Una enfermera de 20 años que atendía a los heridos también murió en Myanmar

Enfermera asesinada en Myanmar mientras atendía a los heridos: sucedió en Monywa, a raíz del desfile militar con más de 100 bajas

Myanmar, la enfermera asesinada, Thinzar Hein, tenía solo 20 años

Una enfermera de 20 años, Thinzar Hein, recibió un disparo en la cabeza hoy mientras trataba a las personas heridas por los militares durante las protestas callejeras contra la junta, Myanmar Now, un periódico que transmite desde Yangon, con una red de corresponsales en las principales ciudades, informó.

Según su reconstrucción, los tiradores fueron soldados. El incidente tuvo lugar en Monywa, una ciudad de la región de Sagaing, a unos 130 km al noroeste de Mandalay, a orillas del río Chindwin.

Las manifestaciones contra la junta que derrocó al gobierno electo de la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi el 1 de febrero se estaban llevando a cabo en varias ciudades, luego de lo que las fuentes coincidieron en que fue el día más violento desde que comenzaron las protestas.

Según la Asociación para la Asistencia a los Presos Políticos (AAP), solo ayer murieron al menos 91 personas.

Según Myanmar Now, un proyecto apoyado por la Fundación Reuters, más de 114 personas murieron.

Las protestas de ayer coincidieron con un desfile del ejército durante el cual el comandante en jefe Min Aung Hlaing dijo que los militares querían “salvaguardar la democracia” y advirtieron contra los “actos de violencia”.

Anoche, varios países se opusieron a la junta.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo que estaba "consternado" y habló de un "reinado de terror" en Myanmar.

Decenas de jefes de estado mayor y ministerios de defensa de todo el mundo emitieron una nota conjunta denunciando la conducta de los militares.

“Un ejército profesional cumple con las normas internacionales”, dice el documento, “y es responsable de la protección de los ciudadanos a los que sirve.

Hasta el momento, no ha habido palabra de condena por parte de los representantes de China y Rusia, países que se sientan como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y por lo tanto tienen poder de veto sobre las sanciones o medidas que afecten a la junta.

Según la representación de la Unión Europea en Myanmar, el Día de las Fuerzas Armadas de ayer quedará en la memoria como “un día de terror y vergüenza”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresó una "profunda conmoción".

Lea también:

Myanmar, un deslizamiento de tierra provocado por fuertes lluvias mata a más de 110 mineros

La policía dispara contra una ambulancia en Myanmar (con una bala italiana): los trabajadores de la salud son golpeados

Fuente:

Agencia Dire

Puede que también te guste