio placentario del otro gemelo, a través de la presencia de conexiones (anastomosis) entre los vasos sanguíneos.

Cuando se altera el equilibrio entre los vasos sanguíneos de los gemelos, se produce la enfermedad, pero aún no se sabe por qué sucede.

¿Qué tan común es el TTTS o síndrome de transfusión de gemelo a gemelo?

Aproximadamente entre el 10 y el 15 % de los embarazos de mellizos que comparten una placenta pero cada uno está encerrado en su propio saco amniótico desarrollan TTTS.

La enfermedad es menos frecuente (4%) en embarazos en los que los gemelos comparten tanto la placenta como el saco amniótico.

Diagnóstico de TTTS o síndrome de transfusión de gemelo a gemelo

El diagnóstico del síndrome de transfusión feto-fetal se realiza mediante ecografía. El requisito básico para el diagnóstico, que suele realizarse entre las 16 y 24 semanas, es la coexistencia de líquido amniótico abundante o polidramnios del receptor (colgajo máximo > 8 cm antes de las 20 semanas y > 10 cm después) y líquido amniótico reducido/ausente u oligohidramnios del donante (colgajo máximo < 2 cm).

La evaluación de la flujometría Doppler del cordón umbilical y del ductus venoso en ambos fetos también permite definir el estadio de evolución de la patología.

¿Por qué intervenimos en casos de TTTS o Síndrome de Transfusión de Gemelo a Gemelo?

Si se dejan en su curso natural, las formas graves de transfusión feto-fetal conducen a la pérdida de uno o ambos gemelos en la gran mayoría de los casos. Además, en el caso de la muerte de un solo gemelo, es muy común encontrar una reducción severa en el volumen de sangre en el gemelo sobreviviente.

Este fenómeno está asociado, en aproximadamente el 30-50% de los casos, con el desarrollo de daño cerebral, de diversos grados, desde retraso en el aprendizaje motor o del lenguaje hasta deterioro neuromotor o cognitivo severo, debido a la reducción de la oxigenación del cerebro causada por la reducción de la sangre. suministro al gemelo sobreviviente.

Siempre se toman medidas cuando hay anormalidades en el flujo de sangre a uno o ambos gemelos.

Sin embargo, también hay casos en los que solo se requiere intervención si el líquido amniótico en el gemelo receptor es tan alto que existe el riesgo de perder el embarazo o romper las membranas o tener un parto prematuro.

Como es tratado?

El tratamiento de primera elección para el síndrome de transfusión feto-fetal es la coagulación endoscópica con láser de las anastomosis vasculares placentarias.

El fundamento de este procedimiento es interrumpir el intercambio anormal de vasos sanguíneos placentarios y restablecer una circulación adecuada para ambos gemelos.

El procedimiento implica el uso de un endoscopio (fetoscopio) de aproximadamente 3 mm de diámetro, que se inserta en la cavidad amniótica del gemelo receptor por vía transabdominal materna y permite la visión directa de la superficie placentaria.

Luego se inserta una fibra láser muy delgada en el fetoscopio para coagular las conexiones vasculares (anastomosis) y dividir la placenta en dos distritos separados.

La operación se lleva a cabo bajo anestesia local y sedación en un entorno de hospitalización.

La estancia media en el hospital es de 2-3 días. Los riesgos maternos son muy raros y tratables.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

La leche materna estimula las defensas contra el covid-19 de los bebés: un estudio en Jama

Descubre que tiene un tumor raro durante el embarazo: madre y bebé salvados por especialistas en el Policlínico Di Milano

Fuente:

el niño Jesús

Puede que también te guste