Diagnóstico y tratamiento de la escoliosis del adulto

La escoliosis del adulto es una deformidad de la columna vertebral en un sentido tridimensional, debido a la flexión vertebral que da como resultado la curvatura del paciente tanto frontalmente (inclinación lateral o verdadera escoliosis) como sagital (espalda encorvada con joroba o joroba)

A diferencia de la escoliosis del adolescente debida únicamente a la rotación vertebral congénita, la escoliosis del adulto también empeora debido a la degeneración de los discos vertebrales.

Los síntomas de la escoliosis del adulto

La escoliosis del adulto se manifiesta con

  • dolor en la columna, especialmente en la zona lumbar, pero también en la espalda o cuello, según la gravedad y la ubicación de la escoliosis o espinal deformidad;
  • deformidad progresiva de la columna vertebral, particularmente con cifosis o joroba (espalda encorvada) o con pendiente lateral (escoliosis).

Diagnóstico de la escoliosis

Fundamental es la radiografía de columna en su totalidad, es decir con dos proyecciones anteroposterior y de perfil, y en ortostasis, es decir realizada de pie, gracias a la cual se obtienen imágenes de la columna para identificar alteraciones congénitas y procesos degenerativos. .

Esto hace posible:

  • analizar deformidades
  • clasificar su angulación y por tanto su gravedad;
  • valorar cualquier dismetría de los miembros inferiores, como una pierna más corta que la otra, que puede influir en la inclinación inicial de la pelvis o la presencia de asimetrías de crecimiento del tórax.

En el segundo análisis puede ser útil realizar una posible tomografía computarizada o resonancia magnética de la columna, generalmente parcial del segmento cervical, torácico o lumbar para evaluar mejor

  • rotaciones vertebrales;
  • deformidades vertebrales únicas, como hemivértebras, vértebras conjuntas, acuñamiento vertebral en resultados de fractura o soldadura ósea espontánea;
  • alteraciones de los discos intervertebrales o partes blandas circundantes, como hernias discales secundarias, compresiones foraminales, estenosis foraminales o segmentarias, con o sin déficit neurológico.

Tratamiento: del tratamiento conservador a la cirugía

Como curso de tratamiento, en primer lugar, un

  • tratamiento antiinflamatorio farmacológico conservador y/o cortisona;
  • uso de un corsé de lona ortopédico de sujeción;
  • estilo de vida saludable con reducción del peso corporal;
  • gimnasia rehabilitadora.

En el caso de que este abordaje conservador no produzca los resultados deseados, es conveniente considerar recurrir a la cirugía con descompresión y artrodesis vertebral instrumentada con tornillos y barras pediculares, especialmente en casos con

  • deformidad vertebral de más de 40° de escoliosis
  • cifosis con dificultad para mantener la mirada fija;
  • problemas neurológicos en los miembros inferiores.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

Cómo sobrevivir al derrame cerebral de la bruja: Descubriendo el dolor lumbar agudo

Lumbago: qué es y cómo tratarlo

Dolor de espalda: la importancia de la rehabilitación postural

Epifisiolisis: 'Formar a los pediatras para evitar diagnósticos tardíos'

Escoliosis idiopática: qué es y cómo tratarla

Fuente:

GSD

Puede que también te guste