El Museo Alemán de Lucha contra Incendios de Fulda

El Museo Alemán de Lucha contra Incendios presenta la historia de la lucha contra incendios y la prevención de incendios, no solo como una rama especial de la historia y la tecnología, sino también como un tema de historia cultural y social.

Establecido en 1988 en Fulda, un hermoso centro en el estado de Hesse, en la reunificada República Federal de Alemania, el nuevo edificio contiene dos espaciosas salas de exhibición, que están conectadas por un ala administrativa.

En un espacio de exhibición de aproximadamente 1,600 metros cuadrados, las exhibiciones están rodeadas de fondos históricos, en los que los elementos únicos, desde simples cubos de cuero hasta complejos aparatos contra incendios de tiempos más recientes, se presentan vívidamente en su contexto contemporáneo.

Fulda disfruta de la proximidad del parque natural de Vogelsberg y de la excepcional reserva de la biosfera de Rhoen.

El Museo atrae en la región a unos 25,000 visitantes al año de Alemania y del extranjero, para ver la historia representada de la lucha contra incendios organizada en el área de habla alemana desde la Edad Media hasta la actualidad.

Los artefactos contra incendios más grandes en exhibición están situados en las áreas inferiores, rodeados de pavimentos elevados, cuyo punto de vista elevado permite a los visitantes, especialmente a los niños ysilla que los usuarios tengan una mirada cómoda incluso en los detalles interiores de las exhibiciones. Esta disposición también permite exhibir exhibiciones en su contexto funcional particular.

Entre las exhibiciones hay ejemplos importantes; tales como la bomba de mano más antigua conocida en el mundo (1624), bombas de mano ampliamente decoradas de las épocas del Barroco y el Clasicismo, la escalera giratoria de caballos más antigua conocida (1808), una bomba de vapor contra incendios que todavía funciona (1903), la primera Escalera giratoria propulsada en el mundo (1903) y primeros aparatos contra incendios con motores de gasolina.

A pesar de estas piezas superlativas, el Museo se preocupa por garantizar una exhibición equilibrada de la historia de la lucha contra incendios, por lo que el equipo de las brigadas de voluntarios más pequeñas recibe tanta consideración como los vehículos más desarrollados de las grandes organizaciones profesionales.

Por tanto, tanto los bomberos de las zonas rurales como sus colegas profesionales de los cuerpos de bomberos municipales o industriales pueden encontrar fácilmente su particular aspecto de la historia.

Los visitantes que no son miembros de los cuerpos de bomberos también pueden ver una descripción general completa de una amplia gama de temas.

Puedes probar por ti mismo la intensidad del funcionamiento de una bomba manual, que se encuentra junto al estanque de agua del Museo.

La instalación también cuenta con un área de juegos que se ha proporcionado para los visitantes más jóvenes con una cabina del conductor de un aparato contra incendios original, especialmente preparada para inspirar a los niños a ingresar al mundo de bomberos.

También es posible reservar una visita guiada "detrás de escena" de la colección de reserva.

Los archivos y la biblioteca completa están disponibles para todos aquellos que quieran saber más sobre la historia de la extinción de incendios.

En la tienda del Museo, entusiastas de todas las edades pueden encontrar una amplia gama de modelos de camiones de bomberos y libros especializados sobre incendios y extinción de incendios.

Un museo verdaderamente magnífico y único dedicado a la preservación del patrimonio de los bomberos alemanes.

Lea también:

Museo de emergencia, una píldora de la historia: la bicicleta del bombero

Bomberos, Historia de American-LaFrance Fire Engines Co

Un poco de historia: la estación de ambulancias de Constantinopla

Fuente:

Deutsches Feuerwehr Museum Fulda

Puede que también te guste