Cómo la disrupción tecnológica está cambiando el futuro de la atención médica

La disrupción tecnológica está transformando todos los aspectos de la atención médica: desde cómo se diagnostica a los pacientes hasta cómo se los trata. Las tecnologías de vanguardia como la Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas o la impresión 3D ya no son una fantasía de ciencia ficción. Entrarán al mercado de la salud antes de lo que pensamos.

En 2016, el mercado mundial de salud digital fue valorado en US $ 179.6 mil millones. Por 2025, se prevé que dispare hasta US $ 536.6 mil millones. El rápido crecimiento en la próxima década traerá un cambio que puede salvar muchas vidas. Pero con los nuevos desarrollos también vienen nuevos desafíos y los investigadores deberán abordarlos pronto.

Mejor diagnóstico con IA

La Inteligencia Artificial (IA) puede resolver el problema del diagnóstico erróneo y hacer que los flujos de trabajo hospitalarios sean más eficientes. Por ejemplo, los investigadores lanzaron recientemente un programa de IA que interpreta de manera confiable las mamografías. Puede diagnosticar un paciente 30 veces más rápido que un médico humano, con una precisión del 99%. A modo de comparación, actualmente la mitad de las mamografías producen resultados falsos. La IA puede aumentar la precisión de 50 a cerca de 100 por ciento y hacerlo más rápido que un humano.

Además de eso, la IA puede ayudar a los médicos a acceder al conocimiento médico. Un algoritmo puede memorizar todo el conocimiento médico existente y proporcionar a los médicos información relevante para su caso al hacer coincidir la base de datos con los registros de salud del paciente.

Emplear IA en medicina no solo acelerará los procesos, sino que también reducirá los costos y eliminará la carga de las instalaciones médicas con poco personal.

Alertas en tiempo real gracias a IoT

Internet of Things (IoT) ha estado en nuestros hogares, bolsillos y automóviles por un tiempo. Pero con tecnologías médicas más avanzadas, ahora se nos está presentando un nuevo concepto: Internet of Medical Things.

¿Para qué se utiliza exactamente el Internet de las cosas médicas? Puede ser útil para la administración automática o semiautomática de medicamentos, especialmente para pacientes de edad avanzada. Los dispositivos de diagnóstico portátiles también pueden ayudar a rastrear los signos vitales y el rendimiento cardíaco. Junto con una potente IA, los dispositivos IoT pueden analizar adicionalmente las pruebas y enviar informes al consultorio del médico. En situaciones de emergencia, dispositivos como marcapasos de alta tecnología incluso enviarán alertas al hospital y recibirán ayuda en el camino.

La atención de emergencia se vuelve digital

ECG-MONITOR-DEFIBRILLATORNo solo los teléfonos son cada vez más pequeños, también lo son los dispositivos médicos. Más máquinas de imaginación portátiles darán a los médicos de emergencias una mejor información en el sitio y en el camino al hospital. Las máquinas de ultrasonido en el punto de atención pueden identificar lesiones, como sangrado en el abdomen, cálculos biliares, obstrucciones renales o insuficiencia cardíaca aguda.

Las nuevas oportunidades para la telemedicina también facilitarán la consulta de especialistas en todo el mundo. Estamos a punto de ver más y más salas de tratamiento de disfunción eréctil equipadas con cámaras e internet de alta velocidad. Esto es especialmente importante para las instalaciones rurales que no tienen acceso a un médico especialista.

Cirugías de Realidad Aumentada

cirugía de ambulancia de google-glassLa realidad aumentada se puede usar para mucho más que hacer juegos como PokemonGo. AR puede proporcionar información del paciente en tiempo real a los cirujanos durante procedimientos simples y complejos.

Los cirujanos podrán ingresar los datos de resonancia magnética y las tomografías computarizadas de un paciente en un auricular AR y superponer la anatomía específica del paciente en la parte superior de su cuerpo antes de someterse a una cirugía. Por primera vez en la historia, será posible visualizar con precisión los huesos, los músculos y los órganos internos sin tener que abrir un cuerpo.

¿Qué hay de la seguridad?

Modelo impreso 3D del corazón de un niñoTodas estas nuevas tecnologías prometen mejores flujos de trabajo, mayor eficiencia y más vidas salvadas a largo plazo. Pero antes de llegar allí, existen algunos desafíos serios para la atención médica de alta tecnología.

El mayor obstáculo es la ciberseguridad. Esto es especialmente importante en el caso de dispositivos médicos de IoT. Los dispositivos conectados tienen una mala reputación de seguridad y por buenas razones. Los fabricantes a menudo utilizan sistemas operativos obsoletos y se saltan las pruebas de seguridad, lo que pone a los usuarios en riesgo de ataques cibernéticos.

En un impactante experimento de 2018, un par de investigadores de seguridad deshabilitaron remotamente una bomba de insulina implantable y tomaron el control total de un sistema de marcapasos. En otro experimento, un iStan humano simulado fue torturado y asesinado con su marcapasos conectado. Estas simulaciones muestran que las vulnerabilidades de seguridad en dispositivos médicos podrían ser letales para los pacientes.

Los dispositivos IoT utilizados exclusivamente en el hogar pueden ser cifrado con una VPN instalado directamente en el enrutador Wi-Fi. VPN, o red privada virtual, encripta el tráfico de Internet y evita que terceros accedan al flujo de datos desde y hacia un dispositivo. Desafortunadamente, esta estrategia no funciona para dispositivos móviles como marcapasos. Una vez que un usuario está fuera de su red segura, es propenso a hackear nuevamente.

El futuro de la asistencia sanitaria

By algunas estimaciones, la esperanza de vida será 4.4 años mayor para mujeres y hombres en todo el mundo por 2040. La asistencia sanitaria de alta tecnología sin duda desempeñará un papel importante para lograr ese número.

Pero existe una seria amenaza que se cierne sobre los beneficios de la tecnología en la medicina. Es fácil imaginar un futuro en el que los ciberdelincuentes utilicen dispositivos médicos para chantajear o torturar a los pacientes. Los usuarios no deberían necesitar experiencia tecnológica para asegurar sus dispositivos con técnicas caseras. Las medidas de seguridad deben ser una parte integral del desarrollo del producto desde el primer día para garantizar la seguridad de todos los pacientes.