Esguince de tobillo: diagnóstico y tratamiento

El esguince de tobillo es una patología que implica la pérdida de la relación articular entre las dos superficies articulares que forman el tobillo

Esta pérdida suele ser temporal y afecta al astrágalo, el hueso del pie que se articula con la pierna.

En algunos casos, los tobillos torcidos pueden estar asociados con daños en los ligamentos y el cartílago articular.

Los síntomas

Los síntomas posteriores a la lesión se caracterizan por dolor agudo e inflamación del tobillo, a menudo acompañados de hematoma y limitación funcional importante.

Esto puede conducir no solo a la cojera, sino también a una condición en la que ya no se puede sostener la extremidad.

Diagnóstico y los diferentes grados de gravedad en los esguinces de tobillo

Los esguinces de tobillo pueden tener diferentes grados de severidad: leve, moderado y severo.

Es por esto que un diagnóstico correcto es fundamental para poder seguir una terapia dirigida.

En primer lugar, es necesario proceder con una radiografía, que es una prueba diagnóstica muy útil para descartar posibles fracturas.

Posteriormente, una ecografía puede ser útil para estudiar las partes blandas, principalmente la cápsula articular, los ligamentos y los tendones.

Solo después de un tiempo, en el caso de una patología confirmada, como una lesión importante del ligamento, se da una indicación para una resonancia magnética.

Esguince de tobillo, qué hacer

El tratamiento de un esguince de tobillo clásico, al margen de situaciones en las que existan fracturas, es sencillo.

Un esguince de tobillo requiere en primer lugar reposo con la extremidad elevada, hielo (crioterapia) y posiblemente un vendaje para contener la hinchazón y el dolor.

Hoy en día es menos habitual el uso de muletas, al menos en los casos más leves.

En el caso de un esguince, de gran extensión y forma de lesión, debe acudir de inmediato a la sala de emergencias para

  • un examen por un especialista
  • la prescripción de pruebas diagnósticas
  • el tratamiento más adecuado.

En los casos de esguinces moderados y graves, excluida la afectación ósea que requiera la aplicación de un yeso, además del uso de muletas, la terapia más adecuada es un vendaje adhesivo o una ortesis plástica bivalva.

Este último permite reanudar la marcha en una etapa temprana, sin comprometer la correcta cicatrización de los ligamentos.

Fisioterapia en esguinces de tobillo

Al mismo tiempo, para esguinces más moderados y severos, es importante iniciar el que se puede considerar el principal tratamiento de los esguinces de tobillo, es decir, la fisioquinesioterapia.

El objetivo es triple.

El primer paso es la reeducación propioceptiva encaminada a dar respuestas rápidas y adecuadas en situaciones de desestabilización, primero en la descarga y luego en la carga, mediante el uso de balancines y cojines.

De diferente consistencia y deformabilidad, estos objetos permiten adaptar el ritmo y estimular los receptores propioceptivos al caminar sobre terreno irregular.

Luego se lleva a cabo la recuperación de la fuerza, ya que un buen trofismo muscular reduce el riesgo de lesiones recidivantes.

Las herramientas más utilizadas son la banda elástica y la bola de esponja, que permiten dosificar la carga.

Solo cuando la persona puede caminar sin cojear ni sentir dolor, se pueden realizar ejercicios de carga completa para fortalecer los músculos de las piernas y los muslos.

Tiempo de recuperación

El tiempo requerido para la recuperación funcional completa varía de 3 a 5 semanas, dependiendo de la gravedad de la lesión.

Es muy importante respetar el tiempo correcto de rehabilitación y recuperación, sin forzar y acelerar. El riesgo es crear la condición previa para más esguinces.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

Quistes óseos en niños, el primer signo puede ser una fractura 'patológica'

Fractura De Muñeca: Cómo Reconocerla Y Tratarla

Fracturas Del Cartílago De Crecimiento O Desprendimientos De Epífisis: Qué Son Y Cómo Tratarlas

El inmovilizador de tobillo Spencer FXA Pro

La diferencia entre un esguince y una distensión: comparación de síntomas, diagnóstico y tratamiento

Fuente:

GSD

Puede que también te guste