Remedios y causas de la cuperosis en la cara

La cuperosis se manifiesta con venas rojizas como telarañas, particularmente en las mejillas y la nariz. Afecta principalmente a mujeres con un inicio entre los 30 y 40 años y, aunque no es una enfermedad grave, puede tener un gran impacto psicológico

Por esta razón y por el riesgo de que empeore con el tiempo, la rosácea no debe subestimarse.

¿Qué es la cuperosis?

La cuperosis es un trastorno de la piel que afecta a la piel del rostro en la zona más fotoexpuesta, es decir, las mejillas y la nariz, y está íntimamente ligada a la circulación sanguínea.

Es causada por la dilatación excesiva y persistente de los vasos capilares en la piel, pequeños tubos naturalmente elásticos que se dilatan cuando necesita fluir más sangre y luego se contraen.

Esta elasticidad tiende a disminuir con el tiempo de manera que, una vez dilatados, los capilares ya no pueden volver a su estado inicial y por lo tanto se vuelven visibles, tomando la apariencia de una red o telaraña.

Los factores que provocan o pueden desencadenar la cuperosis son muchos y variados:

  • predisposición familiar;
  • trastornos de la circulación sanguínea;
  • infecciones (Demodex follicolorum, Helicobacter pylor, etc.);
  • estrés, emociones, ansiedad;
  • exposición a los rayos ultravioleta;
  • ejercicio;
  • cambios de temperatura;
  • exposición solar;
  • comida picante o comida y bebida caliente;
  • medicinas;
  • alcohol.

Síntomas de la cuperosis

Los síntomas más comunes son episodios frecuentes y prolongados de enrojecimiento, asociados con una sensación de calor y ardor.

En algunos casos, si se descuida, la rosácea puede cronificarse, empeorar y evolucionar a rosácea, un trastorno patológico de la piel que suele afectar la zona central del rostro, con síntomas como:

  • eritema
  • telangiectasias;
  • pápulas;
  • pústulas acneiformes.

Quién puede ser propenso a la cuperosis

Las personas más propensas a los problemas de rosácea son aquellas con:

  • piel clara y delgada;
  • piel seca.

Los períodos de especial riesgo son el embarazo, especialmente el tercer trimestre, etapas de la vida en las que, debido a los cambios hormonales, también pueden producirse alteraciones en la microcirculación sanguínea.

Cómo tratar la rosácea: remedios y tratamientos

Como es un problema crónico, es difícil curar la rosácea de forma permanente.

Sin embargo, existen una serie de medidas que pueden ayudar a limitar la aparición del trastorno y también terapias específicas que son eficaces para que los capilares dilatados y las telangiectasias sean menos notorios.

En cuanto a las 'buenas reglas' a seguir, si eres propenso a la rosácea, es recomendable

  • cuida bien tu piel, utilizando emolientes para reparar y mantener la barrera cutánea, dermocosméticos de textura fresca y ligera que favorecen la hidratación superficial y profunda para hacer la piel más resistente a los estímulos externos;
  • evitar los cosméticos con alcohol y mentol;
  • evitar la exposición al sol durante las horas más calurosas del día, rociando agua para refrescar la piel;
  • recuerda siempre aplicar protección alta cuando te expongas al sol;
  • consumir alimentos favorables a la microcirculación como arándanos, frambuesas, kiwis y uvas rojas ricas en bioflavonoides;
  • limite el tabaquismo, el alcohol y las comidas picantes que promueven la vasodilatación.

En los casos en que se presente un enrojecimiento antiestético, se pueden usar medicamentos que constriñen temporalmente los capilares, como la brimonidina y la oximetazolina.

Su efecto, sin embargo, es sólo temporal.

El laser

Para tratar las telangiectasias con resultados más duraderos se puede utilizar el láser Nd:YAG o la luz pulsada.

En ambos casos se utiliza un haz de luz y calor para provocar la coagulación del vaso y su posterior absorción.

De esta forma, los capilares superficiales se vuelven menos perceptibles, excepto los más profundos, que no son alcanzados por la luz pulsada y el rayo láser.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

Epidermólisis ampollosa y cánceres de piel: diagnóstico y tratamiento

Piel: ¿Qué hacer en caso de foliculitis?

Psoriasis infantil: qué es, cuáles son los síntomas y cómo tratarla

Examen Dermatológico Para Controlar Lunares: Cuándo Realizarlo

Qué es un tumor y cómo se forma

Enfermedades raras: una nueva esperanza para la enfermedad de Erdheim-Chester

Cómo reconocer y tratar el melanoma

Lunares: conocerlos para reconocer el melanoma

Melanoma De Piel: Tipos, Síntomas, Diagnóstico Y Últimos Tratamientos

Melanoma: la prevención y los exámenes dermatológicos son fundamentales contra el cáncer de piel

Fuente:

GSD

Puede que también te guste