El índice de Barthel, un indicador de autonomía

El índice de Barthel, funcional para la medida de la autonomía del paciente, es un instrumento universalmente reconocido y considerado uno de los más fiables para la evaluación de la autonomía en las actividades diarias

Entre las escalas de medida utilizadas en la profesión de enfermería, el índice de Barthel es una referencia universalmente aceptada para la evaluación de la función física y la autonomía de los pacientes en las actividades diarias.

Su uso generalizado permite estandarizar el lenguaje interprofesional entre operadores y facilitar la compartición de objetivos para la recuperación de la autosuficiencia del paciente dentro del equipo de trabajo

El índice de Barthel se puede utilizar en pacientes con lesiones neurológicas, accidentes cerebrovasculares, trastornos del equilibrio, ataxia, paraplejía, etc.

La escala es administrada al paciente por enfermeras tanto en el ingreso como en el alta del hospital y también permite evaluar el nivel de desempeño del centro de rehabilitación.

El índice analiza diez variables que describen las actividades de la vida diaria (p. ej., la capacidad para comer, vestirse, manejar la higiene personal, lavarse a sí mismo y a los demás) y la movilidad (moverse de Presidente acostarse, caminar en terreno llano, subir y bajar escaleras).

A cada ítem se le asigna una puntuación que varía según el ítem en sí y el grado de funcionalidad del paciente: total, reducida o ausente.

Una puntuación total más alta corresponde a una mayor probabilidad de poder vivir de forma independiente en el hogar después del alta del hospital o de una sala de cuidados a largo plazo.

El puntaje resultante expresa el grado de asistencia que la condición del paciente requiere en las actividades diarias.

Un valor de cero indica un paciente totalmente dependiente, mientras que un valor de 100, que es el máximo, indica un paciente totalmente independiente.

La evaluación forma la base para la discusión por parte del equipo de trabajo, que es responsable de diseñar el programa de rehabilitación.

El equipo incluye médicos, enfermeras, fisioterapeutas y logopedas.

Para completar correctamente el índice de Barthel, se deben tener en cuenta ciertas pautas:

  • Es necesario registrar lo que realmente hace un paciente y NO lo que podría hacer.
  • El objetivo principal es establecer el grado de independencia de cualquier ayuda física o verbal.
  • La necesidad de supervisión NO hace que el paciente sea dependiente.
  • El desempeño del paciente debe establecerse utilizando las mejores fuentes disponibles, como: preguntas directas a amigos/familiares/enfermeras, pero también mediante observación directa si es posible.
  • Es importante evaluar el rendimiento durante las 24-48 horas anteriores.
  • Una puntuación intermedia en una categoría implica que el paciente participa en más del 50% del esfuerzo.
  • Se permite el uso de ayudas funcionales para lograr la autonomía.

Puntos fuertes:

  • simple y rápido de administrar;
  • permite entrevistas telefónicas de seguimiento.

Debilidades

  • alcance limitado de la evaluación (la escala mide solo funciones básicas y no incluye otros dominios como el cognitivo);
  • insensible a los pequeños cambios.

Lea también:

Emergency Live Aún más… Live: Descargue la nueva aplicación gratuita de su periódico para IOS y Android

Certificación de atención de accidentes cerebrovasculares para el Memorial Hospital de Freemont

Mayor riesgo de accidente cerebrovascular para veteranos con trastornos de salud mental

El accidente cerebrovascular es un problema para las personas con turnos de trabajo prolongados

Escala de accidente cerebrovascular prehospitalario de Cincinnati. Su papel en el departamento de emergencias

Comparación de escalas prehospitalarias para predecir la oclusión de grandes vasos anteriores en el ámbito de la ambulancia

Manejo de convulsiones prehospitalarias en pacientes pediátricos: pautas que utilizan la metodología GRADE / PDF

Fuente:

Doctor enfermera

Puede que también te guste