Que es un ECG y cuando hacer un electrocardiograma

El electrocardiograma es un examen que permite diagnosticar numerosas enfermedades cardíacas. El experto explica cómo funciona y en qué consiste

Según datos del Ministerio de Sanidad, las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte en Italia y representan el 34.8% de todas las muertes.

Muchas enfermedades cardiovasculares se pueden diagnosticar con pruebas básicas de primer nivel, incluido el electrocardiograma.

¿Qué es el electrocardiograma (ECG)?

El electrocardiograma (ECG) es un examen que registra la actividad eléctrica intrínseca de las fibras del miocardio.

En términos simples, es un método práctico, fácilmente repetible y económico de registrar la actividad eléctrica del corazón para observar si existen trastornos mecánicos o bioeléctricos.

¿Cuál es el propósito del electrocardiograma (ECG)?

El electrocardiograma permite al cardiólogo diagnosticar una serie de trastornos y patologías cardíacas que incluyen:

  • arritmias: cambios en el ritmo cardíaco: el corazón late irregularmente, demasiado lento o demasiado rápido. El diagnóstico de arritmias es muy importante, ya que a menudo son asintomáticas y pueden conducir a paro cardíaco y muerte súbita;
  • isquemia y / o infarto: el ECG puede detectar malestar cardíaco causado por una reducción en el flujo de sangre al corazón (isquemia) causada por un estrechamiento de una arteria coronaria, que puede conducir a un infarto de miocardio (muerte del tejido cardíaco);
  • alteraciones congénitas o adquiridas y trastornos físicos de las cavidades cardíacas como valvulopatías, hipertrofia ventricular, miocardiopatías dilatadas, etc;
  • trastornos electrolíticos: concentración excesiva o deficiente de electrolitos en sangre, que conduce a una alteración del ritmo cardíaco;
  • Efectos tóxicos de ciertos medicamentos: que pueden causar daño al músculo cardíaco.

El ECG también permite la evaluación del funcionamiento de marcapasos y otros dispositivos internos como desfibriladores implantables.

EQUIPO DE ECG? VISITA EL STAND DE ZOLL EN LA EXPO DE EMERGENCIA

Síntomas de enfermedad cardíaca a tener en cuenta

Suponiendo que algunas enfermedades cardíacas pueden ser asintomáticas ante eventos muy graves como un paro cardíaco, los síntomas a tener en cuenta y que pueden indicar una enfermedad cardíaca son muy variables, pero pueden consistir en:

  • ausencia de pulso;
  • Dolor de pecho
  • fatigabilidad fácil;
  • sensación de debilidad (astenia);
  • hinchazón frecuente de las extremidades inferiores;
  • dolores de cabeza prolongados y mareos;
  • dificultad para respirar (disnea);
  • palpitación;
  • sensación de latidos cardíacos irregulares;
  • desmayos frecuentes (lipotimia).

Cuando realizar un electrocardiograma

El electrocardiograma es una prueba diagnóstica muy sencilla de realizar, que está indicada en los casos en que:

  • están presentes los síntomas mencionados anteriormente, que pueden deberse a una enfermedad cardíaca;
  • existen factores de riesgo familiares, que son muy importantes a la hora de valorar el estado de salud del paciente, ya que diversas cardiopatías pueden tener predisposición familiar;
  • es necesario completar el cuadro clínico-cardiocirculatorio de un paciente que, por ejemplo, va a ser intervenido;
  • es necesario obtener una certificación para la actividad deportiva, incluido el deporte de competición, en el contexto de evaluaciones clínicas para conocer el estado de salud del deportista;
  • debe evaluar el desarrollo de enfermedades cardíacas a lo largo del tiempo o comprobar la eficacia del tratamiento.

Cómo se realiza el examen

El ECG dura unos minutos.

Se colocan diez electrodos en el cuerpo del paciente (brazos, piernas y pecho) para registrar la actividad eléctrica del corazón.

A continuación, el electrocardiógrafo lo reproduce en una traza que es evaluada por el especialista.

No hay estimulación eléctrica y no hay contraindicaciones particulares para el examen, que es indoloro y no invasivo.

¿Con qué frecuencia se debe realizar un ECG?

Corresponde al especialista decidir con qué frecuencia realizar las revisiones médicas y un electrocardiograma, en función de los resultados de la exploración y de la presencia o ausencia de patologías o factores de riesgo.

A partir de los 40 años, sería recomendable tenerlos cada dos años y después de los 50 al menos una vez al año.

Tipos de electrocardiograma

Dependiendo de los síntomas y el tipo de problema resaltado o sospechado, también existen otros tipos de ECG que se pueden realizar:

  • ECG basal (en reposo): este es el método de examen clásico, con el paciente en decúbito supino en una camilla y los electrodos colocados en su cuerpo;
  • ECG Holter dinámico: se realiza con un pequeño electrocardiógrafo portátil que permite el registro de la actividad cardíaca de forma continua durante 24 horas, destacando fenómenos (arritmias, insuficiencia coronaria, etc.) que de otro modo serían desconocidos;
  • ECG de ejercicio: es la evaluación del corazón bajo estrés físico con monitoreo en tiempo real del electrocardiograma y la presión arterial. Permite observar el comportamiento de la presión arterial y resaltar la aparición de arritmias y fenómenos de isquemia miocárdica durante el trabajo físico;
  • Registrador de bucle: se realiza mediante la aplicación subcutánea de un dispositivo que registra la actividad eléctrica cardíaca durante el día y transmite la información al centro de operaciones durante la noche. Esta investigación puede durar varios meses y está indicada para evaluar la existencia de fenómenos raros pero potencialmente graves o peligrosos como arritmias malignas, síncopes, etc.
  • Otros exámenes cardiológicos

El electrocardiograma es uno de los exámenes cardíacos básicos y fundamentales, pero no es el único que permite evaluar la función cardíaca.

Además de esto, también debemos mencionar

  • ecocardiograma colordoppler: una ecografía sofisticada del corazón, realizada con una sonda de ultrasonido en caso de sospecha de daño o defectos cardíacos;
  • Gammagrafía miocárdica en reposo y de ejercicio: según el tipo de exploración indicada, después de una prueba de esfuerzo o una prueba de provocación farmacológica, se inyecta al paciente un fármaco débilmente radiactivo. Las imágenes adquiridas por una pieza de equipo, llamada cámara gamma, proporciona información sobre cómo fluye la sangre hacia el miocardio (el área muscular) en reposo o bajo estrés, para permitir evaluaciones de la función cardíaca;
  • angiografía coronaria (angiografía coronaria virtual, coronario tc): se trata de una tomografía axial computarizada (TC) con medio de contraste, que puede producir imágenes 3D de alta definición de las arterias coronarias y así evaluar de forma no invasiva la presencia de cualquier estrechamiento (estenosis );
  • coronariografía: se trata de un examen que implica la administración de un medio de contraste utilizado para hacer visibles las arterias coronarias en las radiografías, con el fin de evaluar la presencia de cualquier estenosis;
  • Imágenes por resonancia del miocardio (IRM): esta prueba utiliza imágenes por resonancia magnética para producir imágenes que evalúan las estructuras anatómicas del corazón, particularmente el miocardio.

Lea también:

Infarto de miocardio con elevación del ST: ¿Qué es un STEMI?

Primeros principios de ECG a partir del video tutorial escrito a mano

Criterios de ECG, 3 reglas simples de Ken Grauer - ECG Recognize VT

Fuente:

GSD

Puede que también te guste