Afganistán, los talibanes en el ataque a las grandes ciudades. Emergencia: "En Kabul, entre 25 y 30 heridos todos los días"

Emergencia cuenta el escenario de un país, Afganistán, teatro de luchas: la capital Kabul de momento solo ha registrado ataques esporádicos, pero los combatientes avanzan en los otros grandes centros

"En veinte años de conflicto, las milicias talibanes nunca han atacado cinco capitales de provincia al mismo tiempo": esto es lo que escribió el New York Times tras un día desastroso para las fuerzas militares en Kabul: tres grandes ciudades en el norte han caído bajo el control de la milicia mientras que otros están rodeados.

Estos son Sar-i-Pul, Taliqan y el importante centro comercial y minero de Kunduz.

Kunduz tiene 270,000 habitantes y es la puerta de entrada a los campos mineros más al norte.

Las principales ciudades de Afganistán en el centro de las batallas

Hasta ahora, Kabul solo ha registrado ataques esporádicos en los últimos días, pero el control en su provincia es cada vez más fuerte: a pocos kilómetros de la capital, el grupo atacó la ciudad de Pul-e-Khumri, la capital de la provincia de Baghlan, anoche. .

Se dice que continúan los intensos combates, mientras que anoche las fuerzas gubernamentales lograron repeler la ofensiva contra Aybak, en la provincia de Samangan, más al norte.

Otras tres grandes ciudades siguen sitiadas: Herat, Kandahar y Lashkar-Gah, en el sur.

En esta última ciudad, según fuentes de la prensa internacional, se escuchó una fuerte explosión proveniente del cuartel general de la Policía.

La prensa local también informa de la muerte de al menos una veintena de civiles en los últimos días. También se están librando combates en Mazar-e-Sharif, que se cree que es un importante centro comercial de Uzbekistán, entre los cinco países que participaron en una cumbre de emergencia en Avaza, Turkmenistán, el viernes pasado, junto con Tayikistán, Kazajstán y Kirguistán.

Las cinco ex repúblicas soviéticas decidieron hacer un balance de la seguridad en el país vecino, preocupadas por un posible regreso de los talibanes al poder.

La ofensiva de los combatientes talibanes se reanudó con fuerza inmediatamente después del anuncio -tras casi dos décadas de presencia en el país asiático- de la retirada de las fuerzas militares estadounidenses, en violación del acuerdo de paz alcanzado con la Casa Blanca en 2020.

La prensa internacional confirma que en las últimas horas la fuerza aérea estadounidense ha apoyado a las fuerzas afganas bombardeando varios objetivos y matando a un número indeterminado de combatientes, menos de un mes después de la completa desmovilización de sus militares del país.

La administración del presidente Joe Biden, en este momento, parece decidida a cerrar la misión.

AFGANISTÁN, ZANIN (EMERGENCIA): "PARA LOS QUE PUEDAN SALIR DE KABUL, LA SITUACIÓN ES GRAVE"

Son las tres de la tarde en Kabul cuando Alberto Zanin atiende el teléfono del Centro Quirúrgico de Víctimas de Guerra, donde trabaja como coordinador médico de Emergencias.

“La situación es tranquila”, dice, pero parece ser una aparente calma, ya que continúan los enfrentamientos entre el ejército y los combatientes talibanes alrededor de la provincia capital, quienes han tomado el control de unos 200 de los 400 distritos del país desde el Las tropas estadounidenses se fueron.

El asedio de las principales ciudades comenzó hace unos días: Kunduz ha caído junto con otros cuatro importantes centros del norte - Takhar, Jowzjan, Sar-e Pol y Nimruz - a los que el asedio de Aibak, en la provincia norteña de Samangan, se agregó hace unas horas. Mazar-e Sharif, Herat, Kandahar y Lashkar-Gah también están sitiados.

En Kabul, prosigue Zanin, “durante días el ejército viene reforzando las medidas de seguridad en las calles y, a pesar de ello, algunos coches bomba han conseguido explotar en la Zona Verde, teóricamente la zona más segura”.

El ataque más grave tuvo lugar el 3 de agosto, cuando fracasó un atentado contra la vida del ministro de Defensa de Afganistán, Bismillah Mohammadi

El personal de Emergencia atendió a 20 heridos y cuatro ya muertos.

Luego, al caer la tarde, 'escuchamos el sonido de explosiones esporádicas', prosigue Zanin, 'o el ruido de las pruebas de los sistemas antimisiles de las embajadas, que se preparan para repeler posibles ataques.

Salir de Kabul ahora es arriesgado porque las carreteras no son seguras y quienes tienen dinero están obteniendo visas para irse a Pakistán o Turquía ”, advierte.

La ONG internacional también se ha visto envuelta en la guerra: “Ayer tuvimos que cerrar el centro de primeros auxilios en Mayndanshahr”, dice Zanin, “porque estaba acribillado a balazos.

El personal está seguro en casa.

La ciudad está ubicada en la provincia de Maidan Wardak, a unos 50 kilómetros de Kabul.

Alberto Zanin está en Afganistán desde 2018, pero como mucha gente hoy se da cuenta de que la situación no era tan mala incluso hace veinte años, cuando comenzó la guerra entre Estados Unidos y los talibanes, que obligó a estos últimos a dejar el gobierno en Kabul y conduciendo a la formación de una administración provisional y al ingreso de una misión internacional de la OTAN.

Lo que es preocupante ahora es el aumento del número de heridos por "trauma penetrante", que en la jerga técnica significa heridos de guerra: "En Kabul, recibimos una media de 25-30 al día debido a los combates alrededor de la capital: dos veces hasta hace dos meses ”.

En la provincia de Panjshir, donde Emergencias dirige el segundo hospital, se han suspendido las operaciones rutinarias para dar cabida a los heridos: al menos 15 al día, el doble que antes, “y siempre ha sido una zona tranquila”, advierte el médico.

Finalmente, el tercer hospital de Emergency se encuentra en Lashkar-Gah, en el sur, que ha sido escenario de una batalla sin límites durante días: 'No es fácil comunicarse con nuestro personal, pero sabemos que el hospital está intacto incluso aunque el ejército bombardeó la ciudad anoche.

El viernes pasado, las fuerzas afganas pidieron a la población que abandonara la ciudad para tener un campo libre contra la guerrilla, pero "no hay certeza de que todos hayan logrado ponerse a salvo", advierte Zanin.

Por su parte, la ONG tuvo que distribuir un folleto que decía "¡Los hospitales no son un objetivo!" en dari, pashtu e inglés, con una foto aérea de la posición del hospital desde arriba adjunta.

Dado el rápido deterioro de la situación, ¿abandonará el país el personal de Emergency? “No, no hemos considerado esta posibilidad”, concluye el directivo.

Lea también:

Sudán, reabierto el centro pediátrico de emergencias en Nyala, Darfur del Sur

Seis miembros de la Cruz Roja asesinados en Afganistán durante un acto deliberado de violencia contra el símbolo de la Cruz Roja

Afganistán y Turquía juntos contra COVID-19, un intercambio de ayuda muy importante

Fuente:

Agencia Dire

Puede que también te guste