Mozambique, Margarita Loureiro (ACNUR): miles huyen de Cabo Delgado y son rechazados por Tanzania

Mozambique bajo ataque de fanáticos yihadistas: “Los testimonios son todos similares, desde hace meses: la gente que huye de la violencia en Cabo Delgado llega a Tanzania; se trasladan a un centro donde se archivan y luego se los devuelve al puente que forma la frontera entre los dos países. Allí simplemente se les dice que no se les permite entrar en Tanzania y que deben regresar a Mozambique.

Margarita Loureiro, jefa de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en la provincia de Cabo Delgado, más de 82,000 kilómetros cuadrados de depósitos naturales en el extremo norte del país.

Se contactó por teléfono después de que el ACNUR informara sobre casos de devolución en la frontera de personas que huían de la región de Mozambique al país vecino.

Cabo Delgado está parcialmente controlado por milicias de inspiración yihadista conocidas localmente como Al Shabaab, que han estado reclamando afiliación al grupo Estado Islámico desde agosto pasado, cuando tomaron Macimboa da Praia, el centro portuario de la provincia.

Desde este lugar, los milicianos realizan ataques en toda la región.

El 24 de marzo atacaron Palma, un polo estratégico del sector minero donde viven muchos extranjeros, en su mayoría empleados de multinacionales que han invertido millones de dólares en la explotación de los yacimientos de Cabo Delgado.

Según los últimos comunicados emitidos por ACNUR, 11,000 personas han huido de Palma, a pie y en barco.

Cientos de civiles perdieron la vida en el ataque, pero aún no se ha confirmado el número exacto.

El asedio de la ciudad terminó el 30 de marzo, cuando las fuerzas armadas regulares de Mozambique reanudaron el asedio después de varios días.

Loureiro, que tiene su sede en la capital Pemba, a unos 350 kilómetros al sur de Palma, dice que "en las últimas dos semanas, más de 1,000 personas han venido aquí y han informado de haber sido repatriadas en contra de su voluntad desde la vecina Tanzania".

Según ella, ACNUR comenzó a notar las primeras “irregularidades” en la frontera el año pasado, al punto que “en diciembre de 2020 se realizó una visita de vigilancia fronteriza, que documentó varios casos de retornos forzosos”.

Mozambique: Loureiro señala que esta situación no parece haberse detenido tras el atentado de Palma, que ha intensificado el flujo de personas que huyen, incluso hacia el norte a través de la frontera.

“Seguimos escuchando testimonios de personas obligadas desde el punto fronterizo de Mtambaswala, en Tanzania, a cruzar el puente que conecta los dos países con la frontera de Negomano, en el lado de Mozambique”.

El director del ACNUR reitera que la Alta Comisión “continuará recopilando testimonios, que hasta la fecha provienen tanto de repatriados como de funcionarios fronterizos” y monitoreará la situación.

Loureiro también apela a Tanzania.

“Nos gustaría recordarles que todos los países miembros de la Convención de Ginebra de 1951 sobre los Refugiados y la Convención de la Unión Africana de 1969 sobre el mismo tema están obligados a respetar los principios clave de estos documentos: el del acceso al sistema de asilo y el llamado principio de 'no devolución', es decir, el principio de que los refugiados no pueden ser enviados de regreso a países donde existe una amenaza real para sus vidas ”.

Lea también:

Mozambique, familias desplazadas llegan al punto de acceso de COVID-19 donde la Cruz Roja acaba de abrir un centro de tratamiento - VIDEO

Cruz Roja en Mozambique contra el coronavirus: asistencia a la población desplazada en Cabo Delgado

Fuente:

Agencia Dire

Puede que también te guste