ELA: se identifican nuevos genes responsables de la esclerosis lateral amiotrófica

ELA: un estudio internacional publicado en 'Nature Genetics', con la contribución de la Universidad de Statale, marca un importante paso adelante en la comprensión de la enfermedad

Otro importante paso adelante en la identificación de genes responsables de ELA con la contribución decisiva de científicos italianos

El esfuerzo por identificar genes responsables de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) ha dado un importante paso adelante gracias a una colaboración internacional que ha logrado un importante resultado publicado en la revista Nature Genetics.

En este estudio de 'asociación de todo el genoma' o GWA, que permite analizar todos los genes de un individuo al mismo tiempo, se analizó el ADN de 29,612 pacientes con ELA esporádica y 122,656 sujetos sanos y se identificaron 15 variantes genéticas asociadas a la enfermedad.

Estas variantes involucran genes implicados en vías metabólicas específicas relacionadas con procesos neurodegenerativos de otras enfermedades como los mecanismos de transporte vesicular entre el aparato de Golgi y el retículo endoplásmico, autofagia con evidencia de participación primitiva de células motoneuronales glutamatérgicas.

El estudio es el resultado de una extensa colaboración internacional liderada por el Prof. Jan Veldink de la Universidad de Utrecht, en Holanda, con la participación de instituciones de todo el mundo.

Entre los grupos de investigación italianos que contribuyeron al notable descubrimiento se encontraba el Laboratorio de Neurociencia y Unidad de Neurología del Istituto Auxologico Italiano IRCCS, que apoyó la investigación junto con la Universidad de Milán y el “Centro Dino Ferrari”.

El equipo incluye a la Dra. Isabella Fogh y los profesores Nicola Ticozzi y Antonia Ratti de la Universidad de Milán, coordinados por el Prof. Vincenzo Silani.

El estudio sobre ELA y loci genéticos

“El estudio reciente - explica Vincenzo Silani, profesor de Neurología de la Universidad Estatal de Milán, Jefe de Neurología del Auxologico San Luca de Milán y fundador del Consorcio Italiano SLAGEN - ha confirmado, entre los 15 loci asociados con la enfermedad, 8 genes ya identificados en estudios anteriores (UNC13A, SCFD1, MOBP / RPSA, KIF5A, CFAP410, GPX3 / TNIP1, NEK1 y TBK1) demostrando aún más su participación patogénica.

Sin embargo, es de particular interés la identificación de 7 nuevos loci que ayudan a delinear mejor los mecanismos de neurodegeneración específicos de la enfermedad.

El estudio demuestra, de hecho, la expresión de genes implicados en particular en motoneuronas glutamatérgicas, sugiriendo así que el proceso neurodegenerativo en la ELA es originalmente a expensas de la célula neuronal y no microglial o astrocítico.

En particular, se demuestra el papel tanto del transporte de vesículas como de la autofagia como determinantes de la pérdida neuronal, con una participación particular del complejo de Golgi y del retículo endoplásmico.

Finalmente, los niveles altos de colesterol parecen jugar un papel causal en la ELA, como se enfatizará más en un próximo artículo del mismo grupo.

Es muy interesante el intercambio de genes patogénicos reportados con otras enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, la degeneración corticobasal, la parálisis supranuclear progresiva y la demencia frontotemporal, lo que valida aún más la suposición de mecanismos patogénicos comunes para diferentes enfermedades neurodegenerativas.

“Este potente estudio de GWA - concluye el profesor Vincenzo Silani - se diferencia de los anteriores por la gran cantidad de pacientes analizados y por la exhaustividad de la información que se consigue con la inclusión de la ELA junto a las demás enfermedades neurodegenerativas porque comparte mecanismos patogénicos comunes con la indicación de un proceso neuronal primitivo en el origen de la enfermedad, reforzando así el concepto de vulnerabilidad selectiva de la neurona motora en la ELA ”.

El esfuerzo del grupo del profesor Silani, que comenzó en 2014 con un primer estudio GWA sobre una gran serie de casos de pacientes con ELA, ahora se ve reforzado con este nuevo trabajo a gran escala dirigido a identificar genes y mecanismos patogénicos de la ELA, en un contexto cada vez más compartido. con otras enfermedades neurodegenerativas.

La perspectiva de poder actuar sobre los mecanismos compartidos entre diferentes patologías es el requisito previo para una alianza terapéutica dirigida a definir rápidamente enfoques terapéuticos efectivos, entendiéndose que la diana sigue siendo la motoneurona espinal responsable del injerto biológico de la enfermedad.

SLA

Lea también:

La ELA podría detenerse gracias al desafío #Icebucketchallenge

Esclerosis múltiple remitente-recurrente (EMRR) en niños, la UE aprueba la teriflunomida

Fuente:

La Statale di Milano

Puede que también te guste