Gestión y ventilación efectiva de las vías respiratorias: consejos 10

Mantener una vía aérea BLS patente y asegurar una vía respiratoria ELA mediante intubación endotraqueal puede ser un esfuerzo dinámico y desafiante, que requiere esfuerzos coordinados de múltiples rescatistas.

Como tal, es ventajoso utilizar métodos y técnicas que lo ayuden a lograr su objetivo de mantenimiento y ventilación efectivos de las vías respiratorias.

Aquí 10 se inclina en una progresión gradual que abarca el espectro a través de BLS hasta el manejo y la ventilación de las vías respiratorias ALS.

  1. Coloque al paciente en una posición óptima para abrir la vía aérea.

Cuanto más abierta es una vía aérea, menor es la presión de ventilación y el volumen requerido para una ventilación efectiva. Richard Levitan, uno de los primeros médicos de medicina de emergencia en usar una cámara de vía aérea y autor de más de artículos de investigación de gestión de vías aéreas de 20, afirma que la creación de una vía aérea abierta patentada es un proceso de tres pasos:

  • Coloque al paciente en una posición adecuada;
  • Inserte una vía aérea oral o nasal;
  • Levante la mandíbula y las estructuras submandibulares.
  1. Use un complemento de vía aérea BLS.

Los complementos de las vías respiratorias BLS deben utilizarse en todos los pacientes que reciben ventilación con presión positiva a menos que existan contraindicaciones absolutas para su uso. Es un paciente raro en el que no se puede utilizar una vía respiratoria orofaríngea o nasofaríngea.

  1. Utilice una maniobra de empuje de la mandíbula al abrir las vías respiratorias.

La maniobra de empuje de la mandíbula es una forma extremadamente eficaz de levantar la mandíbula y el hioides, desplazarlos anteriormente y levantar la lengua de la orofaringe, evitando así la oclusión de las vías respiratorias.

El empuje de la mandíbula es muy eficaz cuando se utiliza con un Vía aérea BLS adjunto. Además, se puede utilizar en pacientes con sospecha de lesión de la columna cervical cuyas columnas cervicales deben mantenerse en una posición neutral en línea.

  1. Use BVM de dos rescatadores y la técnica de eminencia tenar para obtener un buen sello de máscara.

Obtener un sello de máscara adecuado en la cara del paciente puede ser uno de los componentes más desafiantes del mantenimiento y la ventilación de las vías respiratorias.

Siempre que sea posible, la ventilación de la máscara de la bolsa debe ser realizada por dos rescatistas, uno para sostener el sello de la máscara con las dos manos y la otra para apretar el dispositivo de la máscara de la bolsa a la velocidad adecuada.

Siempre que sea posible, el rescatador con más experiencia en el mantenimiento de la permeabilidad de las vías respiratorias debe ser responsable del sellado de la máscara, y el rescatador con menos experiencia responsable de la ventilación.

  1. Ventile al paciente usando largos tiempos de inspiración, con el volumen corriente más pequeño requerido y una velocidad tan lenta como sea necesaria para lograr una oxigenación óptima.

El objetivo durante la ventilación BVM es adecuado oxigenación sin insuflación gástrica o la generación de una presión intratorácica innecesariamente alta.

Esto se logra mediante prácticas que eviten altas presiones en las vías respiratorias durante la ventilación con BVM, como una apertura óptima de las vías respiratorias, tiempos inspiratorios más prolongados, volúmenes corrientes más pequeños y ventilación a la velocidad más baja posible.

  1. Posicione al paciente para laringoscopia directa e intubación endotraqueal.

Ha estado ventilando a un paciente con BVM y decidió que es necesaria la intubación endotraqueal. ¿Existe una posición óptima para laringoscopia directa, ¿uno que alinea mejor la anatomía de las vías respiratorias y asegura la mejor probabilidad de una buena visión de la abertura glótica y una mayor probabilidad de éxito en la primera pasada?

La respuesta es sí, la posición elevada de la cabeza. Colocar al paciente con su canal auditivo en el mismo plano horizontal que su muesca esternal maximiza las dimensiones de la vía aérea superior y facilita la laringoscopia directa al alinear los ejes faríngeo y laríngeo, lo que aumenta la exposición de la abertura glótica.

  1. Considere el uso de oxigenación apneica durante la intubación endotraqueal.

Ha colocado a su paciente en preparación para una laringoscopia directa y un intento de intubación endotraqueal. Sabe que durante su intento de intubación no ventilará a su paciente (tendrá apnea) y, como resultado, su SpO2 podría caer.

Se ha demostrado que la oxigenación apneica prolonga la duración de la apnea sin hipoxia durante la intubación de secuencia rápida y se logra colocando una cánula nasal en un paciente y administrando oxígeno a 15 lpm durante el intento de intubación.

  1. Utilice la manipulación laríngea externa para lograr la mejor vista posible de la laringe.

Se ha demostrado claramente que manipulación laríngea externa (ELM) puede mejorar la visión de la laringe durante la intubación endotraqueal. Dos ELM Se suelen emplear métodos: laringoscopia bimanual y maniobra BURP.

Laringoscopia bimanual (llamado así porque el laringoscopista usa las dos manos en el procedimiento) implica la manipulación externa de la laringe del paciente con la mano derecha del laringoscopista mientras que la izquierda sostiene el laringoscopio.

El ERUCTAR (presión hacia atrás, hacia arriba, hacia la derecha) la maniobra la realiza un asistente de forma independiente mientras que la laringoscopia la realiza su compañero. En cierto sentido, se realiza a ciegas anticipando que el desplazamiento dará como resultado una mejor visión de la laringe.

  1. Use un introductor de tubo endotraqueal.

Un introductor de tubo endotraqueal, comúnmente llamado bougie, es una forma simple y económica de aumentar la tasa de éxito de sus intentos de intubación endotraqueal. Es más efectivo en situaciones donde solo se ve la epiglotis, no las cuerdas vocales o los aritenoides.

¿Qué tan efectivo es el bougie para aumentar las tasas de éxito de la intubación endotraqueal? En un estudio, la tasa de éxito de la intubación endotraqueal mejoró de 66% con el uso de estilete solo a 96% con el uso de un bougie.

  1. Confirme la colocación del tubo en la tráquea utilizando la detección de dióxido de carbono al final de la marea.

Se ha demostrado que la visualización del tubo endotraqueal que pasa a través de las cuerdas vocales no es un método fiable para confirmar la colocación de un tubo endotraqueal en la tráquea. Además, la auscultación del tórax en busca de ruidos respiratorios, la auscultación del epigastrio en busca de la ausencia de ruidos de ventilación en el estómago y la observación del movimiento de la pared torácica durante la ventilación son "métodos notoriamente inexactos para confirmar la colocación del tubo endotraqueal".

El estándar para la confirmación de la colocación del tubo endotraqueal, y el método recomendado por la AHA, es la capnografía de forma de onda continua.

FUENTE

Los comentarios están cerrados.